USB Tipo-C: problemas

Cuando llega una novedad tecnológica, normalmente tardan unos meses hasta que se desarrolla lo suficiente y podemos tener plena confianza en ella. En este caso estamos hablando de los USB Tipo-C y de sus problemas, ya que en la mayoría de las ocasiones esos cables no obtienen las certificaciones necesarias y pueden dañar nuestros terminales de forma permanente. La intuición nos dice que no debemos cargar un dispositivo con un cable de 10 céntimos, ¿verdad que no?

USB Tipo-C: Problemas y consejos

Los USB Tipo-C han llegado al mercado pero los fabricantes todavía están muy verdes en cuanto al proceso de fabricación. El ya clásico microUSB ha sido replicado de forma masiva por la mayoría de empresas tecnológicas, abaratando su coste hasta unos pocos euros, pero con el USB Tipo-C todavía no pueden hacer esas rebajas, o al menos no deben hacerlo.

cable-usb-type-c-oneplus-cabeza

Vamos a ver una serie de problemas que tienen estos nuevos conectores para nuestros smartphones y algunos consejos para evitar que tu querido móvil estalle en llamas, como ya ocurrió en el pasado.

  • Mal ensamblaje de los conectores: no hay nada peor que coger un cable y notar que los componentes metálicos se mueven o no son lo suficientemente firmes. Muchos fabricantes están creando USB Tipo-C baratos con este tipo de problemas, intentando abaratar costes, pero lo único que consiguen es que de vez en cuando ocurra alguna que otra desgracia.
  • Cables sin las pruebas necesarias y que no cumplen las especificaciones: el USB Tipo-C tiene una serie de especificaciones a seguir que deben ser cumplidas como estándar que ya es, pero que muchas fábricas se saltan para reducir el coste de fabricación. Tampoco se realizan las pruebas necesarias que necesitan este tipo de productos. El USB Tipo-C ya no es un cable microUSB al que le valía casi “cualquier cosa”.
  • Cables sin certificaciones ni confianza detrás: ahora no te puedes fiar ni de la casa oficial. Google le dio un buen traspiés a OnePlus cuando lanzó su propio USB Tipo-C barato.Lo lógico es apostar por la propia compañía para comprar este tipo de cables, eliminando esa opción cómoda de recurrir a un cable barato para cargar nuestro smartphone en cualquier lugar. No le puedes meter unas ruedas de 50 euros a un Ferrari, ¿verdad que no?
  • Poca acogida por parte de las marcas: no todos los dispositivos incluyen el nuevo USB Tipo-C. La verdad es que es una maravilla poder cargar el smartphone sin importar cómo enchufas el cable, pero los cables todavía son caros y sufren los problemas que hemos comentado, por lo que no todas las marcas apuestan por este nuevo estándar USB. Cuanta mayor sea la acogida, más barajarán los precios y la Ley de la oferta y la demanda hará el resto: calidad a bajo precio.

3 consejos que te damos

Los consejos más lógicos, que no económicos son los siguientes cuando vamos a comprar un USB Tipo-C:

  • Marca: comprar los cables propios de la marca del fabricante suele ser acertado, pero no económico. No quemes tu Nexus 6P por comprar un cargador de 5 euros. mejor tener solo dos que un smartphone derretido en tu mesilla.
  • Calidad: si vas a apostar por un cable USB Tipo-C de la competencia, ve al que mejor lo haga. Las valoraciones de los usuarios son fundamentales y sobre todo, sería recomendable apostar por empresas comercializadoras como Google, que cumplen todas las especificaciones al pie de la letra.
  • Precio: a veces lo caro sí es de calidad. No siempre es así, pero si combinamos estas tres recomendaciones, tendremos menos posibilidades de llevarnos un chasco con un nuevo cable.

¿Y tú por qué cable USB Tipo-C apostarías? ¿Has tenido problemas con algún USB Tipo-C?

    COMENTARIOS