Qué son los 120 Hz y cómo los fabricantes evitarán que gasten demasiada batería

redmi k30 como solucionaran gasto de energia con pantalla de 120 hz

Este año la tendencia serán las pantallas a 90 Hz, 120 Hz o incluso 144 Hz pero… ¿sabes cómo funcionan o qué ventajas traerán para mejorar tu experiencia de usuario? Además, ¿sabías que estas tasas de refresco, superiores al estándar de 60 Hz, consumen más batería? 

La verdad es que todos hablan sobre las pantallas a 120 Hz pero pocos saben realmente lo que son, ni mucho menos qué ventajas y desventajas traen consigo. Por eso hemos querido aclarar los puntos más importantes sobre esta tecnología, principalmente sobre lo que causa mayor preocupación, el consumo de batería.

¿Por qué tanto alboroto con los 120 Hz en la pantalla del móvil?

Con frecuencia, en el mundo de la tecnología lo que empieza siendo una moda, a menudo cuestionada por muchos, poco a poco se vuelve una tendencia que eventualmente termina por ser la norma. Actualmente ha quedado demostrado que las pantallas con mayor tasa de refresco son capaces de ofrecer una mejor sensación de fluidez en las transiciones de las animaciones.

Es decir, la principal ventaja de las pantallas con mayor tasa de refresco es que ayudan a que el móvil se sienta más rápido y con un movimiento más natural, ya sea que cambies de una aplicación a otra, te muevas entre los menús, quieras ver vídeos o jugar videojuegos con muy buenos gráficos.

Hablando de videojuegos… Las pantallas con tasas de refresco superiores a los 60 Hz son algo nuevo en la telefonía móvil, pero habituales en la industria gaming. No fue sino hasta el desarrollo de los móviles gaming cuando los fabricantes decidieron probar una mayor tasa de refresco para mejorar la experiencia en los juegos móviles.

En poco tiempo, esta novedad dejó de ser exclusiva de móviles como el Razer Phone para estar presente en equipos de gama alta como el OnePlus 7 Pro. Así, las tasas de refresco superiores a los 60 Hz terminaron por popularizarse.

Así funciona la tasa de refresco en la pantalla de tu móvil

La tasa de refresco es la cantidad de imágenes que aparecen en un segundo. O dicho de otro modo, es el número de veces que una imagen se actualiza en un segundo. La unidad utilizada para medir esta frecuencia es el hercio (Hz). En el caso de los 60 Hz, podríamos entender que cada segundo la imagen se actualiza 60 veces. Naturalmente, ocurre lo mismo para los 90 Hz y 120 Hz.

Esto es muy interesante pero es inevitable preguntarnos si realmente podemos apreciar estas diferencias. La respuesta es sí, del mismo modo que ocurrió en su momento con los puntos por pulgada (ppp), existe el consenso de que el ojo humano es capaz de percibir hasta 220 imágenes por segundo, lo que quiere decir que el tope deberían ser, a lo mucho, las pantallas a 240 Hz. Sin embargo, la mayoría de los estudios afirman que solo vemos 24 imágenes por segundo, lo cual es un poco inexacto porque en realidad sí notamos el cambio de los 30 a 60 fps o Hz.

A mayor número de imágenes por segundo es más difícil para el ojo humano percibir cada imagen como una unidad, es por ello que se logra un mejor efecto de fluidez en la transición de las animaciones, como puedes ver en el vídeo que está más arriba.

Sin embargo, no todo es tan simple como parece, además de los hercios existen los fotogramas por segundo, ambos estrechamente relacionados.

Tasa de refresco y fotogramas por segundo

Como ocurre con cualquier otra tecnología, el software debe ir de la mano con el hardware. De nada sirve que la pantalla sea capaz de actualizarse 120 veces en un segundo, si solo se generan 60 imágenes en ese mismo intervalo de tiempo.

Habiendo dicho esto, debemos decir que los fotogramas por segundo (fps) son el número de imágenes que se producen en un segundo. Esta unidad es utilizada en los vídeos para referirse al conjunto de fotos que capta la cámara para producir el vídeo. Además, también es utilizada en videojuegos y en la reproducción de gráficos de PC.

La relación entre los fotogramas por segundo y la tasa de refresco nos ayudan a entender que, si la pantalla de tu móvil tiene una tasa de refresco de 120 Hz pero el contenido corre a 60 fps entonces dará igual que la pantalla sea de 120 Hz. Es decir, estaría desaprovechando el hardware.

Es por ello que la estandarización de las pantallas con mayor tasa de refresco debe ir de la mano con una optimización de los fps que se reproducen en cada aplicación.

Tasa de refresco a 120 Hz y la realidad virtual

Además de los beneficios que ya hemos mencionado, hay una ventaja en la que quisiéramos hacer especial hincapié, la realidad virtual.

