Construye tu propio Google Home con Google Assistant y Raspberry Pi 3

Google Home es el proyecto con el que Google busca entrar en los hogares de los usuarios. Aunque de momento no está presente en demasiados países y su avance está siendo más lento de lo deseado. Este lento avance lleva a que muchos usuarios busquen formas de obtener el asistente de hogar de otras maneras. De hecho, ya os contamos cómo lograr uno usando un viejo smartphone.

Pero también hay otra manera de lograr el asistente sin necesitar Google Home como tal. ¿Cómo podemos lograrlo entonces? El pasado mes de mayo, la edición número 57 de la revista The MagPi incluyó un kit de regalo con el que poder hacer tu propio Google Home. Por ello, podemos usar Google Assistant en Raspberry Pi 3. Aunque aparte de eso necesitaremos unos altavoces y un micrófono USB si no tenenos el set que se incluyó en la revista.

¿Qué necesitamos?

Para resumirlo todo de una forma más clara, os enumeramos lo que necesitamos para poder llevar a cabo este proceso. El kit de Google incluye los siguientes componentes:

  • Placa PCB para controlar los micrófonos y el pulsador
  • Una placa PCB alargada con dos micrófonos
  • Un altavoz
  • Un pulsador
  • Un LED
  • Mecanismo para que el pulsador funcione
  • Cables para conectarlo todo
  • Caja de cartón en la que montar el kit

Además de estos objetos que se incluyen en este kit patrocinado por Google, vamos a tener que añadir algo de nuestra parte. ¿Qué más necesitamos? 

  • Raspberry Pi 3
  • Tarjeta MicroSD para instalar el sistema operativo
  • Cinta adhesiva
  • Destornillador tamaño P00

Una vez tenemos todos los objetos necesarios estamos listos para poder empezar con el proceso entero. Comenzamos ya a montar nuestro propio Google Home.

Montar el kit

En la web de este denominado AIY Proyect (Una mezcla de inteligencia artificial y hazlo tú mismo) hay una guía con instrucciones. Las podéis consultar aquí. Aunque, es todo en inglés, por lo que puede que para algunos resulte más complicado. Pero os vamos a resumir los pasos más importantes a continuación.

Lee también:  Google es acusada de monopolizar las tiendas de aplicaciones en Android

Lo primero que tenemos que hacer es conectar la placa PCB (también llamada Voice HAT) y el pulsador a la Raspberry Pi 3 con la ayuda de dos alzadores de plástico. Usando un destornillador conecta los dos cables al altavoz. El cable rojo es positivo y el cable negro es negativo. A continuación, conecta el resto de cables a la placa. Entonces, tenemos que colocar todo en el primer cartón.

Hay que doblarlo dejando las instrucciones a la vista. Lo primero que debemos colocar es el altavoz. Una vez hemos hecho esto, coloca la Raspberry Pi 3 junto con el Voice HAT. Monta la caja con cuidado, porque justo donde está el altavoz es la parte en la que se encuentran los agujeros, y puede haber algún problema o que la caja se rompa o rasgue. A continuación tenemos que fijar la carcasa del pulsador. Para ello, hay que desenroscar la tuerca de plástico negra y luego introducir el pulsador en el hueco de la tapa. Una vez nos aseguramos está bien colocado, volvemos a enroscar la tuerca.

Ahora es el momento de montar el mecanismo con el LED y el pulsador. Para ello, hay que encajar el LED en el pulsador y conectar los cables. Con mucho cuidado y ¡OJO! hay que hacerlo en el orden correcto. Rojo y azul fuera y blanco y negro en el centro. Recordad el orden, es muy importante. Si ya hemos hecho esto, ya llegamos a la última parte. Hay que conectar la placa con los dos micrófonos. Por tanto, la pegamos con un poco de cinta adhesiva. Hay que mirar y tener cuidado al colocar los micrófonos, para que haya una buena entrada de sonido. Con esto ya estaría finalizada esta parte. Pasamos a la siguiente.

Instalar el software

Llega el momento de instalar el software en la tarjeta MicroSD. Para ello, hay una serie de cosas que necesitamos hacer. Lo primero es descargar la imagen del sistema y flashearla en la MicroSD usando un ordenador. Estos son los pasos:

  1. Descarga la imagen aquí
  2. Descarga el software Etcher.oi para ordenador aquí
  3. Descomprime el archivo con la imagen del sistema operativo para la Raspberry Pi 3
  4. Introduce la tarjeta microSD en tu ordenador
  5. Abre Etcher y selecciona la imagen. Luego selecciona la microSD y pulsa en ‘Flash’
  6. Deja que cargue y la tarjeta microSD está lista
Lee también:  El cierre de Hangouts está cerca, Google ya está avisando a los usuarios en la app

