El precio de tu privacidad: conoce el valor de tus datos para los anunciantes

Cuánto valen nuestros datos de internet

Con el Internet de alta velocidad, su masificación por todo el mundo, y ahora también con el llamado «Internet de las cosas» (IoT), resulta de lo más normal que a diario se genere una enorme cantidad de datos (la llamada Big Data) a los cuales podemos extraer conocimientos muy particulares.

Pero… ¿todo esto a qué viene? Pues tal como diría Petyr Baelish de Juego de Tronos, el conocimiento (en este caso los datos) es poder. Por eso, miles de empresas y estados de todo el mundo estarían más que dispuesto a pagar para obtener tus datos.

Punto aparte, la información qué se pueden recolectar y vender es de lo más variada. Además, todo este tema de la privacidad y el negocio de la información no es sencillo, pero aun así trataremos de resumirlo todo a continuación para que entiendas cuánto valen tus datos para los anunciantes de Internet.

¿Quién recolecta nuestros datos y qué saben?

Quién recolecta los datos del internetLo primero para comprender el valor de nuestra información pasa por saber cómo se estructura el negocio de los datos y el primer escalafón del mismo son los recolectores de los datos.

En este sentido, virtualmente todos los proveedores en Internet pueden recolectar algún tipo de dato de los usuarios (nosotros). Así, esos recolectores pueden ser los blogs, las redes sociales, buscadores, el proveedor de fibra óptica, entre muchos otros.

Pero, hay que tener en cuenta que los tipos de datos que recolecta un pequeño blog no se comparan con lo que puede estar acumulando en este momento plataformas como Google. Así, por ejemplo, en el primer caso, el blog puede conocer tu ubicación relativa con base en tu IP pública o bien algunas de tus preferencias gracias a las interacciones que realizas con el contenido y la publicidad.

Lee también:  Frailejón Ernesto Pérez: el efecto tendencia que revolucionó TikTok

Asimismo, los grandes del Internet ya saben información muy íntima como lo puede ser tu dirección exacta, números de teléfono, datos de identificación, preferencias de búsqueda y de interacciones, entre otros.

Las empresas nos espían, ¿pero qué tanto saben de nosotros?

Qué sabe facebook de sus usuariosPor si eso de recolectar nuestros datos no fuera suficiente, las grandes empresas y analíticas datos que existen son capaces de aplicar ciertas ingenierías para transformar los datos individuales (como lo pueden ser tus interacciones o búsquedas en Internet) en cuestiones mucho más especificas, por ejemplo:

  • Realizar un perfil psicológico que permite conocer tu personalidad y gustos personales, con eso se pueden saber y anticipar preferencias que son desconocidas para ti.
  • Organizar tus redes de contacto para saber qué otros usuarios de Internet son tus familiares, amigos o conocidos.
  • Saber qué tipos de pensamientos y personas te agradan. Por eso, es sencillo para una empresa que se encargue de analizar datos el conocer cuál es el tipo persona con quien saldrías o que pensamientos políticos son más afines a ti.

¿Quién compra esos datos?

Quién compra los datos de internetEn esencia, todos los que estén dispuestos a pagar pueden comprar nuestros datos, la diferencia está en el uso que le den a esa información y cuánto pueden pagar por ella. Por eso, pueden darse algunos de estos casos:

  • Una empresa puede pagar varios cientos de euros solo por conocer nuestro correo, ya con esto nos pueden bombardear con anuncios o ser capaces de identificarnos en muchísimos sitios de Internet (con lo que obtendrían mucha más información nuestra).
  • Otros anunciantes en cambios solo quieren conocer datos que les permitan posicionar mejor sus productos en ciertas regiones, así pueden pagar miles de euros para saber qué preferencias tienen las mujeres u hombres de España. Por esa razón es muy común que cuesten más los datos de unas regiones de Europa que otras.
  • Pero, alejándonos de los anuncios, también desde la ciencia se compran datos de usuarios de Internet. Esto con motivos de investigación, por ejemplo si se quiere conocer qué le interesa a las personas en tiempos de dificultades.
Lee también:  My name is Chicky: la canción que es tendencia en TikTok

¿Puedo vender mis datos?

Vender nuestros datos de internetSí, en realidad hay múltiples plataformas que actualmente actúan como nodos o centros de recolección externos a los grandes bancos de datos (que son en esencia corporaciones como Amazon, Facebook o Google).

Con ellos puedes vender ciertos datos, aunque el tipo de los mismos varía dependiendo de la plataforma. Además, el nivel de identificación y de privacidad que ofrecen es muy variado.

De esta manera, algunas de estas empresas compran datos de búsqueda o recolectan preferencias de los usuarios mediante encuestas. Otras por su parte, son mucho más invasivas. Compran así desde datos de identificación hasta búsquedas e interacciones con páginas que te pueden parecer muy privadas.

En cualquier caso, si deseas vender los datos que generes, debes de estar atento a las normas que esas páginas establecen, para que te des por enterado de todo lo que pueden saber con tus datos, a quién los revenden y qué tan resguardada está tu identificación personal.

Además de todo esto, aunque la cantidad y tipo de datos que puedes vender varía, es muy raro obtener más de 30 € por la venta de información individual. Así que no esperes facturas por con varios ceros a la derecha a final de mes.

¿Para qué sirven nuestros datos?

Para qué utilizan nuestros datosEn esencia, los datos de los usuarios son utilizados con fines comerciales, para mejorar el marketing y las ventas de productos, o bien para generar influencias y tráfico. Por ejemplo, si soy dueño de una página de Internet que subsiste de las visitas de personas de España, bien vale la pena saber qué busca el español promedio de un sitio como el mío.

Lee también:  Así puedes usar la voz de Mariano Closs en tus vídeos de TikTok

De igual manera, se están empezando a utilizar las preferencias de los usuarios del Internet para influir políticamente en ellos. Tal como se vio en las complejas elecciones presidenciales de los Estados Unidos del 2016, en donde Donald Trump fue electo.

En esa época hubo un escándalo en el cual se acusó a la empresa Cambridge Analytica de aprovechar datos de los usuarios de Facebook para la microfocalización de anuncios políticos. Ese método permite enviar anuncios nada más a los usuarios que son más susceptibles de interactuar positivamente con dicho anuncio.

Actualmente, estas empresas siguen funcionando pese a las numerosas críticas. Pero por el lado amable, varios científicos sociales advierten que este tipo de técnicas de ingeniería política no necesariamente son más efectivas que otros métodos tradicionales como las campañas puerta a puerta.

¿Vale la pena ocultar nuestra información?

Cómo ocular nuestros datosEl núcleo tras el debate de los datos está en cómo percibimos nuestra privacidad y si consideramos que la información que se recolecta de nosotros es nuestra o no.

De esta manera, a ti puede que no te guste que Google o Facebook conozca qué tipo de personas te agradan más o que realicen sobre tu perfil exámenes de personalidad sin tu consentimiento. Aunque, tal vez otros usuarios no le den tanta importancia a esto.

En cualquier caso, el primer paso para cuidar nuestra propia información es regular nuestras interacciones en Internet, por ejemplo, rellenar los datos de identificación en muchos sitios no es obligatorio.

Y bueno, ahora que conoces el valor de tus datos de Internet, queda de tu parte cuidar tu información personal de muchas formas, tal como usar una VPN como la VPN Pro para Opera, e incluso evitar descargar apps maliciosas (pueden espiarnos para revender nuestra información).