La realidad virtual es un campo con muchas utilidades y que se vería beneficiado enormemente de unas pantallas con mayor tasa de refresco. Como hemos comentado anteriormente, el ojo humano es capaz de percibir 220 imágenes por segundo, de manera que una pantalla a 120 Hz, o más, servirá para que la realidad virtual se sienta aún más real y evitemos la fatiga visual en poco tiempo.

¿Cómo evitarán gastar demasiada batería los teléfonos Android con pantalla de 120 Hz?

redmi k30 bateria pantalla a 120 hz consumo de energia

Hasta ahora hemos hablado de todo lo bueno y lo técnico de las pantallas con 120 Hz pero hemos evitado hablar sobre lo negativo. Y es que como en muchas cosas, para disfrutar de algo debemos dar un precio a cambio. Con las pantallas a 120 Hz el precio a pagar por una sensación de mayor fluidez es el consumo de batería.

A mayor tasa de refresco, mayor consumo de batería, así de simple. Si tu móvil pasa de 60 Hz a 120 Hz tendrá el doble de actualizaciones de imagen en un mismo tiempo, pero también tendrá el doble de gasto energético.

Esto es un problema serio que preocupa tanto a los fabricantes como a los usuarios. Por un lado, las pantallas a 120 Hz te garantizan una mejor experiencia de usuario. Pero… irónicamente si esto afecta mucho al consumo de batería entonces no será una tecnología bien recibida, lo que se traduciría como una mala experiencia de usuario. Un problema complejo, ciertamente, sobre todo si consideramos que la duración de batería es un factor decisivo para muchos consumidores.

Ante este problema, hay dos cosas en las que los fabricantes podrían ir trabajando para contrarrestarlo, mejorar la duración de las baterías y desarrollar las tecnologías de refresco adaptativo para móviles.

Mejorar las baterías

Empecemos por lo simple, a mayor consumo de energía es de esperar que los fabricantes deban incluir baterías más grandes para mitigar el gasto energético de la pantalla. Esto funciona bien en móviles gaming pero en la gama alta uno de los puntos más importantes es el diseño; un móvil fino y con materiales premium es lo ideal.

Sin embargo, también hay que reconocer que actualmente las baterías de todos los móviles en general, sin importar a qué gama pertenezcan han ido aumentando su capacidad. Por ejemplo, hoy día es común ver equipos que superen los 4000 mAh.

Otra solución a este problema puede ser es el desarrollo de las baterías de grafeno, un material revolucionario y con potencial en muchas áreas, capaz de mejorar la duración de la batería, los tiempos de carga y la vida útil. Pero, lamentablemente todo indica que tendremos que esperar un buen tiempo para probarlas.

Tecnologías de refresco adaptativo

El refresco adaptativo busca sincronizar la velocidad de la pantalla (Hz) con los gráficos (fps). Es decir, que los Hz bajen o suban  de acuerdo al caso, para igualar los fotogramas por segundo. De este modo, la pantalla sólo irá a 120 Hz cuando sea necesario y así mejorará el consumo de batería.

En ordenadores el uso de tecnologías de refresco adaptativo como G-Sync o FreeSync es algo normal pero faltaría ver cómo se adaptan al entorno móvil. Por ejemplo, iPhone ya incluye su tecnología ProMotion para optimizar el uso de las tasas de refresco. Por lo pronto, la ventaja de una pantalla más fluida se notaría principalmente en la navegación a través de la interfaz del móvil.

Los móviles actuales con tasas de refresco superiores a los 60 Hz

redmi k30 gasto de energia con pantalla de 120 hz como solucionaran fabricantes

Muchos esperan que en 2020 las pantallas con tasas de refresco a 90 Hz, 120 Hz e incluso de 144 Hz sean la tendencia. De hecho, los rumores apuntan a que el inminente Samsung Galaxy S20 tendrá una pantalla AMOLED a 120 Hz, lo mismo que el OnePlus 8.

Sin embargo, mientras que estos y otros móviles llegan, podemos disfrutar de esta novedad en varios móviles que están a la venta ya mismo. Estos son los móviles con tasas de refresco mayores a los 60 Hz:

Como seguramente habrás notado, la mayoría de los móviles en esta lista son de gama alta y orientados al sector gaming. Por suerte, poco antes de que terminase el 2019 Xiaomi presentó un móvil que ha llamado la atención por varias razones. El Redmi K30, en su versión 4G y 5G, es un gama media a precio de regalo que cuenta con un panel IPS LCD a 120 Hz. Este móvil, en cierto modo, ha llegado para sentar precedente en varios aspectos.

Entre otras cosas, el Redmi K30 crea el camino para que tanto la conectividad 5G como las tasas de refresco superiores a los 60 Hz puedan llegar a la gama media, permitiendo que millones de usuarios puedan disfrutar de estas tecnologías.

Apenas estamos empezando 2020 y aún queda mucho por ver, pero si el mercado sigue la ruta establecida por móviles como este, solo podemos decir que el futuro luce bastante prometedor.