Una vez hemos flasheado la tarjeta, la podemos colocar ya en la Raspberry Pi 3 y estamos preparados para empezar. Necesitamos un monitor con cable HDMI y un teclado on ratón. Conectamos todo y le damos energía a la Raspberry. Una vez hecho esto, y haya cargado, ya que puede tardar varios minutos, tenemos ya el escritorio activo. En la parte superior derecha nos conectamos al Wi-Fi. Una vez conectados hay que introducir la siguiente URL: https://console.cloud.google.com/

Introducimos nuestra cuenta Gmail para poder usar el Google Assistant. Por tanto, una vez nos registramos con nuestro usuario y contraseña nos podemos beneficiar de este servicio gratuito. Nos tenemos que dar de alta en el servicio, y los pasos a seguir son:

  1. Crea un proyecto que puedes llamar “Home Pi” o como quieras
  2. Activa la API de Google Assistant en dicho proyecto. Para ello tienes que seguir esta ruta: API > Enable API > Google Assistant > Enable
  3. Crea un nuevo credencial en la siguiente ruta: Credentials > Create credentials > OAuth Client ID > Other (añade el nombre que quieras) > Create
  4. Tenemos que descargar el credencial en la Raspberry Pi 3. Lo encontramos en la página de credenciales de las APIs. En la parte derecha está un botón para descargar.
  5. Copiamos el archivo a la carpeta /home/pi/ . Tenemos que cambiar el nombre. Por lo que pulsamos en el botón derecho y seleccionamos la opción de rename y usamos el nombre assistant.json.

Hablar con Google Assistant

A continuación tenemos que lanzar Google Assistant en la Raspberry Pi 3. Un paso más para poder tener Google Home. Para lanzarlo tenemos que abrir el icono en el escritorio e introducir este comando: src/main.py.

Al ser la primera vez nos va a pedir los permisos para usar nuestra cuenta Google Cloud (asociada a Gmail). A continuación nos va a pedir pulsar un botón. Para salir, tendremos que pulsar CTRL+C con la ventana activa. Ahora, puedes preguntarle algo a la caja de cartón, ya que Google Assistant está ya instalado. Controlar el volumen es algo que puede resultar raro, aunque es muy simple. Sólo tienes que usar el icono en el escritorio o simplemente decirle a Google Assistant “volume down” y si quisieras subirlo “volume up”.

Lee también:  Stack: Escáner de imágenes inteligente, así es la nueva app de Google

Activa Google Assistant a través de SSH

Os hemos enseñado a activar Google Assistant a través del ordenador. Pero, hay otra manera de poder hacerlo sin necesidad de ordenador. Lo podemos hacer de forma remota con un protocolo SSH y la ayuda de nuestro smartphone. Otra forma de hacerlo que seguro a muchos usuarios les resulta útil.

Primero, tenemos que activar el protocolo SSH en la Raspberry Pi 3. Para ello acudimos a la Raspberry. Tenemos que seguir esta ruta: Inicio > Preferences > Raspberry Pi Configuration. Aquí, hay una pestaña llamada ‘Interfaces’. En dicha pestaña tenemos que marcar la opción de ‘Enabled’ de SSH. También suele ser recomendable cambiar la contraseña. Por seguridad.

Para poder acceder desde nuestro smartphone, necesitamos una aplicación que nos permita hacer conexiones SSH. JuiceSSH es una buena opción. Una vez la descargamos, introducimos la IP de Raspberry Pi 3 y hacemos log in con nuestro usuario y contraseña. Por defecto suelen ser Pi y Raspberry respectivamente.

JuiceSSH - SSH Client
Price: Free

Una vez hemos obtenido conexión a la línea de comandos de Raspberry Pi 3 por SSH tenemos que introducir dos comandos más. Dichos comandos son:

  • /home/pi/bin/voice-recognizer-shell.sh
  • src/main.py

De esta manera, al introducirlos vamos a poder iniciar el servicio de Google Assistant.

Conclusiones

Poder crear tu propio Google Home no es tan complicado como parece. Si bien parece que hay muchos pasos, si los seguimos con calma el proceso será mucho más simple y accesible para todos. Además, el kit que Google regalaba con la revista, aunque muy útil, no es del todo necesario.

Con una Raspberry Pi 3, unos altavoces con mini-jack y un micrófono USB estamos más que preparados para tener Google Assistant y Google Home en nuestra casa. Y sin tener que gastarnos tanto dinero. Como muchos de vosotros ya sabéis, el asistente de Google está disponible en inglés. Dentro de muy poco lo estará en castellano, por lo que puede que algunos quieran esperar a ese momento y así usarlo con comandos en castellano. Los que no quieran esperar, ya pueden tener su propio Google Home en casa.