Power Bank o funda con batería, ¿qué es mejor para tu Android?

bateria-externa-vs-funda-bateria

Está claro que los smartphones de hoy en día nada tienen que ver con los de hace pocos años. La evolución en sus componentes ha hecho que actualmente los teléfonos móviles tengan más capacidades, con diseños más finos y ligeros.

Sin embargo, también está claro que la batería sigue siendo uno de los puntos a mejorar. La mayoría de los usuarios nos vemos en la misma tesitura: tener que cargar el móvil a diario. De hecho, algunos lo hacen más de una vez al día.

Aunque ya hay quienes trabajan en la búsqueda de soluciones, como Huawei con las baterías de grafeno, o los ingenieros que acaban de crear un teléfono sin batería que se recarga solo. Pero lo cierto es que los usuarios seguimos teniendo un problema. De momento, lo más recurrente es utilizar accesorios.

Existen las conocidas como Power Bank (las baterías externas o portátiles), pero también las fundas con batería. Es lógico que surjan dudas a la hora de escoger. Así que veamos qué ofrecen y cuál es más conveniente según la necesidad de cada uno.

Batería externa o Power Bank

Estos dispositivos van aparte del smartphone y se conectan a él mediante un cable usb por el puerto del cargador. Basta con conectar la batería externa a la corriente eléctrica o a un ordenador para cargarla. Aquí tienes estos 3 consejos para evitar dañar una batería externa.

Los Power Bank ofrecen ventajas, como es la posibilidad de realizar varios ciclos de carga. También es interesante su compatibilidad no solo con smartphones, sino con otros dispositivos, como pueden ser tablets. El inconveniente que tienen es que para algunos suponen un trasto más que llevar encima. Aunque hay modelos muy ligeros que ocupan poco espacio.

Ejemplos de baterías externas

Una batería externa pequeña pero que hace bien su trabajo es la EasyAcc de 6400 mAh, que puede presumir de diseño compacto y acabados metálicos. Es compatible con la tecnología de carga rápida y su precio es realmente atractivo. Puedes encontrarla por 16 euros en Amazon.

Otra buena opción es la Xiaomi Power Bank Pro de 10000 mAh, que cuenta con puerto USB Tipo-C y carga rápida. Tiene un diseño fino, con solo 12,6 mm de grosor, 75 mm de ancho y un peso de apenas 224 gramos. Es mejor que la anterior, pero su precio también es más elevado, de 55 euros.

Por un precio inferior, de 30 euros, puedes encontrar otra alternativa con más capacidad, como es la Anker PowerCore de 20100 mAh. Cuenta con sistema de protección y seguridad de la marca, además de tecnología PowerIQ y Voltageboost, para llegar a 4,8 amperios de salida.

Si lo que quieres es aún más capacidad, quizá te interese más la AUKEY de 30000 mAh, una bestia por solo 45 euros que cuenta con carga rápida Quick Charge 3.0 de Qualcomm, dos puertos USB Tipo-C, además de uno microUSB para que puedas cargar, por ejemplo, tu Nintendo Switch.

Funda con batería

Como su propio nombre indica, se trata de una funda que integra batería para ofrecer una carga extra al smartphone. Su ventaja más destacada es que, a diferencia de una batería externa, no hay que llevar un dispositivo de más, ya que va puesta en el móvil. Esto puede interesar a aquellos usuarios que no están dispuestos a cargar con más aparatos.

Un aspecto interesante es que gestiona la carga de forma automática. Es decir, que mientras la funda con batería esté conectada al smartphone, lo irá cargando cuando sea preciso. Sin embargo, también presenta un inconveniente bastante notorio: ocupa más que una funda convencional y resta atractivo al diseño del terminal.

Pero no es el inconveniente más importante, porque eso es cuestión de gustos. En lo que realmente pierden es en que ofrecen capacidades de carga inferiores a las baterías externas. Y esto sí que puede ser decisivo. Además, no son compatibles con otros dispositivos como los Power Bank.

Ejemplos de fundas con batería

Podemos encontrar por ejemplo la Samsung Backpack para Galaxy S7 Edge, por 53 euros. Este modelo en concreto cuenta con 3400 mAh, bordes flexibles y un indicador LED de cuatro niveles.

Pero también está la funda con batería de SAVFY, con una capacidad de sube a los 5200 mAh y un precio que baja a los 24 euros. Si tienes ya el nuevo Galaxy S8 Plus, esta funda de Moonmini ofrece 5500 mAh y carga rápida por 29 euros.

Conclusión

Lo cierto es que el catálogo de fundas con batería es muy reducido en comparación con el de los Power Bank. Además, está muy centrado en iPhone, y si se trata de Android solo encontramos para marcas grandes como Samsung. En cuanto a la relación capacidad/precio es mucho mejor en el caso de las baterías externas.

Los diseños de estas últimas han evolucionado mucho. Hasta llegar a pesos y dimensiones muy reducidos para que no sean una molestia en el transporte. Así que creo que, en el caso de necesitar una dosis extra de energía cuando no tenemos cerca una fuente de corriente eléctrica, la mejor apuesta es una batería externa. Obviamente, la decisión va en función de lo que cada uno vea más útil. ¿Tú qué prefieres?

Al menos hay buenas noticias sobre este tema, porque la UE obligará a los fabricantes a actualizar sus móviles y poner baterías reemplazables. En cualquier caso, lo mejor es cuidar nuestros smartphones y procurar que su vida útil sea más larga. Para ello, echa un vistazo a estos trucos para bajar la temperatura del teléfono en verano. Medidas sencillas pero muy recomendables, sobre todo en estos calurosos días.