Rootea casi cualquier Android fácil y rápido con Kingo Root. Aunque Android es un sistema operativo totalmente personalizable, hay ciertas funciones y ajustes reservados a los que se conocen como superusuarios, lo que se consigue rooteando el móvil. Gracias al rooteo, podemos configurar cualquier cosa de nuestro terminal, y conseguirlo cada vez es más facil.

En los inicios de Android, rootear un móvil era un proceso muy complicado y que requería un montón de operaciones, algo no apto para la mayoría de usuarios, sin embargo, cada vez es más fácil conseguir el root siguiendo cortos y sencillos tutoriales. En un post anterior, un compañero mío os contaba cómo rootear un Android con Framaroot, un sistema de rooteo válido para un montón de smartphones en el que no es necesario conectar el teléfono a ningún ordenador, algo que gusta a muchos usuarios. Sin embargo, rootear el móvil desde el ordenador no siempre lleva trabajo, pues hay una herramienta llamada Kingo Root con la que podemos rootear nuestro móvil con un click, y es válido para casi todos los Android, por lo que es una muy buena opción para aquellos usuarios de móviles chinos para los que no hay un software de rooteo específico.

Rootea tu Android con un simple click

Kingo Root es la herramienta perfecta para esos usuarios que quieren rootear su Android sin complicaciones ni extensos tutoriales, pues es una herramienta “one click” de rooteo universal, algo perfecto para usuarios no avanzados. Kingo Root es una de las herramientas de rooteo que más compatibilidad ofrece en cuanto a móviles, y por si fuera poco, se actualiza continuamente, agregando móviles a su lista de compatibles.

Kingo Root es válido solo para Windows, así que obviamente se va a necesitar un ordenador con este sistema operativo, aunque se puede hacer desde un Mac con un emulador de Windows como Parallels.

Pasos a seguir

Lo primero que se debe hacer es instalar Kingo Root desde su página oficial, el programa se encargará de todo, por lo tanto no es necesario instalar drivers ni ningún otro tipo de software, pues la herramienta se encargará de todo. Una vez tengas abierto Kingo Root, debes seguir estos pasos.

  1. Lo primero que debes hacer cuándo rooteas un móvil sea cual sea el método, deberás activar la Depuración USB en las Opciones de desarrollo de tu Android, si esta sección no aparece en tus ajustes, puedes activarla de este modo.
  2. Una vez activada la Depuración SUB, debes enchufar el smartphone al ordenador mediante el cable USB.
  3. Una vez conectado y la pantalla desbloqueada, Kingo Root detectará tu Android y prepará el proceso de rooteo, descargando drivers automáticamente en caso de que fueran necesarios.
  4. Cuando termine de preparar la operación, se mostrará un botón en la parte inferior que pone ROOT, el cuál debemos de pulsar.kingoroot1

Una vez hechos estos pasos, tu Android quedará rooteado, y todo con un simple click, y por si fuera poco, si tu Android ya está rooteado, puedes eliminar el root también desde esta herramienta, ¿qué más se le puede pedir?kingoroot3

Como puedes observar, rootear un móvil con Kingo Root se puede hacer de una manera muy sencilla además de efectiva. En caso de que tu Android no sea compatible, el programa te avisará y deberás seguir otro método, pero recuerda que es una de las herramientas que más dispositivos compatibles tiene y que se actualiza continuamente, por lo tanto si tu terminal no es compatible, puede que en poco tiempo lo sea.

Vía | KingoApp

    COMENTARIOS