La autonomía del móvil no depende de la capacidad de su batería

Autonomia movil

La duración de la batería, es un punto importante al momento de comprar un nuevo smartphone. A veces, es demasiado fácil recurrir a la hoja de especificaciones de un móvil, mirar la lista de mAh y hacer todo tipo de suposiciones basadas en un solo número. Esto a veces puede ser engañoso, e incluso puede hacer que subestimes una batería pequeña como la del Pixel 3a o el iPhone SE.

Para evitar que esto te pueda suceder, hemos preparado para ti un artículo en el que te contaremos por qué no siempre debes confiar en los mAh como la única guía para predecir la duración de la batería. Ya que la autonomía de un smartphone, no depende del tamaño de su batería.

¿Qué significan los mAh de la batería?

mAh

Seguramente habrás visto la abreviatura mAh en las especificaciones de la batería de tu móvil sin saber su significado. En palabras simples, mAh significa miliamperios-hora, lo que equivale a suministrar un miliamperio de corriente durante una hora.

Por lo tanto, una batería con 1 mAh puede proporcionar 1mA de energía durante una hora. Mientras tanto, una batería de 1000 mAh proporciona 1 mA de corriente durante 1000 horas. Obviamente, ningún móvil dura cientos o miles de horas, pues consumen más de 1mA de corriente de la batería cada hora.

La cantidad de mAh no es lo que determinada cuánto dura la batería

Tamano bateria

Teniendo en cuenta lo anterior, cuanta más corriente o energía use tu móvil, menor será el tiempo de duración de la batería. Es por eso que, aunque un móvil con mayor capacidad de batería debería durar más que uno con una batería más pequeña, esto no siempre sucede. Al igual que su hardware interno, el consumo de energía también varía mucho y puede que un smartphone consuma 10%, 20% o incluso un 30% más de carga que otro.

Del mismo modo, el software también es completamente único dentro de cada dispositivo. Por esa razón, conocer la capacidad de mAh de una batería no te da información exacta sobre su autonomía o su vida útil.

Todo el hardware y software se alimentan de esos mAh

Krin 990

Una de las funciones principales de la batería de un móvil, es alimentar todo el hardware: desde el procesador hasta la pantalla. Y aunque esto puede resultar bastante obvio, lo que muchos no saben es que algunas piezas de hardware pueden consumir más energía que otras.

Los procesadores de las gamas baja y media, consumen mucha menos energía que los de gama alta (generalmente). Un mayor rendimiento casi siempre requerirá más potencia, y en consecuencia los móviles de menor gama, a menudo tienen una mayor duración de batería que los de gama alta.

El 5G consume mucha energía, al menos de momento

Una tendencia reciente que puede influenciar la duración de la batería es la conectividad 5G. Y es que en comparación con la tecnología 4G, los módems y componentes de radio de la red 5G, requieren mucha más potencia. Por tanto, si tienes un móvil con 5G es probable que tu batería no dure demasiado.

Definitivamente, el cambio al 5G ha aumentado la necesidad de crear mayores capacidades de batería, contrario a lo que puede suceder si te conectas a una red 4G. Debes tener presente que el 5G generalmente consume al menos un 20% más de energía, por lo que autonomía de tu móvil mermará considerablemente. Aquí te explicamos el por qué de esto.

El software puede mejorar el consumo de energía y aumentar la autonomía

Mejorar autonomia

Si has llegado hasta aquí, ya puedes dar por sentado que una batería más grande, no va ligada a mayor duración. Teniendo en cuenta que cuantas más funciones tenga un móvil, más difícil será optimizar el consumo de batería, conseguir un equilibrio puede ser todo un reto. No obstante, los fabricantes hacen posible este equilibro entre el hardware y la batería para, al menos, garantizar un día completo de uso (que en algunos casos no se cumple).

Hay muchas formas de alargar la vida útil de tu batería y, por supuesto, el uso que le des a tu móvil también marcará una pauta importante en el consumo de energía. Aplicaciones, como Facebook o Instagram pueden acabar con tu batería mucho más rápido que algunos juegos, por ejemplo.