Podría ser perfecto, pero no lo es, esa es la frase con la que voy a describir el Galaxy S8. Hoy ha llegado el momento de hacer la review del Galaxy S8, el móvil más esperado del año que Samsung ha presentado en un evento más tardío al MWC de 2017. Este es el primer año que me compro un dispositivo sin haberlo probado primero y lo cierto es que no ha ido tan mal como esperaba pero sí que hay algunas cosillas del Galaxy S8 que no me terminan de convencer.

No, no hay nada de malo en el terminal, finalmente me quedaré con él y venderé mi antiguo Galaxy S7 pero hay algunos matices que, personalmente, no terminan de convencerme y hacen que tenga un sabor agridulce. Ahora bien, es el mejor móvil del año sin duda y en las siguientes líneas os explicaré porque me contradigo tanto, porque lo haré. El Samsung Galaxy S8 llega en un mal momento, Samsung tenía que darlo todo después del fiasco del Galaxy Note 7 y los coreanos se vieron presionados a lanzar el mejor terminal nunca visto. Esto ha hecho que pasase la única cosa que no me gusta del Galaxy S8, que el lector de huellas se vaya a la parte de atrás. Funciona bien pero no es tan cómo en la parte delantera y, aún por encima, no está situado en el mejor lugar. Menos mal que tiene otros métodos de desbloqueo porque en caso contrario me hubiese vuelto loco. Comencemos.

Galaxy S8 Unboxing

Samsung Galaxy S8: El análisis completo

El Samsung Galaxy S8 y Galaxy S8 Plus son prácticamente iguales, la única diferencia está en el precio, tamaño de pantalla y tamaño de batería que, supuestamente, va a acorde al tamaño de pantalla aunque estoy seguro de que la batería del Galaxy S8 + todavía durará más que la del Galaxy S8 que ya de por sí, es buena.

Sus especificacione son de las mejores del mercado y de eso que no quede duda, mucha gente cree que Samsung no iba a dar el nivel este año pero el móvil es un lujazo por dentro y ya os contaré por fuera, ahí si que no tiene rival a día de hoy.

Especificaciones del Samsung Galaxy S8

El Samsung Galaxy S8 apenas tienen diferencias con el Galaxy S8 +, aquí puedes verlas pero las especificaciones son más o menos las mismas salvo esas pequeñas matices en la pantalla y batería.

  • Pantalla de 5,8 Infinity Display curvada a ambos lados. Monta un panel super AMOLED con resolución Quad HD + de 2960 x 1440 píxeles. Integra un filtro de luz azul y tecnología Always On Display.
  • Procesador Samsung Exynos 8895 con 8 núcleos a 2,3 GHz.
  • 4 GB de memoria RAM y 64 GB de almacenamiento que se pueden ampliar con una microSD.
  • Resistencia al agua IP68.
  • Cámara trasera de 12 MP Dual-Pixel y cámara delantera de 8 MP. Ambas tienen f/1.7 y OIS.
  • Batería de 3000 mAh con carga rápida (compatible con QC 2.0) y carga inalámbrica.
  • Bluetooth 5.0, USB Type-C, NFC, GPS, Glonass, Beidou, Galileo, WiFi AC de doble banda y soporte para redes 4G LTE de Cat.16.

Si te gustaría conocer más a fondo las especificaciones del Galaxy S8 aquí puedes consultarlas una por una ya que no es el objetivo de esta review. Pero lo que queda claro, nada más verlas, es que monta las mejores tecnologías del mercado, tanto en cámara como en potencia donde su Exynos y su pantalla van a ser una de las mejores bazas para comprar el Galaxy S8. Integra lector de huellas en la parte trasera, lector de iris y reconocimiento facial para desbloquear el móvil. Ambas tecnologías funcionan bastante bien.

