El Samsung Galaxy S8 es imposible de doblar, así lo demuestra en este test de resistencia

Galaxy S8 no dobla test resistencia

Hoy es el día, el Samsung Galaxy S8 ya está disponible en muchos hogares (en el nuestro incluído) y lo que llevábamos días esperando por fin está disponible. Jerry Rig ya ha hecho su peculiar test de resistencia al Galaxy S8 y este ha demostrado estar a un nivel realmente prometedor. Si quieres ver más y su resistencia a caídas puedes ver cómo golpean el Galaxy S8 con un martillo de picar piedra o cómo lo cortan con una dremel.

Lo primero es ver el vídeo y luego más abajo comentaremos lo bueno y lo malo de este teléfono. Lo cierto es que Samsung ha hecho un gran esfuerzo por mantener un potente diseño y resistencia a partes iguales. Samsung demuestra que sabe cómo reforzar el smartphone y cómo cuidar todos los elementos para que funcionen a la perfección. Si quieres ver su rival más directo, el LG G6, ya ha pasado este test de resistencia también con muy buena nota pero hay diferencias en cuanto al Galaxy S8 ya que el LG G6 ha sido diseñado con unos bordes muy gordos para evitar cualquier daño y el S8, a priori, parece más frágil.

¿Cómo le ha ido en el test de resistencia al Galaxy S8?

En primer lugar hay que ver en la escala de Mohs cuándo se ralla el terminal, siendo la escala 7 (la misma que la mayoría) donde se raya pero sin tener problemas en la 6 donde muchos teléfonos ya empiezan a sufrir marcas.

Quizás la protección Gorilla Glass 5 tenga algo que ver, una protección que asegura un 82% de supervivencia en caídas a 1 metro y 30 centímetros de alto. Una vez pasada esta prueba han sacado de cúter para ver qué se daña y que no.

El cuter raya algunas cosas, pero muy pocas

Han conseguido rayar el aluminio del lateral, un poco el altavoz (sin llegar a dañarlo ya que este está dentro del terminal sin sobresalir) y el borde de aluminio de la cámara. Es decir, se raya el aluminio pero lo que es parte delantera y trasera permanecen intactas.

En un último test de la pantalla, antes de demostrar el bengdate, también podemos ver cómo a penas se daña con el fuego y resiste altas temperaturas. Después de más de un intento consigue dañar algunos píxeles pero lo cierto es que tiene que aplicar mucha temperatura.

Y para finalizar el plato sorpresa, el Galaxy S8 demuestra que no se dobla, aplique la fuerza que aplique al terminal no es capaz de dejarlo doblado, Samsung ha demostrado que un gran diseño, una pantalla de 5,8 pulgadas en un móvil que es prácticamente todo pantalla, puede aguantar perfectamente a la torsión. Un 10 para Samsung. Y sí, muchos me criticarán de Pro-Samsung pero solo hay que ver el vídeo para darse cuenta y comparar con otros terminales.