¿Vale la pena rootear un Android en pleno 2018?

Chainfire deja root

No es que Android cuando salió al mercado fuese una basura pero sí que es cierto que tenía muchas carencias. Una de las cosas buenas de este sistema es que convertirse en usuario root era realmente fácil.

Gracias a este proceso, que se llevaba a cabo en la mayoría de móviles, podíamos instalar todo tipo de aplicaciones y modificar todo tipo de ajustes del sistema. Esto servía para suplir todas las carencias de Android de forma fácil. Aquí tienes más información sobre qué es el root.

En la actualidad el root ya no es necesario

En pleno 2018 Android ha mejorado tanto que el root ha dejado de ser algo imprescindible. Android Oreo ha cambiado cosas que muchos usuarios no esperaban encontrar nunca.

Gracias a aplicaciones como Substratum o Swift podemos cambiar el tema de nuestro dispositivo sin root e incluso es posible modificar la fuente del mismo sin necesidad de ese permiso.

El root en Android no vale la pena

Además de seguro más seguro, Android se ha vuelto más personalizable a la vez y eso es algo que se agradece. Pero estos no son los únicos motivos para no ser root en la actualidad.

Los pagos móviles, las conversaciones efímeras, etc. han hecho que el root esté prohibido si se quiere usar este tipo de servicios. Este es otro de los motivos por los que hacer root es renunciar a lo mejor de Android.

Chainfire, uno de los más grandes, lo ha dejado

La reflexión ha surgido a raíz de la noticia del desarrollador de SuperSu, Chainfire. Este ha anunciado que deja el desarrollo de todas sus aplicaciones enfocadas en el root.

El desarrollador asegura estar enzarzado en otros proyectos. Pese a ello, asegura que en caso de seguir dando soporte a sus apps, las de root no serán prioridad. Si quieres ver todas las aplicaciones de Chainfire haz click aquí.

Excepciones en las que uno debería ser root

Ahora bien, pese a que ser root no es algo que valga la pena, todavía hay muchas excepciones. Mucha gente debe recurrir a este proceso para salvar su móvil o darle una nueva vida.

La práctica más extendida es la de instalar una distribución libre como LineageOS para poder tener un móvil viejo actualizado a una versión de Android reciente.

Aún así, con la gran cantidad de abandonos y de móviles que se quedaron sin soporte, lo mejor es comprar un móvil de una firma que suela actualizar sus terminales. La idea es evitar que el móvil llegue al fin de su vida útil siendo un bonito pisapapeles.

Compartir