Contenido de la caja: No hay regalos pero sí está todo

Este año Samsung no ha hecho ninguna promoción, no hay regalos, de momento, con los packs de preventa del Galaxy S8 pero sí que hay algo que otros años no había, contenido en la caja a aburrir:

  • Samsung Galaxy S8
  • Manuales y papeles de garantías y acuerdos
  • Cargador rápido de Samsung (el mismo que lleva el Galaxy S7) pero esta vez en negro, no en blanco.
  • Adaptador para conectar un USB normal al USB Type-C.
  • Adaptador para convertir el USB C en microUSB hembra.
  • Cable de USB a USB C para cargar el teléfono y conectarlo al PC.
  • Auriculares de gran calidad AKG.
  • Pinza para extracción de la bandeja SIM.

Tal y como puedes ver no falta de nada y este año los auriculares AKG que integra el Galaxy S8 sín son unos auriculares de gran calidad, mejores incluso que los que traía el Galaxy S7. Estos auriculares sumados al jack de audio de 3,5 mm del que Samsung no se ha olvidado van a dar mucha guerra porque son realmente buenos.

El diseño del Galaxy S8: Perfecto e impoluto

Galaxy S8 Midnight Black

Una vez hemos repasado los puntos fundamentales y teóricos pasemos a la acción. El diseño del Galaxy S8. Sin duda, cada vez que veo el terminal, me enamoro de él de nuevo. Este año Samsung ha puesto toda la carne en el asador y ha creado un dispositivo muy fino, con una pantalla curva (menos curvada que antes) que realmente mejora el diseño (aunque sin mucha utilidad) y ha pulido los bordes de forma que el terminal se funda en uno.

El diseño del Galaxy S8 supera a todo lo conocido, no hay nada igual

Se acabaron los problemas de agarre de la pantalla Edge o eso de tocar la pantalla con las manos sin querer. Samsung detecta cuando pulsas en los laterales pero la curva se ha pulido tanto que apenas se aprecia para su uso pero sí para su diseño donde el Galaxy S8 no tiene ningún rival a día de hoy.

Si nos fijamos en el terminal este año el color negro hace que todo se funda en uno. He optado por la versión Midnight Black precisamente por eso, porque es el teléfono que mejor hace gala del nuevo diseño. Cuando lo coges por primera vez te das cuenta de que es realmente estrecho (más que el Galaxy S7) y un poco alargado de más. Si tienes una mano pequeña te costará llegar a la parte alta de la pantalla y puede que tengas que echar mano de tu otra extremidad.

Galaxy S8 USB C

En la parte frontal vemos prácticamente todo pantalla, donde la zona baja de la misma tiene una zona con force touch que permite desbloquear el terminal sin pulsar botones. En la parte superior está la cámara delantera, el sensor para reconocer tu iris y también el altavoz que este año se ha metido para dentro y queda muy bien protegido de cualquier tipo de arañazo, además de no dañar el estilo visual del teléfono con algún tipo de protuberancia.

Ya si nos vamos a los laterales encontramos una parte metálica pero esta vez coloreada de negro que hace que el terminal parezca otro. No hay lateral metálico como en el Galaxy S7, es metálico pero pintado del color del terminal. En los laterales nos encontramos con el botón de encendido en la parte derecha y con los botones de volumen y nuevo botón para Bixby en la parte izquierda del terminal.

Galaxy S8 bandeja SIM

En la parte superior está el micrófono de cancelación de ruido y el slot para microSD y nanoSIM. En la parte inferior tenemos el puerto de carga que esta vez sí es USB Type-C, el jack para auriculares de 3,5 mm, el altavoz (esta vez con una sola fila de agujeros y no con dos) y el micrófono. Personalmente me hubiese gustado que hubiese una versión blanca y que en las versiones coloreadas el borde delantero no fuese negro sino del color en cuestión, me habría atraído irme a por un Galaxy S8 blanco.

