Motorola, o cómo el rey de la gama media está en caída libre

motorola fracaso

Hace años, el éxito de Motorola era incontestable. Hoy, sus móviles pasan más que desapercibidos. La gama Moto cada vez tiene menos presencia en su antiguo feudo, la gama media y está a punto de desaparecer en la gama alta. ¿Qué ha pasado con ellos? Hoy te contamos el fracaso de Motorola: una marca condenada a desaparecer.

¿Cómo ha sido el fracaso de Motorola?

Para entender por qué lo llamamos fracaso, primero hay que recordar de dónde viene Motorola. No, no nos referimos a los teléfonos móviles antiguos, sino cuando volvieron por todo lo alto al mundo de la telefonía.

Los inicios: volver por la puerta grande

Nos remontamos por tanto a 2013. En un momento donde la gama media era una ilusión y pocos de sus móviles merecían la pena, llegó Motorola. Con el Moto G (1ª Gen) revolucionó este segmento. Y es que, entonces, pocos dispositivos, o más bien ninguno, ofrecían una experiencia decente por 179 euros, como sí lo hacía el Moto G. Claro, que la inclusión de Android Stock tuvo mucho que ver.

 

Tras el éxito cosechado con este modelo. Motorola siguió explotando esta idea. El año siguiente llegó un Moto G 2014, prácticamente calcado a su hermano menor y que volvió a triunfar. Pero no vino solo. Y es que Motorola se atrevió con la gama más alta, con el Moto X Style y el Moto X Play. Estos dos móviles, aunque cosecharon un éxito más moderado, dieron un nuevo aire a la gama en la que llegaron, ya que pocos podían competir con ellos.

El declive: goodbye moto

No obstante, tras la compra de la marca por parte de Lenovo, todo cambió. No podemos decir que sus siguientes móviles fueran malos, pero el nivel bajó sustancialmente. Los siguientes años, llegó un refrito tras otro del Moto G original, donde las especificaciones empezaban a quedar por debajo de la competencia, entre los que empezaba a asomar la todopoderosa Xiaomi.

Donde sí que empezábamos a ver a la nueva Motorola by Lenovo era en la gama media-alta. Y es que la gama Moto Z ha sido un fracaso total pese a los MotoMods y su diseño ultrafino. No obstante, el Moto Z Play nos recordó a la Motorola que marcaba tendencia. Y es que este móvil se convirtió en uno de los más recomendados de 2016.

No era de extrañar, y es que con una experiencia de 10 gracias al SD625 (que sí, se sigue utilizando) y Android Stock, volaba. Además, su batería inagotable lo hacía ganar enteros. Sin embargo, todo esto se desinfló con la siguiente versión: el Moto Z2 Play, que tiró por tierra las características que hacían destacar a su hermano.

Sin embargo, Lenovo no se rindió e intentó que Motorola siguiera marcando tendencia. Para ello, dieron un lavado de cara a la marca con el Moto G5 y el Moto G5 Plus. Dos móviles de gama media que no eran una mala compra. No obstante, llegaban tarde, muy tarde. Los usuarios se habían olvidado de la marca, y es que había un nuevo gallo en el corral.

Xiaomi ha sido la responsable de dar la puntilla a una Motorola que intentaba levantar cabeza. Y es que con la revolución que han supuesto los chinos para la gama media, hay mil y una opciones mejores que los de Motorola. Pero no todo es culpa de otros, sino que la propia Motorola se pega un tiro en el pie de vez en cuando.

Motorola Moto Z3: saluda al peor móvil de la gama alta de 2018

Y es que, en la situación en la que está la marca, algunas de sus decisiones son incomprensibles. Claro ejemplo es el lanzamiento del Moto Z3, el peor móvil de gama alta de 2018. Poco más se puede hacer.

¿Tiene futuro Motorola? Nuestra predicción

Si hace años nos hubieran preguntado por Motorola, la hubiéramos colocado como la dominadora de la gama media durante muchos años. Sin embargo, a día de hoy, no damos un duro por ella.

Y es que tiene imposible competir en la gama alta, donde directamente no hacen una opción competitiva. Además, cada vez están más desaparecidos en la gama media. Seamos realistas, es imposible que puedan llegar a plantar cara a las marcas como Xiaomi.

Todo esto nos hace pensar que en poco tiempo podríamos vivir el adiós de Motorola. Se hace duro ver en caída libre a una marca con tanta historia. No obstante, hay marcas que no nos harán echarla de menos. Goodbye Moto.