LG G5 stand

Parece que solo el Samsung Galaxy S7 es el único móvil que se ha presentado en el marco al MWC de 2016 pero lo cierto es que esto no es para nada cierto. LG también ha dado un gran salto y cambio con su LG G5, un móvil que innova (vamos a llamarle cambia) un montón de cosas, esto hace que el LG G5 coja un camino un tanto paralelo al sector de smartphones y haga las cosas a su manera.

A diferencia de la presentación aquí en su stand ya se pueden probar los móviles sin ningún problema y la unidad que hemos cogido para las fotos estaba equipada con la batería externa que se conecta en el Magic Slot del LG G5, un slot habilitado para mejorar este smartphone semi-modular.

LG G5 en mano

¿Qué nos ha parecido el LG G5?

De momento hemos probado un poco el terminal y sería un tanto erróneo hacer el terminal ya que para eso se necesitan días y hábitos de uso, pues es difícil evaluar un móvil que hemos probado durante unos minutos. Ahora bien, sí es cierto que se pueden extraer muchas conclusiones a través de esta prueba y sabréis qué nos ha parecido.

A diferencia de otros terminales anteriores de la gama LG esta vez LG se ha dado cuenta de que lo usuarios buscan un móvil con una pantalla no muy pequeña pero que a su vez sea bastante compacto y eso es lo que han logrado con el LG G5, ofrecer un terminal compacto pero con una pantalla de 5,3 pulgadas, algo que a LG se le da bastante bien pues con los botones en la parte trasera se solía ahorrar mucho espacio aunque ahora las cosas han cambiado, solo encontramos el sensor de huellas en la parte trasera y todo lo demás se puede encontrar en el lateral del terminal.

En cuanto al diseño nos encontramos con un terminal bastante pulido pero que nada tiene que ver con la saga LG, parece que este LG G5 es un móvil completamente nuevo y se nota por su diseño en aluminio muy bien acabado, la doble cámara trasera que saca unas fotos bastante decentes y nos brinda posibilidades de uso muy elevadas pero, a la vez, complejas. Lo cierto es que este G5 tiene un sistema de cámara muy complejo que a veces complicará un poco la experiencia a los usuarios menos avanzados lo que hará que estos opten por otra vía diferente. En cuanto a la cámara habilitada para el selfie sí es cierto que también se aprecia una buena experiencia, esta vez algo más básica.

Magic Slot LG G5

A la hora de utilizar el terminal, que trae instalado Android 6.0 Marshmallow con la capa de personalización de LG, se siente muy rápido pues tiene uno de los procesadores más potentes del mercado y especificaciones más que suficientes para que se sienta de esta forma. Debo admitir que nunca me ha gustado demasiado la personalización de LG y esta vez sigue siendo muy continuista, no hace como las otras marcas que cada vez personalizan menos la interfaz y añaden menos aplicaciones extra.

El LG G5 no parece un móvil de LG

Debo admitir que esto es algo personal pero se me ha quedado un sabor un tanto amargo al probar el LG G5, pues a pesar de ser un terminal bastante completo y potente siento que LG ha hecho un cambio muy arriesgado hacia una vía tenebrosa. Llevar una batería de estas con 4000 mAh en el módulo mágico es un engorro, lo cierto es que con la simple posibilidad de cambiar la batería creo que podría ser más que suficiente. Me gustaría ver en este módulo más opciones que incrementaran las capacidades del terminal aunque no sabemos si en el futuro LG utilizará el slot para esto o es puro marketing.

Camara trasera LG G5

¿Queréis saber algo del LG G5? Utilizar los comentarios para intentar aclarar vuestras dudas ya que mientras lo tengamos por aquí será fácil informaros de todo lo relacionado con él.

    COMENTARIOS