Colores Samsung Galaxy Note 7

Samsung estaba en su momento de climax, las acciones de la compañía habían alcanzado máximos históricos y todo estaba yendo como la seda. Desde el lanzamiento del Samsung Galaxy S6 todo han sido alegrías hasta que, de repente, llegó el Samsung Galaxy Note 7.

En su presentación todo ha ido bien, el Samsung Galaxy Note 7 parecía el mejor teléfono Android que íbamos a conocer y eso no era mentira pero, de repente, los Samsung Galaxy Note 7 empezaron a explotar. Los Samsung Galaxy Note 7 explotaban en muchos casos y en algunas ocasiones hasta se llegó a incendiar una casa o un vehículo por su culpa. El Note 7 es la oveja negra de Samsung y resulta curioso, es le mejor móvil que han hecho nunca pero explota.

explota-galaxy-s7-edge

Samsung tiene la solución al problema de las baterías que explotan

Samsung ha reaccionado rápido, mucho antes de lo que ha hecho nunca. El Samsung Galaxy Note 7 había empezado a explotar y tenían que solucionarlo. Sí, había que sustituir todos los Galaxy Note 7 peligrosos y eso significa pérdidas millonarias y mucho trabajo.

Finalmente Samsung ha lanzado ya el programa de reemplazo del Samsung Galaxy Note 7 y será obligatorio cambiarlo. Sí, en caso de que no lo cambies recibirás avisos de que debes hacerlo pero nadie te lo bloqueará, eso no es cierto pese a que lo hemos leído en los medios.

Además de eso Samsung ha lanzado una solución provisional para que, aunque sigas usando tu teléfono móvil, este no explote. La solución de Samsung es muy brusca pero es mejor que lo hagan así a que sigan explotando móviles mientras cargas y produzcan quemaduras de tercer grado o superiores.

Samsung actualiza el Samsung Galaxy Note 7 y reduce la capacidad de su batería para que no explote

Samsung ha lanzado una actualización vía OTA que se empezará a distribuir el próximo 20 de septiembre y que todas las compañías deberán asimilar de forma rápida. Esta actualización vía OTA reducirá la capacidad de la batería del Samsung Galaxy Note 7 al 60% y eso permitirá que el dispositivo no cargará más de esta capacidad. La batería del Note 7 pasará a ser de 2100 mAh y seguramente sea justa para aguantar el día pero mejor quedarse sin batería a tener un móvil que explota.

El 60% es un límite seguro, un límite que nos asegura mantener una densidad de energía baja y segura. Perderemos un 40% de la batería hasta que nos cambien nuestro Note 7 (si es de los que puede explotar, aquí puedes ver cuáles son) pero al menos evitaremos que este explote y lo podremos seguir usando y cargando de forma normal.

Parece ser que con un nivel de densidad energética a un nivel seguro es casi imposible que el cortocircuito de las baterías defectuosas se produzca. Samsung ha dado con una solución para que no haya más explosiones pero para eso los usuarios tendrán que actualizar su Note 7 de forma oficial, recemos porque todos lo hagan cuanto antes.

    COMENTARIOS