5 mitos de Android que son historia en pleno 2019

mitos sobre android

Aunque el trabajo de Google por mejorar Android sigue adelante, trayendo numerosas novedades en cada nueva versión publicada, lo cierto es que aún quedan muchos mitos en la memoria de los consumidores, y que hoy ya son parte del pasado de este sistema operativo.

Por esto, se hace necesario resaltar todos esos pendientes de Android que ya no lo son. Debido a que solo de esta manera podremos aumentar su popularidad, y con ello los beneficios que Google pueda ofrecernos más adelante. Por lo que te traemos 5 mitos de Android que han pasado a la historia en 2019.

Android no es seguro

vulnerabilidad seguridad android

Este mito tiene dos vertientes, una relacionada con la cantidad de usuarios, y la otra, ligada al pasado de Google, y la privacidad de los datos que otorgamos al navegar en la web o utilizar sus dispositivos.

Por un lado, tenemos que una vulnerabilidad hace más ruido en Android porque su cuota de mercado es muchísimo mayor que la de iOS, y por tanto afecta a muchísimas más personas al mismo tiempo. Además de ser más rentable para los atacantes el explotar estas vulnerabilidades.

Sin embargo, el mito se queda en eso, porque Android está basado en un núcleo Linux, y al ser un sistema operativo abierto, tanto Google como los fabricantes, y la comunidad, pueden echar mano al código y corregir errores.

Por la otra vertiente, la de la privacidad de datos, se ha avanzado muchísimo desde el escándalo de Cambridge Analytica en 2018. Los desarrolladores se han encargado de dar al usuario poder sobre los datos que este desea compartir, iniciando esta labor en Android 6 Marshmallow, y potenciándola en Android 8 Oreo y 9 Pie.

Los móviles Android baratos no sirven

android barato malo

Hace algunos años, esta declaración podía ser verdad dependiendo desde el punto de vista que se mirase. Eran realmente pocos los móviles baratos que valía la pena comprar respecto a su relación precio/rendimiento. Si buscábamos algo asequible con la idea, además, de que durase algunos años, la tarea se complicaba mucho.

Lee también:  Borra permanentemente los chats de Google Talk y Hangouts en Gmail

Parte del problema se originaba en que, en Android, existían básicamente tres gamas de móviles:

  • Los topes de gama: como los Samsung Galaxy S, Sony Xperia Z o los LG G. Estos ofrecían la mejor tecnología del momento, y aseguraban al menos 2 años de soporte oficial, a precios que podían rondar entre 500 y 800€.
  • La gama media: conformada por aquellos equipos que se balanceaban entre lo modesto y regular. La mayoría venía con algunas características capadas respecto a sus hermanos mayores. Tenían dos problemas, su tiempo de soporte era máximo de 1 año, y el rendimiento del hardware no justificaba en muchas ocasiones el precio.
  • La gama baja: que reunía en un mismo lugar a aquellos móviles de prestaciones limitadas. Estos estaban diseñados únicamente para tareas sencillas, quedándose cortos de rendimiento para juegos o multimedia. En la mayoría de las ocasiones se quedaban estancados en versiones muy antiguas de Android.

Con las últimas dos, los móviles Android ganaron la mala fama de que, si era barato, no servía, en especial si se hablaba de los clones chinos que pululaban en mercados emergentes.

El cambio vino desde China

Pero con el avance tecnológico, el estancamiento de ideas, y la llegada de las grandes marcas chinas, como Huawei, OnePlus o Xiaomi, esto cambiaría totalmente. Desde el continente asiático empezarían a apostar por modelos de negocio innovadores, centrados principalmente en la web, el stock limitado, o las submarcas, que permitían abaratar costes de venta. Así como un excelente soporte técnico y de actualizaciones.

Además, comenzaron a incluir hardware con un rendimiento excelente para cualquier tarea, y a precios asequibles. Esto obligó a los grandes fabricantes a recortar beneficios para mantener su liderazgo, y fue así como nacieron grandes modelos como los Samsung A, o los Motorola G. La competencia de la gama media y baja estaba servida, y el mercado preparado para ella.

Ya no existEN tres gamas, ahora se incluYEN al menos dos más: la gama de entrada y la media/alta

Pero no todo fue hardware y rendimiento bruto, no, Google también tuvo mucho que ver en la jugada. Con la llegada de Android 8 Oreo, Google comenzó a obligar a los fabricantes a dar un tiempo mínimo de soporte y actualizaciones si deseaban tener la certificación de su sistema operativo.