En cuanto a la trasera tenemos de nuevo una cámara Dual-Pixel que nos recuerda a la del anterior Galaxy porque es muy similar pero sigue sin sobresalir aunque cuenta con un aro de protección que evita que la lente se dañe. También tenemos un sensor de pulso cardíaco, el flash y el lector de huellas en un lado que no es el óptimo pero al que uno termina por acostumbrarse con el paso de los días. El diseño es realmente bueno, sin duda el móvil te va a gustar mucho pero hay que saber que estás ante un móvil con pantalla curva y eso significa que tendrás que huir de las caídas o lo podrías dañar. El Galaxy S8 ha demostrado muy buena resistencia a la torsión y caídas pero como lo lleves sin funda y seas muy torpe o te caiga de muy alto debes saber que se puede romper como cualquier otro móvil. Después de hablar del diseño hay que comentar

La cámara del Galaxy S8

Galaxy S8 trasera

Una de las cosas que más preocupa a los usuarios es la cámara del Galaxy S8. Para entender las mejoras con respecto a las del Galaxy S7 tenemos que hablar de la cámara delantera y de la cámara trasera. En primer lugar la cámara trasera es muy similar pero el software de cámara ha sido optimizado y mejorado de forma que las fotos sean todavía mejores.

Este año Samsung ha optado por añadir stickers, máscaras al estilo Snapchat y más cosas. Hemos desmenuzado la cámara al completo del Galaxy S8. Aquí puedes ver cómo es, paso a paso, la aplicación de la cámara del Galaxy S8. La cámara lleva un sensor de 12 MP Dual-Pixel (en mi caso firmado por Samsung, un sensor ISOCELL), f/1.7 y estabilizador óptico. Más abajo, en la galería, se pueden ver fotos cotidianas. En vez de hacer una selección de las mejores fotos del Galaxy S8 hemos cogido y capturado situaciones cotidianas con poca luz, con mucha, etc. para que veáis el rendimiento real de la cámara en los diferentes entornos, algo que la mayoría de reviews no muestran. Las fotos son un pelín mejores que las del Galaxy S7 pero donde realmente está el avance, a parte del software, es en el cámara delantera.

La cámara delantera, la mejora más grande para fotos

Además del diseño, rendimiento y autonomía de las cuales ya hablaremos, Samsung ha mejorado algo que llevaba años dejando un poco por detrás de sus competidores, la cámara delantera. Este año Samsung se ha animado a montar un sensor de 8 MP con f/1.7, autoenfoque y también estabilizador. Sí, una cámara para selfies que hará unas fotos brutales y que es capaz de grabar en 4K aunque, en esta opción, sin estabilizador óptico.

¿Cómo te quedas? Una cámara frontal que supera a todo lo que habíamos visto en Samsung y en otras marcas logrando resultados impresionantes. Vas a tener que limpiarla bien, eso sí, porque es un móvil que se empaña bastante si te sudan las manos. En cuanto a la cámara trasera hasta Samsung te recordará que limpies la lente porque con la mala situación del lector de huellas es probable que más de una vez le roces con el dedo.

Rendimiento y autonomía del Galaxy S8

Después de maravillarnos sobre el diseño y la cámara llega el momento de hablar de algo que preocupa, el rendimiento y la batería. Sobre el primero no hay nada que decir. El rendimiento del Galaxy S8 es el mejor del mercado, sin duda alguna. El móvil vuela gracias al aumento a 4 GB de RAM y esos 64 GB de almacenamiento nos vienen de perlas para no llenar el móvil y empezar a sufrir.

Interfaz Galaxy S8

No hay problemas de rendimiento pero tampoco los hay de batería, no. La batería del Galaxy S8 ofrece una duración similar a la de su homónimo del año pasado. ¿Esto que quiere decir? Pues que si véis nuestras pruebas de batería del Galaxy S8 os váis a dar de cuenta de que la batería puede aguantar hasta 7 horas de pantalla en la versión base, más o menos lo mismo que duraba la del Galaxy S7 al principio o quizás un poco más. Si el móvil con el procesador más potente del mercado no puede con todo ningún otro lo haría. En cuanto a TouchWiz ya estaba acostumbrado a él porque tenía Nougat en el Galaxy S7 y es similar pero todo está bastante claro.

