Rootear un móvil: ¿sí o no?

rootear movil merece la pena

Rootear tu móvil ya no es ni de lejos tan complicado como solía ser. De hecho ahora incluso podemos hacerlo sin tener un PC a nuestro lado, más fácil imposible. No obstante, hay quienes argumentan que tal y como ha mejorado Android, el root ya no es necesario, ¿o sí?

Y es que rootear un móvil aún nos sigue dando un par de extras a los que les podremos sacar mucho partido. Sin embargo, también entra en juego lo que estemos dispuestos a sacrificar por ello. ¿Sigues dudando si rootear tu móvil? Sigue leyendo y disiparás todas tus dudas. Rootear, o no rootear: esa es la cuestión.

¿Merece la pena rootear tu móvil Android?

Sí, no te lo pienses y rootea

Solo hay dos opciones, rootear o no hacerlo. La primera de ellas es meterle mano al móvil y rootearlo para poder trastear con él a placer. Pero, ¿qué conseguimos con ello?

Una de las principales ventajas del root es poder instalar temas con Substratum. Para aquellos que no lo conozcáis, Substratum es un motor que nos deja instalar una gran variedad de temas (incluso podemos crear los nuestros propios) sea cual sea nuestro móvil. El único requisito es ser usuario root. Siéndolo, tendremos toda la personalización que queramos.

Además, también podemos recurrir a Magisk. Miles de módulos esperando a que los instalemos en nuestro móvil. Mejorar el audio, tener funciones de Android Oreo… o incluso mejorar la calidad de la cámara. Tentador, ¿verdad?

Ni se te ocurra, ¿cómo vas a rootear ese móvil?

Como bien dicen algunos, hoy en día el root no es (tan) necesario. Antes era comprensible que una gran mayoría de usuarios rootease su móvil, y es que las capas de los fabricantes solían venir con demasiado software preinstalado, y no había forma de librarse de él.

Ahora, sin embargo, tenemos un software mucho más pulido. También disfrutamos de serie de muchos extras que antes conseguíamos con el root. Claro ejemplo de esto era la grabación de pantalla, que hasta hace un par de versiones no podíamos conseguir sin acceso root.

Por otro lado, tenemos que tener en cuenta que bastantes marcas, a día de hoy, siguen quitándonos la garantía si nuestro móvil está rooteado, con el bootloader desbloqueado o con una ROM diferente. Sí, hay maneras de revertir el proceso, pero tienen sistemas de seguridad, como Samsung Knox, para detectarlo. Adiós garantía, en resumen.

Entonces, ¿qué hago?

La decisión final está en tus manos. ¿Nuestro consejo? Rootea tu móvil, que no te tiemble el pulso. Al fin y al cabo tiene más ventajas que inconvenientes. No obstante, si estamos hablando de un móvil del calado del Samsung Galaxy Note 8 o similares, con un precio realmente alto, quizás no nos sea tan rentable quedarnos sin garantía.

Si aún así te decides a rootear tu móvil, aquí tienes una guía de cómo hacerlo de forma sencilla, ¡bienvenido al mundo del root!