WhatsApp es el servicio de mensajería instantánea más usado a nivel mundial, pues es una aplicación que funciona bien y cada vez incluye más mejoras, lo que permite que siga creciendo. Pero sin embargo, a pesar de ser la aplicación de mensajería más utilizada, no es la más segura, ni mucho menos, y lo cierto es que es bastante sencillo que secuestren nuestra cuenta de WhatsApp, pues cualquier persona de nuestro entorno puede hacerlo sin tener nociones de hackeo de cuentas, pues tan solo se necesita tener acceso a nuestro terminal durante unos segundos.

¿Cómo lo hacen?

Para hackear una cuenta de WhatsApp lo único que se necesita es saber el número de la persona en cuestión y tener acceso temporal a su móvil. Este secuestro del servicio se logra debido al sistema de verificación de la cuenta de WhatsApp. Como bien sabrás, tras instalar WhatsApp en nuestro smartphone, se nos pide que ingresemos nuestro teléfono y una vez lo indicamos, recibiremos un código para vincular el número de teléfono que indicamos a la app instalada en nuestro smartphone, ahí está el truco.enviar-whatsapp-anonimo1

Si alguien quiere robar nuestra nuestra cuenta, tan solo necesita instalar la aplicación en su terminal, y a la hora de indicar su número de teléfono, en realidad debe indicar el nuestro. Tras indicar un número en el servicio, la aplicación necesita verificar que el número se corresponde con el de la persona que está instalando la aplicación, esta verificación se hace mediante un código. La forma habitual de recibir el código es mediante un SMS que el propio WhatsApp reconoce automáticamente, activando así la cuenta, sin embargo no podrán verificar nuestra cuenta mediante este método, pues normalmente la mayoría de usuarios tenemos nuestro móvil protegido mediante una contraseña o patrón, por lo que quien quiera robarnos la cuenta, necesitará acceder a nuestro móvil para leer el código recibido.

No obstante el patrón no nos protegerá del robo, pues también tenemos la opción de solicitar el código mediante una llamada telefónica, y esta es la forma de verificación que utilizan para robar nuestra cuenta, pues seleccionando este método de verificación recibiremos una llamada en la que se nos indicará el código, por lo que esta llamada tan solo tiene que ser respondida por la persona que nos quiera robar la cuenta, pues para contestar a las llamadas no se necesita desbloquear el smartphone, de este modo ya podrá vincular su aplicación de WhatsApp con nuestro número y ya habrá robado nuestra cuenta.

Como puedes ver, cualquier persona de nuestro entorno puede robar nuestra cuenta de WhatsApp muy fácilmente sin que nos demos cuenta, así que procura tener el terminal a buen recaudo, pues hay gente muy cotilla a la que puede interesar mucho nuestra vida, a pesar de ser nuestro amigo, pareja, etc. Sobra decir que con este post no animamos a nadie a robar cuentas de WhatsApp a otras personas, simplemente mostramos la manera más sencilla de que nuestra cuenta sea robada para así intentar evitarlo.

    COMENTARIOS