El Galaxy S23 Ultra cuesta un 154% menos de lo que vale, según su factura de fabricación

cuanto cuesta fabricar el galaxy s23 ultra

Que la diferencia entre el coste de fabricación y el precio de venta al público de los móviles de las grandes compañías sea bastante elevada no es una sorpresa. En los últimos años, ha sido demostrado con los Google Pixel 7 Pro, Xiaomi 12S Ultra, iPhone 13 Pro, entre otros. Al fin y al cabo, poner a la venta un producto en varias regiones del mundo conlleva muchos gastos y, además, las marcas siempre hacen valer su caché.

La firma de análisis de mercado Counterpoint ha publicado un informe que revela el coste real del Galaxy S23 Ultra. Cuando nos referimos a «coste real» hablamos del precio del smartphone tomando en cuenta solamente el coste de cada uno de los componentes que lo conforman. Es decir, no se consideran los costes de marketing o los de investigación y desarrollo. En otras palabras, es lo que le cuesta a la empresa fabricarlo. Vamos a conocerlo…

¿Cuánto cuesta fabricar el Samsung Galaxy S23 Ultra?

cuanto cuesta fabricar el samsung galaxy s23 ultra

De acuerdo a lo publicado por la firma de análisis de mercado, el Galaxy S23 Ultra cuesta fabricarlo unos 469 dólares o 438 euros al cambio. Recordemos que, en su versión más económica, este móvil vale 1409 euros en España. ¡Samsung nos lo vende a más del triple de lo que le cuesta hacerlo! Reiteramos que aquí solamente hablamos del coste de fabricación, pues si le sumamos el coste de ponerlo a la venta, el margen de beneficio para Samsung es menor.

Lee también:  5 series para ver si te gustó "Mi reno de peluche"

Las piezas más caras son el chip Snapdragon 8 Gen 2 for Galaxy y su sistema de módem, que suponen el 35% del coste. Vale la pena matizar que, hasta ahora, Samsung ha sido la única compañía en conseguir esta versión exclusiva del procesador de Qualcomm con mayores velocidades de reloj.

Qualcomm también ha proporcionado otros componentes para el Galaxy S23, como el circuito integrado del sensor de huellas dactilares, los chips WiFi + Bluetooth y el códec de audio. Así pues, Qualcomm aporta un 34% de los componentes, siendo esta la mayor aportación que la compañía estadounidense ha hecho a un buque insignia Galaxy.

El segundo componente más caro del S23 Ultra es la pantalla de 6,8 pulgadas de Samsung Display, que cuesta el 18% del coste del material. Se trata de uno de los mejores paneles AMOLED disponibles actualmente en un teléfono, con un brillo máximo de 1750 nits. Por otro lado, su cámara con sensor Samsung de 200 megapíxeles, es el tercer elemento más caro con un coste del 14% de la factura. Tanto Samsung como Sony suministran los sensores de la cámara del S23 Ultra.

En fin, coméntanos… ¿te parece justificado el precio final del Galaxy S23 Ultra?