Lee también:  Qué significa y para qué sirve forzar MSAA 4x en Android

Asimismo, Google hizo modificaciones en el kernel a partir de Android 8 Oreo para dar mayor fluidez a su SO en hardware limitado, así como una estructura modular que facilitara la implementación de futuras versiones en mayor cantidad de móviles, con Project Treble.

Además, llegó al punto de crear Android GO y Android One, la primera, una versión muy ligera que venía acompañada de un programa para penetrar en mercados emergentes con móviles de bajo coste y buen rendimiento; la segunda, una versión que prometía lo mejor de la experiencia de Android nativo, con un rendimiento excepcional.

Los móviles Android de segunda mano no se venden bien

moviles android usados

Otro mito que ha quedado en el pasado y que va directamente relacionado con el anterior. Los móviles de gama media y baja tenían una construcción mediocre, hecha en plástico barato, y sin características como Gorilla Glass, o protecciones IP contra polvo o agua. Esto ocasionaba que sufrieran muchos daños físicos, aun siendo cuidadosos, afectando su precio de venta en el mercado de segunda mano.

Pero había más. Teniendo un rendimiento limitado, y un software en muchas ocasiones desactualizado, se hacía bastante cuesta arriba hacer de un móvil, lanzado uno o dos años antes, una oferta tentadora.

Asimismo, el mercado estaba saturado de móviles muy parecidos entre sí, incluso entre una misma marca. Esto ponía en entredicho su adquisición de segunda mano, en especial entre los menos conocedores, por miedo a adquirir un móvil erróneamente. Esto ya no es así, las marcas se han simplificado, y tienden a mantener bien definido su catálogo de móviles.

Android nativo es mejor que Android personalizado

android stock personalizado emui miui oxygen

Anteriormente, las capas de personalización que agregaban los fabricantes a Android, para diferenciar sus móviles del resto, no estaban bien optimizadas. Estas consumían gran cantidad de recursos, ocasionando ralentizamiento en el móvil.

Lee también:  ¡Alerta! Esta app de Android para escanear códigos tiene malware

Esto era especialmente molesto a medida que el móvil era más sencillo, y mientras se iba cargando con más y más aplicaciones. Las características únicas que ofrecía cada capa de personalización, en algunos casos no justificaban la pérdida de rendimiento.

Afortunadamente, Google trabajó en esto, empezando con Android 7 Nougat, momento en que el sistema operativo se volvió más ligero, así como más flexible para incluir nuevas características. Junto a ellos, los fabricantes también se pusieron manos a la obra, rediseñando por completo sus capaz de personalización, y enfocándose en mejorar el rendimiento del móvil.

Hoy día es difícil diferenciar la línea de rendimiento entre Android nativo y uno personalizado, incluso en versiones totalmente modificadas, como MIUI de Xiaomi. Las marcas han hecho un muy buen trabajo, al punto de que este mito ya no es una razón de peso para elegir tal o cual móvil Android.

Los Android se vuelven lentos con el tiempo

movil Android lento

Mitos, mitos, y más mitos del pasado. ¿Qué decir de este? Que ya no se haya dicho antes en este artículo. ¿Cuántas veces no tuvimos que restaurar de fábrica el móvil para devolverle su rendimiento original?

Como todo equipo informático, la sobrecarga de datos y de tareas es un problema real que ralentiza el móvil. Esto es algo directamente relacionado con las limitaciones de toda máquina, no se le puede pedir a un Ferrari que vaya rápido si remolca a un camión.

Lo que diferencia el antes y después de este mito, es el avance en el rendimiento del SoC, el aumento de la RAM y almacenamiento, así como un software mucho más depurado y optimizado. Cosas que, al juntarse, han permitido que este límite esté mucho más lejos de alcanzarse que antes.

La lista fue de solo 5 mitos de Android que han pasado a la historia en 2019, pero existen otros bien arraigados en la mente de los consumidores, y seguro más adelante hablaremos de ellos. Mientras tanto, ¡ayúdanos a derribar estos! Pues Google está haciendo un excelente trabajo con Android, y versión tras versión mejora en pro de la experiencia de uso y seguridad.