7 horas de pantalla con 5,8 pulgadas y 3000 mAh, esos son los datos a tener en cuenta

Hay añadidos importantes en seguridad como Samsung Pass que gestiona nuestras contraseñas, la carpeta segura, el cifrado por defecto del móvil y algunas cosas más que agradecerás en el día a día. Solo hay que ver lo bien que funciona el reconocimiento facial para olvidarse del lector de huellas. Y sí, la batería es tan buena que para la gente que usa menos la pantalla el rendimiento será muy superior al Galaxy S7 porque el móvil en espera no gasta nada, su procesador es muy pero que muy eficiente y más si tenéis la versión Exynos que se vende en Europa. Tenemos entendido que la autonomía del Galaxy S8 con Snapdragon 835 es un pelín peor pero eso no podemos confirmarlo.

Galaxy S8 analisis

La pantalla, un valor añadido

Y por último, no nos vamos a ir sin mencionar su pantalla. El nivel de brillo, calidad de los blancos, negro perfecto, buen consumo, optimización para aplicaciones de formato ancho, etc. Nada que decir negativamente de la misma. Es impresionante, es la mejor pantalla que he visto en un móvil y no es porque sea el que me he comprado. Hay quien dice que algunos tienen problemas con el tinte rojo pero Samsung afirma que eso tiene solución, en nuestra unidad 0 problemas de momento.

Conclusión sobre el Galaxy S8

¿Que quieres uno? Claro, pues tocará a desembolsar los 800 euros que cuesta. El Galaxy S8 de Samsung llega en un momento difícil pero las reservas del terminal han superado un 30% las del Galaxy S7 y el camino a seguir es realmente bueno.

Es cierto que es un poco más duro y resistente pero también, al ser curvado en todas las versiones, es más peligroso en cuanto a las caídas, no es que no vaya a aguantar una caída pero mejor una funda. Aquí tienes las mejores fundas del Galaxy S8 que te puedes comprar. Creo que he comentado todo a lo largo de la review y ahora intentaré sintetizar lo mejor y lo peor del terminal en los puntos fuertes y malos del mismo. La mala colocación del sensor de huellas es lo único que no me convence del teléfono pero por eso no puedo decir que sea malo, todo lo contrario. Pero sí que no puedo decir que es perfecto, casi lo es pero no.

Lo que más me ha gustado del Galaxy S8

  • Pantalla, perfecta.
  • Cámara, la delantera es impresionante y la trasera un pelín mejor que la de mi antiguo S7.
  • Batería, podría ser mejor pero con esta capacidad aguanta lo que le echen, sin problema 2 días de autonomía con uso normal.
  • Diseño, cada vez que alguien lo ve, se queda atónito de lo bien fabricado y terminado que está. Aquí sí que no hay dudas, tengo el móvil más bonito del mercado.

Lo que menos me ha gustado del Galaxy S8

  • El sensor de huellas, podría estar bajo la pantalla o centrado en la parte trasera, no termina de gustarme.
  • El reconocimiento facial a veces falla y eso hace que tenga que usar el lector de huellas.
  • La pantalla es un poquito alargada y eso hace que tengas que acostumbrarte a usarla y que algunas aplicaciones no funcionen a pantalla completa.

¿En dónde compraría el Samsung Galaxy S8?

Es caro, pero no más que la competencia. El terminal es caro pero si lo enfrentamos a la competencia se vuelve barato. Eso sí, en caso de comprarlo lo que tengo claro es donde lo haría, en Amazon. Si tengo cualquier problema con él durante la garantía Amazon se hará cargo sin problemas y sin preguntas.