Adictos al chat del móvil

Soy un adicto al móvil, ¿lo soy realmente? ¿es normal lo que hago? Estas son las preguntas que puede que te hagas en algún momento de tu vida cuando tu teléfono móvil se convierte en algo que usas a diario de forma compulsiva.

Hay trastornos tan graves que nos llevan a sentir inseguridad cuando dejamos nuestro smartphone en casa como la nomofobia y otros síndromes como la wasapitis que consiste en la adicción a la popular aplicación de mensajería. ¿Ya has medido alguna vez cuantas horas al día pasas en el móvil?

La adicción a los chats se está convirtiendo en un problema para la sociedad

Usar el smartphone de forma abusiva ya no es extraño a día de hoy. Es más, los jóvenes utilizan a menudo las aplicaciones de mensajería para comunicarse con sus amigos y familiares, en el caso de los que más abusan estos muestran síntomas de jugadores adictos, una personalidad compulsiva y adictiva con la correspondiente pérdida de horas de sueño y las dificultades para despedirse del smartphone así como una considerable bajada del rendimiento escolar.

Un estudio de la Universidad de Bowling Green y Michigan con 400 estudiantes ha llegado a esta conclusión pero no es algo que nos extrañe aunque tampoco está claro si la ansiedad y esa adicción están relacionadas íntegramente con el uso de smartphone o este es una vía de escape. No es el primer estudio ni tampoco será el último, ya lo sabemos.

¿Es el móvil un problema tan grave?

Creo que no, a pesar de pasar horas y horas en el smartphone me atrevo a decir que el móvil en sí no es un problema. Puedo vivir sin él correctamente y no siento miedo cuando lo dejo en casa. El que es adicto al móvil es adicto también a otro tipo de conductas, es decir, si estás pendiente del móvil a veces es porque estás pendiente de otra persona y no del móvil en sí, quizás cuando estés con esa persona el móvil se te olvide.

En otros casos el móvil es algo a lo que permanecemos alerta por nuestro trabajo o por nuestra forma de vida pero lo realmente grave es cuando teniendo a la persona que quieres al lado y pudiendo prescindir del móvil por temas de trabajo o personales todavía lo estás usando como un maníaco compulsivo, en ese caso quizás tengas un problema.

No creemos que el móvil sea la raíz del problema

En cuanto a los jóvenes es recomendable que un adulto supervise las horas que los niños usan sus móviles y el tipo de uso que le dan pero esto requiere tiempo y eso es algo que deberán sacrificar los padres si quieren que el móvil no afecte de una forma muy grave al comportamiento de sus hijos. En su momento llegué a escribir un artículo muy interesante en otra web que recuerdo con gran cariño, ¿somos esclavos de la tecnología? No estaría de más que le echaseis un vistazo y lo comentarais aquí o a través de cualquiera de las redes de AndroidPhoria.

    COMENTARIOS