¿Cuándo no aplica la garantía de un móvil? 10 cosas que no cubre

cosas que no cubre la garantia movil

Al momento de comprar un móvil, todos prestamos mucha atención a la garantía. Y es que es la que te asegura que si el dispositivo se daña y no es tu culpa, el fabricante o la tienda se encargará de repararlo sin coste alguno para ti. En algunos casos, pueden reemplazarlo por uno nuevo o incluso devolverte todo tu dinero. Ahora bien, ¿cómo se determina la culpabilidad del daño o fallo de un móvil u otro dispositivo similar?

Si lees los términos y condiciones de la compra, puedes saber a ciencia cierta qué cubre la garantía de tu móvil y qué no. Pero como sabemos que nadie lee eso, hemos preparado una guía con todas las cosas que generalmente no cubre la garantía de un móvil y que, de hecho, pueden hacerte perder este seguro. Si tienes un problema con tu móvil y no sabes si puedes hacer uso de la garantía, sigue leyendo para despejar la duda.

Cómo puedes perder la garantía de tu móvil: 10 cosas que no debes hacer

linea verde pantalla movil

La garantía de los móviles suele ser de 1 año o 2 como mucho (varía según el país). Por tanto, si tienes más tiempo que ese con el móvil, no hace falta que leas el resto del artículo: ya has perdido la garantía de tu smartphone.

¿Qué cubre la garantía de un móvil? Sin entrar en muchos detalles, básicamente cualquier problemas de fabricación. Por ejemplo: una línea verde en la pantalla de tu móvil, que el dispositivo se apague solo, si la batería del móvil vino dañada, etc. Sin embargo, aunque se confirme que el problema de tu teléfono es de fabricación, pueden negarte la garantía si has hecho una de las siguientes 5 cosas.

Lee también:  El juego Wordle que estás buscando no está en Google Play Store o App Store

Cualquier daño causado por ti

Si se te cae el móvil, lo golpeas contra algo o le causas algún otro tipo de daño físico, automáticamente pierdes la garantía. El fabricante no se hará cargo de ningún daño que hayas hecho al móvil, ya sea por accidente o no. Podrán repararlo, pero te cobrarán por ello. Así que procura usar fundas y protectores de pantalla para evitar dañar tu teléfono.

Rootear tu Android o desbloquearle el bootloader

En la Unión Europea, si rooteas tu móvil no pierdes la garantía del fabricante. Sin embargo, esto no es así en todos los países. Incluso en la UE, te pondrán muchos obstáculos y excusas para no cumplir la garantía si llevas tu móvil rooteado o con el bootloader desbloqueado. Para evitarte problemas, no hagas ninguna modificación a tu Android y llévalo a reparación con el software original. Si has desbloqueado el bootloader, mira este tutorial de cómo cerrar el bootloader en Android.

Sumergir el móvil en agua

Que tu smartphone tenga agua en su interior no es un defecto de fábrica válido que cubra la garantía. Por tanto, aunque el fabricante diga que el teléfono tiene protección IP68 u otra, no olvides que tu móvil no es sumergible y no será resistente al agua para siempre. Mejor no te arriesgues y no pongas a prueba la resistencia al agua de tu dispositivo. Si en el servicio técnico notan signos de humedad, te cobrarán por salirte de la garantía.

Lee también:  Aunque la protección de rastreo de DuckDuckGo es buena, todavía tiene errores

Usar cargadores y otros accesorios de terceros

Cada teléfono usa un voltaje y una tecnología de carga rápida específica para llenar su batería. Si bien si usas un cargador que no es el original no le pasará nada de inmediato a tu teléfono, a largo plazo puedes dañarlo. Y ese es un problema no cubierto por la garantía. Por eso te recomendamos no utilizar ni adaptadores ni cables que no sean los que trajo en la caja o los originales que el fabricante vende específicamente para tu móvil. Después de que la garantía caduque, ya puedes usar cualquier accesorio de terceros.

Desastres naturales

Los desastres naturales son eso; una tragedia ocasionada por la naturaleza que nadie puede controlar y que, por lo tanto, nadie tiene la culpa. Por ello, es entendible que si tu móvil se daña por un desastre natural (tormenta eléctrica, terremoto, etc.) el fabricante no se haga responsable. Sin embargo, en algunos casos especiales, la marca puede brindarte algún tipo de ayuda por razones humanitarias, pero eso ya sería algo fuera de la garantía.

Instalar ROMs personalizadas

Aunque todavía hay ROMs personalizadas que siguen muy vigentes, los fabricantes las odian y no quieren que las instales. ¿Por qué? La razón verdadera es porque no quieren que salgas de su ecosistema para así ofrecerte servicios prémium y controlar tus datos, pero la razón que esgriman a nivel legal es que la instalación de custom ROMs implica el rooteo del dispositivo (lo cual ya sabemos que no cubre la garantía).

Modificar el teléfono de alguno forma

No solo las modificaciones de software (root, instalación de ROMs personalizadas, etc) hacen que pierdas la garantía de tu smartphone, sino también la modificación de hardware o física del dispositivo. Es decir, instalarle un sistema de refrigeración, cambiarle la batería, entre otras cosas que impliquen añadir o quitar cosas al producto original, provocarán que la garantía se pierda.

Lee también:  OPPO K10 y K10 Pro: dos móviles potentes y muy llamativos

Arañazos, rotura, decoloración y similares

Los daños por el uso tampoco son cubiertos por la garantía. Si la pantalla de tu móvil ahora tiene rayones, decoloración o incluso roturas, que no tenía cuando lo sacaste de su caja, no esperes que el fabricante arregle estos detalles de forma gratuita. Cabe aclarar que estos daños por uso no hacen que pierdas la garantía, pero no están incluidos en la misma.

Infectar el móvil con malware o virus

Es cierto que marcas como Gigaset y Tecno han sido descubiertas vendiendo móviles con malware preinstalado, pero esto no es lo normal. Lo normal al comprar un dispositivo de una marca fiable es que no traiga ningún tipo de virus de fábrica y, si se llega a infectar, es por el uso que el usuario le dé. Eso significa que cualquier problema por virus o malware en un móvil es culpa del usuario y, por consiguiente, no está cubierto por la garantía.

Robo o pérdida del móvil

Otra cosa que se sale fuera del control del fabricante es el robo o pérdida de tu móvil. No puedes culpar a la marca por haber perdido o por que te han robado tu teléfono. Así de simple. Recuerda que la garantía no es un seguro. La garantía solo cubre defectos de fábrica y no aplica si tú o alguien más ha extraviado el dispositivo.

Samsung Perdido

Por último, queremos destacar que todo lo que has leído en este artículo puede variar según la legislación del país donde te encuentres. No obstante, por lo general estas son las cosas que no cubre la garantía de un móvil en cualquier parte del mundo.