¿Sabes qué es el chip Soli de Google y cómo podría cambiar el mundo? Descúbrelo aquí

chip soli de google funcionamiento

Google parecía tener algo grande entre manos cuando lanzó el Pixel 4 con el chip Soli como la gran innovación que ofrecía. Y no es para menos, pues este chip (al que también podemos llamar radar) permite controlar con gestos en el aire el Pixel 4 sin tocar la pantalla. La compañía bautizó a estos gestos como Motion Sense y parecía que iba a potenciarlos por mucho tiempo por ser algo realmente innovador y exclusivo de sus móviles. Sin embargo, el encanto duró poco: los Pixel 4a y 5 llegaron sin el radar Soli y no hemos sabido nada más de este chip… hasta ahora.

Y es que Google acaba de lanzar una nueva pantalla inteligente Nest Hub que incluye un chip Soli para la monitorización del sueño. Así que es el momento oportuno de descubrir qué es exactamente el chip Soli de Google y por qué es una de las innovaciones con más potencial en el mundo de los dispositivos móviles que hemos visto en los últimos años. Acompáñanos a conocerlo en profundidad…

¿Qué es el radar Soli de Google?

project soli chip de google

El chip Soli es el protagonista principal del Proyecto Soli que Google presentó originalmente en 2015. Se trata de un radar diminuto que es capaz de seguir en tiempo real los movimientos de las manos de una persona. Y lo hace con una precisión submilimétrica para poder detectar gestos sutiles, y a velocidades muy altas para controlar algo de la misma manera que lo hace un toque o una pulsación larga en una pantalla.

Lee también:  5 series parecidas a Okupas que tienes que ver en Netflix

Radares de este tipo ya existían antes de que Google los inventara, pero no en el tamaño del chip Soli que mide apenas 8 x 10 mm pese a tener un sensor y varias antenas. Su tamaño tan reducido permite que pueda ser usado en móviles, tablets, relojes, pulseras, dispositivos de IoT y en prácticamente cualquier dispositivo portátil. Por supuesto, también se puede usar en PC, automóviles, Smart TV y en cualquier otra tecnología donde se requiera una mínima interacción entre el humano y la máquina.

Otra de las bondades que ofrece el chip Soli de Google frente a otros radares similares es su bajo consumo de energía debido a que no tiene partes móviles. Además, no se ve afectado por las condiciones de luz y funciona a través de la mayoría de los materiales, por lo que es muy efectivo en la detección de movimiento.

¿Para qué sirve el chip Soli de Google y por qué puede cambiar el mundo?

Google creó el chip Soli para ofrecer una forma más intuitiva de interacción entre los humanos y los dispositivos. En vez de controlarlos tocando una pantalla, Google quiere que los controlemos con gestos en el aire gracias al radar Soli. Por ejemplo, en el Google Pixel 4 (que usa este chip) puedes cambiar de canción con solo pasar tu mano por encima del teléfono. También puedes encender la pantalla del móvil y desbloquearlo automáticamente con solo acercarle tu mano.

Lee también:  ¿Adiós a la marca Mi? Xiaomi cambiará de rumbo en sus próximos productos

Sin embargo, esto sería lo más «tímido» que puede hacer el radar de Google que viene con unos gestos universales precargados más interesantes como pulsar un botón invisible entre los dedos pulgar e índice, o frotar los dedos pulgar e índice para bajar o subir el volumen de un dispositivo. La idea del radar Soli es permitir controlar cualquier dispositivo, sin tener que tocarlo, con gestos aéreos intuitivos que imiten la acción que se desea realizar en el dispositivo.

Esto es verdaderamente el futuro, ya que nos podría permitir usar todos los dispositivos que tenemos a nuestro alrededor de forma más simple, sin tener que tocar nada y con acciones más fáciles de realizar para cualquiera. Sin embargo, en la nueva implementación del chip Soli, Google solo ha aprovechado su potencial para seguir los movimientos de las personas durante las horas de sueño con la pantalla inteligente Nest Hub.

Una tecnología que aún no ha explotado todo su potencial

google nest hub

Si Google llega a aprovechar algún día al máximo el chip Soli, podría cambiar por completo la forma a la que estamos acostumbrados a controlar los dispositivos. Sería una revolución equivalente a la de las pantallas táctiles. Haría de los wearables dispositivos más funcionales de lo que son ahora por no tener pantallas (o por tenerlas muy pequeñas). Eliminaría los mandos de las Smart TV, mejoraría el control de los altavoces inteligentes para no tener que hablarles todo el tiempo, y mucho más…

Lee también:  El mando DualSense de PS5 ya funciona con Remote Play, pero no del todo

Eso sí, no solo serviría para convertirnos a nosotros mismos en controles remotos. Después de todo, estamos hablando de un radar que detecta pequeños y grandes movimientos. También se podría usar con motivos de seguridad o para hacer funciones automáticas geniales como aumentar el volumen de los altavoces cuando se detecte gente de pie, apagar el televisor cuando no hay nadie al frente por un determinado tiempo, enviarte notificaciones al móvil cuando tu familia o mascotas se hayan despertado, etc.

El límite es la imaginación de los fabricantes, pero también el dinero. Y es que, irremediablemente, incluir un chip Soli en todos los dispositivos donde quisiéramos tenerlo aumentaría su precio considerablemente y eso a los usuarios no les gustará. Además, los humanos somos seres de costumbres que nos cuesta adaptarnos a los cambios radicales, por los que nos tomará un tiempo aceptar el uso del chip Soli y sus gestos. Pero estamos seguros de que si Google explota todo el potencial de su radar, en unos años podría convertirse en un chip estándar incluido en la mayoría de dispositivos.