5 razones por las que compraría el Galaxy S8 antes que el Mi Mix 2

galaxy s8 oreo novedades

Tengo un Galaxy S8, ya os lo adelanto, pero soy muy fan de Xiaomi aunque recomendar el Xiaomi Mi Mix 2 antes que un Galaxy S8, comprados ambos en España, me parece una locura.

La razón no es otra que comprar dos móviles con precios similares, ahora mismo el Galaxy S8 está por unos 545 euros (aquí te lo puedes comprar a ese precio, en Amazon en España) y el Xiaomi Mi Mix 2 se consigue en ese misma web por 499 euros (aquí puedes ver el Mi Mix 2 en Amazon). A pesar del aumento de precio, unos 46 euros, hay diferencias más que notables para elegir el Galaxy S8 y, a mi parecer, ninguna para decantarse por el Xiaomi Mi Mix 2.

Xiaomi Mi Mix 2 diseño

¿Qué cosas hace mejor el Galaxy S8 de Samsung que el Mi Mix 2 de Xiaomi?

A mi forma de ver, muchas, pero voy a elegir 5 de las cuales considero muy pero que muy importantes y que, en un mismo rango de precios, no son negociables.

Lee también:  Así es la actualización MIUI 12.5 Enhanced Edition: solo para algunos móviles Xiaomi

El Galaxy S8 tiene una mejor pantalla

El Galaxy S8 de Samsung no solo tiene una mejor pantalla, sino que además de eso goza de una mejor resolución y de una tecnología que consume menos energía, la tecnología AMOLED.

En este caso Samsung no tiene rival, la pantalla del Galaxy S8 es una de las mejores del mercado y aunque sido mejorada en el Galaxy Note 8 el Mi Mix 2 no puede hacerle frente, ni por asomo. Es curva y muy bonita pero es que ese detalle, el de la curva, es lo de menos. Todo lo demás es mejor en el S8.

La cámara del Galaxy S8 es de las mejores del mercado

En otro punto crucial, esta la cámara. Ambas son de un solo sensor pero la cámara del Galaxy S8 se ha hecho un hueco en las mejores del mercado mientras que la del Mi Mix 2, a espera de un análisis en DxOMark que no llega, no está a la altura.

Es una de las muchas pegas del Mi Mix 2, el no tener una cámara mejor que la del Xiaomi Mi 6 pero costando todavía más que este y saliendo más tarde. El diseño no lo es todo, Xiaomi. Si al menos tuviese una doble cámara con algún efecto chulo, pero no, no tiene nada de eso.

Lee también:  Nuevo UMIDIGI A11 Pro Max, un gama media con 48 MP por 120 €

El mejor diseño del año, sin dudarlo, el del Galaxy S8

El Xiaomi Mi Mix marcó una época, no hay dudas de ello. Uno de los mejores lanzamientos del año pasado fue este Mi Mix, el cual hemos analizado a fondo. Este año las cosas han cambiado.

El Xiaomi Mi Mix 2 no solo tiene un peor aprovechamiento del frontal que el Galaxy S8 sino que además, en su versión no cerámica, sus marcos son muy pronunciados y no llegan al borde en ninguno de los dos. En este año el Mi Mix 2 no ha hecho nada nuevo, como en el anterior.

Samsung DeX

Samsung DeX, una posibilidad desconocida

Otra de las posibilidades que la gente no aprovecha del Galaxy S8 es Samsung DeX y la posibilidad de convertir el móvil, con un accesorio, en un PC de mesa. No es como un PC en realidad pero sí es útil para el que le guste trabajar desde el escritorio y funciona muy bien. Aquí puedes encontrar el DeX a buen precio. Es más, el DeX es tan potente que ya puede ejecutar Linux.

La resistencia al agua, mucho más útil de lo que parece

Y por último, algo imperdonable para estos dispositivos en pleno 2017 con un precio tan elevado. El Xiaomi Mi Mix 2 no tiene ningún tipo de resistencia al agua mientras que el Galaxy S8 sí goza de IP68.

Lee también:  Aprovecha la oferta del Amazon Kindle para leer libros gratis todo el verano

Es posible que el futuro Xiaomi Mi 7 sí venga con resistencia al agua pero este año Xiaomi todavía no estaba preparada y por esos 46 euros de precio yo no lo dudaría un instante.

¿Tú sí? ¿Tienes alguna duda para comprar el S8 antes que el Mi Mix 2? No hay nada que el teléfono de Xiaomi haga mejor. Por más que rebusco, a precios iguales, no veo ninguna razón para comprar el Mi Mix 2. No hay ningún apartado en el que destaque por encima de Samsung. La única razón que podría encontrar es que MIUI es un sistema que gusta mucho pero es que con todas las diferencias que hay nunca se lo recomendaría a nadie.