¿Tienes un Galaxy S8? Pues espera a 2018 para probar Android Oreo

Cada vez que Google estrena nueva versión de su sistema operativo móvil, llegan las mismas preguntas. ¿Mi móvil podrá actualizar? ¿Cuándo? Si tienes un Galaxy S8, las respuestas son: sí y no tendrás Android 8.0 Oreo hasta el año que viene.

Si echamos la vista atrás, Samsung tardó bastante en llevar Android Nougat a sus exitosos Galaxy S7. Llegó en febrero, por lo que la gama alta del gigante surcoreano fue de las que se hizo esperar más.

Android Oreo no llegará al Galaxy S8 hasta 2018

Desde que la compañía anunció esta versión, los fabricantes han tenido tiempo para, al menos, mostrar cuáles de sus modelos podrán actualizar. Puedes ver la lista completa de smartphones que actualizarán a Android Oreo siguiendo este enlace.

Pero aclarar una fecha ya es otro cantar. Samsung Turquía ha publicado en su blog que la nueva versión aterrizará a principios de 2018. Aunque tampoco ha aportado algún dato que sea más preciso, sí que supone una muestra de que el fabricante está trabajando en la actualización. Algunos rumores apuntan a que esta vez Samsung quiere ser más rápida, por lo que Oreo podría llegar en enero. Lo que sí está confirmado es que la firma tiene marcado febrero como límite, para no tardar más que con los anteriores modelos.

Móviles Samsung actualizarán a Android 8.0 Oreo a principios de 2018

La filial turca también ha avanzado algunas novedades referentes a la capa de Samsung, que tendrá un sistema de notificaciones renovado, así como mejoras en la interfaz. En cuanto a qué teléfonos actualizarán antes a Android Oreo, lo lógico es que primero le toque el turno a la gama alta. Es decir, a los Galaxy S8 y Galaxy Note 8. Esto siempre y cuando la compañía siga los mismos movimientos que este año. Uno de sus rivales, Huawei, le está sacando ventaja, porque el Mate 9 actualizará a Oreo oficialmente en diciembre.

En cualquier caso, lo que está claro es que los usuarios de estos famosos modelos tendrán que esperar a después de las uvas y los regalos de los Reyes Magos. La cuestión es que no llegue después de las tarjetas de San Valentín.

Compartir