Cuando me compré el Chromecast de Google nadie daba un duro por él, recuerdo que muchos me decían que había tirado 35 euros en un cable HDMI. Y lo cierto, es que se equivocaban y ahora puedo decirlo, porque al final terminaron por comprarse uno. En este artículo os contaremos nuestra experiencia con el Chromecast tras año y medio de uso, para que decidas si podría serte útil o un cacharro más ocupando espacio:

Experiencia con el Chromecast tras año y medio de uso

Experiencia con el Chromecast tras año y medio de uso

Con el Chromecast de Google se nos abre un amplio abanico de posibilidades, porque podemos enviar todo el contenido que queramos a la tv con un golpe de clic. Estos son los puntos fuertes y débiles del Chromecast, tras año y medio disfrutando de sus servicios:

Puntos fuertes del Chromecast

– Fácil de usar y configurar: uno de los puntos fuertes del Chromecast es sin duda lo fácil que es de configurar y usar. Solo necesitaremos la aplicación y seguir los pasos, estar conectados en la misma Wi-Fi y enviar contenido. Cualquier usuario de cualquier edad puede usarlo, además, viene muy bien explicado en el pequeño manual.

– Envía contenido desde el móvil (no solo desde el PC): nos encanta poder enviar contenido desde el móvil, y no solo desde el pc (algo que haría el antiguo cable). ¿Quieres que tus amigos vean un vídeo al instante? Pulsa en el icono del Chromecast y envíalo a la tele.

– Portabilidad: puedes llevarlo a cualquier lugar porque no ocupa nada. Es lo más portable que existe. Tan solo cógelo y enchúfalo en la TV que quieras, configura la misma Wi-Fi y ya está listo para usar.

– Precio: el precio es una de sus mejores bazas, porque podremos comprar el Chromecast por 35 euros desde la Google Store, y mucho más barato si navegamos por otros rincones del a red.

– Garantías de Google: otro punto fuerte es la garantía de Google, que es de las mejores. Si tenemos algún problema nos lo reemplazan. Todo lo solucionaremos con una llamada gratuita por parte de estos chicos.

– Envía una pestaña/pantalla: podrás enviar una pestaña para ver cualquier cosa en la TV (es decir, el vídeo que quieras de la página que quieras, tan solo tendrás que ponerlo a pantalla completa), el propio vídeo de YouTube con solo seleccionar el icono del Chromecast en el reproductor, enviar la pantalla completa del PC para ver el escritorio en la TV y mucho más.

Puntos débiles del Chromecast

– Interfaz: no tendremos una preciosa Interfaz desde la que comprar películas o seleccionar el contenido que vemos, pero eso habría que pagarlo por lo que se lo perdonamos.

– Mando: tampoco tenemos mando con el que controlarlo, el mando será el móvil o el propio PC. También se lo podemos perdonar por su precio.

Conclusión sobre Chromecast de Google

chromecast enviar contenido tv

Por 35 euros (u otras ofertas dónde lo podemos conseguir por mucho menos), podremos equiparnos con un gadget realmente interesante, que nos hará disfrutar de una buena experiencia en cuanto a contenido multimedia. Es pequeño y podremos llevarlo a cualquier lugar, solo tendremos que estar en la misma Wi-Fi para enviar contenido. Lo tiene todo.

Lo que más me gusta, es el hecho de buscar cualquier película y enviarla al Chromecast con solo enviar la pestaña. Lo mismo cuando compro una peli en Google Play, ya que basta con seleccionar el icono para que aparezca en la pantalla de la TV y la experiencia es inmejorable. ¡Lo recomendamos!

Recuerda echar un vistazo a cómo ver Yomvi con el Chromecast y las 5 apps imprescindibles que hemos escogido, para que así exprimas al máximo tu experiencia con este gadget económico de los chicos de Mountain View.

¿Qué opinas de nuestra experiencia con el Chromecast tras año y medio de uso? No dudes en contarnos la tuya en los comentarios.

    COMENTARIOS