Galaxy S7 blanco

Como queríamos probar bien el Samsung Galaxy S7 hemos esperado uno poco y después de probarlo a fondo nos gustaría mostraros nuestras primeras impresiones. Siendo usuario de un Galaxy S6 conozco bien los puntos débiles del mismo y debo admitir que este Samsung Galaxy S7 parece que ha sabido tapar los baches que ha ido dejando por el camino el móvil que se ha presentado hace un año.

El Samsung Galaxy S7 en principio parece un dispositivo muy continuista, pues a simple vista no puedo evitar recordar la estrategia de Apple con el iPhone donde al año siguiente saca una versión S igual por fuera pero mejorada. En este caso el S7 no es más que un S6 mejorado pero la diferencia aquí es que han mejorado de lo físico lo necesario y del interior todo lo esperado.

Trasera Galaxy S7 Blanco

Primeras impresiones del Galaxy S7

En esta ocasión hablamos del Galaxy S7 base (el modelo que no es Edge) y debemos admitir que, a lo lejos, parece un Galaxy S6 pero una vez lo cogemos el material, el tacto y el diseño tan pulido nos hacen ver que estamos ante una modificación realmente buena. Este Galaxy S7 todavía sienta mejor en la mano que el anterior y lo cierto es que su diseño es muy bueno, no has encantado.

En cuanto a la joroba de la cámara se ha eliminado y eso es de agradecer, pues en el Galaxy S6 esta protuberancia era un tanto molesta ya no solo por el aspecto del terminal sino porque, sin una funda adecuada, el móvil no apoyaba correctamente en el escritorio y eso si que es un engorro.

Una vez nos ponemos a ver el rendimiento del terminal obviamente sin muchas apps instaladas (más o menos trae las mismas que el Galaxy S6) vemos que es perfecto y rápido, Marshmallow le siente muy bien y apenas hay diferencias con el Marshmallow del Galaxy S6 de hecho son prácticamente idénticos en este aspecto.

No podemos olvidar tampoco la protección IP68 al agua, una de esas cosas que están de más y que nunca molestan, pues podremos sumergir el terminal con la certeza de que no le va a pasar nada por lo que no tendrás problemas si se te cae sin querer al agua.

Galaxy S7 Androidphoria

Ya probando la cámara nos hemos dado cuenta de que la delantera es algo mejor que la del S6 y la trasera, pese a tener menos MP, captura igual de rápido, hace las ráfagas más rápidas, viene con la posibilidad de capturar en RAW de serie (algo que también trae la actualización de Marshmallow para el Galaxy S6) y tiene una calidad endiablada, la verdad es que se notaba a la hora de hacer fotos dentro del stand pese a tener una buena luz, normalmente cuando hay poca luz como muevas un poco el terminal sale movida y en este caso se ha mejorado.

Si a todas estas mejoras le sumamos la mejora evidente en la batería gracias al modo Doze, Marshmallow y su mejor rendimiento, más capacidad de la batería y mejor eficiencia de su hardware dotaremos al terminal de una buena autonomía. También podemos tener microSD en el S7, ¿qué más necesitamos?

Recuerda que no tiene una pantalla sensible al tacto pero esto tampoco es que le fuésemos a sacar tanto rendimiento. También hemos probado el Galaxy S7 Edge pero es muy parecido, eso sí, el tamaño es tan contenido que irnos a las 5,5 pulgadas en el S7 supondrá un incremento muy pequeño en comparación al Galaxy S6 normal y teniendo en cuenta que este año solo cuesta 100 euros más puede que sea el turno de vender más S7 Edge que S7 normales. ¿Tú cual te vas a comprar? ¿Quieres saber algo más del Galaxy S7?

    COMENTARIOS