La cama de Marcos Llorente no hace milagros: ¡es una estafa de Hogo!

Cama Hogo timo

Marcos Llorente, jugador del Atlético de Madrid, es conocido popularmente por su prodigioso físico y la rutina que lleva para cuidarlo. Aparte del ejercicio que hace y de la dieta paleo que sigue, se sabe que utiliza una cama especial para dormir. Pues bien, resulta que esa cama de Hogo es un timo.

Hogo es una marca especializada en crear sistemas de descansos y camas que combaten con los campos electromagnéticos que interfieren en el cuerpo humano. La compañía se hizo viral porque Llorente la utiliza para dormir y así recuperar las horas de sueño adecuadas.

Cómo funciona la cama de Hogo

Lo primero que debes saber es el funcionamiento de esta cama milagrosa. Navegando un poco por su web, verás que una de sus principales premisas es la protección contra los campos electromagnéticos y la radiofrecuencia. Es decir, protege de los aparatos cargados eléctricamente.

En especial, la empresa afirma que los más peligrosos son los móviles, los teléfonos fijos, las lámparas, etc. Aparatos producidos por el ser humano y que necesitan de una toma de corriente. Estos campos electromagnéticos, a niveles elevados, pueden causar problemas de salud.

Según asegura la compañía, actúa como una burbuja protectora contra estas radiaciones gracias a sus camas fabricadas con una malla de plata y grafito. Esto elimina las radiaciones hacia las personas que habiten en la cama, protegiéndolas ante cualquier fuga de corriente.

Lee también:  ¿Es tu conexión a Internet en Android realmente segura?

Sistema descanso Hogo

La cama, además, posee materiales totalmente naturales para contribuir en esa protección. En este producto puedes encontrar madera de haya, fibra de coco, látex 100% original y algodón orgánico. Una serie de excentricidades que buscan tu comodidad a la hora de dormir, aunque también se verá reflejado en el precio.

¡No te compres la cama milagrosa de Hogo!

Para sorpresa de mucha gente, estas innovadoras y milagrosas camas de Hogo no han sido lo que se esperaba. Las opiniones de muchas celebridades han sido positivas, pero estas opiniones carecen de la veracidad que deberían tener.

Seguramente no es porque quieran engañar a la gente que lo compre de manera interesada, sino porque realmente crean que les funciona. Es lo que se conoce como efecto placebo. No obstante, no hay evidencias científicas de que estas camas de Hogo tengan ese efecto positivo, sino todo lo contrario.

Camas Hogo estudios

Biólogas e investigadoras como María Ángeles Bonmatí, desde la Universidad de Murcia, afirma al medio Hipertextual que no hay evidencias de que los dispositivos electrónicos encima de la mesita de noche tengan efecto negativo alguno sobre el sueño.

Sí que tienen ese efecto nocivo las pantallas retroiluminadas en los ojos antes de dormir, así como tener la alarma del móvil justo al lado, pero eso es otra historia.

Lee también:  Stalkerware: todo lo que debes saber sobre este virus que te espía

La empresa Hogo se ha esforzado en esclarecer los resultados de su cama con estudios propios, pero estos cuentan con muchas dudas por parte de la comunidad científica. Están financiados por la propia empresa y las opiniones son de familiares de los trabajadores. Además, el estudio disponible en su web, no ha pasado por la revisión de revistas científicas.

A efectos legales, la empresa incumple con varias prohibiciones, según los expertos en el campo legislativo. Algunas de ellas son publicidad ilícita, falsos testimonios y otras carencias que presenta la información de la empresa sobre estas camas.

En definitiva, la empresa vende un producto lujoso, con materiales únicos y que te pueden incitar a comprarla por su alto componente orgánico para evitar el campo electromagnético. No obstante, una cama de 40.000 € que no tiene evidencia científica, por muchos famosos que la compren, no hace que merezca más la pena. La cama de Hogo podría ser un timo.

Y tú, ¿te has atrevido con una cama de Hogo? ¿Crees que debería tener una sanción por este timo?