¿Más cámaras en un móvil significa mejores fotos? Te contamos la verdad

mas camaras no significa mejores fotos

Si hay algo que todos tomamos en cuenta al momento de comprar un móvil es sin dudas su cámara. Antes, pensábamos que mientras más megapíxeles tuviera la cámara de un móvil, mejores fotos tomaría; algo que al día de hoy ya sabemos que no es del todo cierto. Sin embargo, con la llegada de las cámaras múltiples a los smartphones, este criterio ha ido cambiando a “mientras más cámaras tenga un móvil, mejores fotos tomará“. Pero, ¿es eso realmente cierto? ¿Cómo se explica que los Google Pixel 3 fueran considerados los móviles con mejor cámara en pleno auge de las cámaras múltiples, si solo tenían una?

La verdad es que para determinar la calidad de la cámara de un móvil no nos podemos dejar llevar por un solo factor: ni los MP, ni la cantidad de cámaras. De hecho, la inclusión de muchos megapíxeles o muchas cámaras en un móvil suele ser una estrategia de marketing para impresionar a los usuarios, que no siempre se traduce en mejoras reales. A continuación, te explicamos por qué no deberías evaluar la calidad de la cámara de un móvil por su cantidad de sensores, sino por la utilidad de dichos sensores.

¿Los móviles con más cámaras toman mejores fotos?

oppo reno3 a cámaras traseras

La cámara múltiple de un smartphone actual está compuesta por un sensor principal acompañado por una cierta cantidad de sensores secundarios. Este sensor principal suele ser el que tiene más megapíxeles, pues es el encargado de tomar la mayoría de fotos que harás. Incluso, podríamos decir que el 80% de las fotos que los usuarios toman con un móvil que tiene muchas cámaras son capturadas únicamente por el sensor principal. De ahí a que, de este sensor y del software de procesamiento de imágenes del móvil, dependa en gran medida la calidad general de la cámara.

Otro elemento que también mejora notablemente la calidad general de la cámara de un móvil es el estabilizador óptico de imagen (OIS) que ayuda a que las fotos no salgan borrosas. Así que, como mínimo, para que un móvil tenga una buena cámara, debe contar con un buen sensor principal, un excelente software de cámara y OIS. Los demás sensores que se añadan a la cámara, son secundarios y no mejorarán la calidad general de la misma. Más bien, agregarán características extras como un mejor zoom, un mejor enfoque cercano, una mejor vista panorámica u otras cosas que los usuarios solo aprovecharán en ocasiones puntuales.

Eso significa que, con una sola cámara, un móvil perfectamente puede tomar fotos de tan buena calidad como uno que tiene 5 cámaras. Sin embargo, el móvil con 5 cámaras seguramente hará mejor algún tipo de foto específica que el móvil con una cámara. Aun así, hay que tener en cuenta que existen sensores secundarios que realmente no aportan mucho a la cámara de los móviles y otros que sí. Por tanto, es importante diferenciar cuáles sensores secundarios valen la pena y cuáles no.

Los sensores secundarios que no aportan a la cámara de un móvil

camaras moto g pro con sensor de 48 megapixeles

Dos sensores de cámara secundarios que los fabricantes suelen montar en los móviles para impresionar a los usuarios, pero que en verdad no aportan mucho, son el macro y el de profundidad. Por un lado, el sensor macro permite tomar fotos muy de cerca, pero las marcas suelen usarlos en tamaños de 2 MP (como en el OnePlus 8) y realmente no aportan muchos detalles. En cambio, el sensor de profundidad es el encargado de enviar la enviar información de profundidad de una escena al sensor principal para lograr efectos como el modo retrato.

Sin embargo, lo que hace un sensor de profundidad ya se puede hacer mediante algoritmos y software de cámara. Por tanto, la inclusión de estos sensores en las cámaras de los móviles solo responde a la necesidad de las marcas de llamar la atención con los números y no de mejorar su calidad. Sin embargo, hay otros sensores secundarios que sí aportan mucho a la cámara de los móviles y te contamos cuáles son.

Los sensores secundarios que sí aportan a la cámara de un móvil

vivo x50 pro camara

Un buen ejemplo de un sensor de cámara secundario que sí vale la pena es el ultra gran angular. Este permite tomar fotos más amplias que las que puede tomar el sensor principal, por lo que resulta ideal para tomar fotos a paisajes, grupos de amigos y demás escenas donde quieras abarcar mucho en una sola imagen. Por si fuera poco, el sensor ultra angular también puede cumplir las funciones del sensor macro, siendo por ello indispensable. Otro sensor secundario que consideramos muy útil es el que permite hacer zoom de calidad como los teleobjetivos o periscopios.

Con un sensor dedicado al zoom, se reduce la necesidad de la cámara de hacer zoom digital, el cual empeora la calidad de las fotos. Por ello, hemos visto móviles como el Xiaomi Mi Note 10 o el Huawei P40 Pro Plus, que tienen hasta dos sensores de zoom (uno de corto y otro de largo alcance) para mantener la calidad de las fotos en los distintos rangos de acercamiento. También hay cámaras de móviles que tienen un sensor secundario monocromático para mejorar las fotos en condiciones pobres de luz, el cual es muy útil, aunque muchos fabricantes prefieren mejorar la iluminación mediante el software de cámara.

No siempre vale la pena comprar un móvil con muchas cámaras

tomando fotos con un nokia 9 pureview

De acuerdo a lo anterior dicho, muchas cámaras no hacen que un móvil tome mejores fotos, sino la calidad de su cámara principal, la del software y la utilidad de sus cámaras secundarias. Recuerda que los sensores de profundidad y macro no son muy útiles y que los fabricantes los montan para llamar tu atención con el número de cámaras. Además, también se usan mucho porque son más baratos que los sensores que sí son útiles, como el teleobjetivo o el ultra gran angular.

Por lo general, los fabricantes que ofrecen móviles con excelentes cámaras principales acompañadas de un software de calidad y sensores secundarios útiles son Google, Apple y Huawei. Sin embargo, Xiaomi también ha estado mejorando en los últimos años en este aspecto. De todas formas, no olvides que lo más importante es el sensor principal y el software de cámara: no es necesario que compres un gama alta para tener un teléfono que tome fotos de calidad.