Apple iPhone 6S

Cuando me preguntan por qué no me compro un iPhone en vez de mi Galaxy S6 ya digo que la principal razón no es el precio porque mi Galaxy S6 costaba, en el momento de su lanzamiento, lo mismo que un iPhone 6.

No me compro el iPhone porque no me gusta y aún teniendo dinero para comprar un iPhone 6S jamás me lo cambiaría por mi Galaxy S6 y posiblemente futuro Galaxy S7 (del que tan bien se está hablando en la red). El iPhone 6S es un buen móvil, no digo lo contrario, pero hay muchas razones por las que nunca me compraría un iPhone y no tienen que ver con que se Android o con que odie a Apple porque mi ordenador portátil es un Mac y ahí debo admitir que no me he equivocado con la elección.

Blackview Plus Ultra: Imágenes filtradas del clon de iPhone

¿Por qué no me gusta el iPhone?

No, decir que odio el iPhone es demasiado porque si no tuviese móvil no me importaría llevar uno de estos gratis en mi bolsillo. Ahora bien, a su precio prefiero pagar por un móvil Android por algunas razones que son muy sencillas.

  • La poca preocupación por el usuario – Apple no se preocupa por hacer que el usuario tenga un móvil cada vez mejor o más usable. Apple solo se empeña en seguir su línea y no renunciar a ella por nada del mundo. El diseño del iPhone 6 Plus es malo (la proporción de pantalla es de risa si lo comparamos con sus rivales). Tampoco me gustaría recordar cuánto ha tardado Apple en dejar de fabricar móviles de 4 pulgadas por un simple capricho. El usuario siempre termina perjudicado.
  • iOS es muy cerrado – La gran diferencia de Android con iOS es lo cerrado que resulta iOS. iOS es un sistema operativo intuitivo y lo cierto es que los que nunca han tenido un smartphone seguramente aprendan a usar rápido iOS pero cuando te pasas de uno a otro descubres que en Apple faltan muchas cosas (te terminas acostumbrando a menos pero eso no quiere decir que sea mejor).

iOS es demasiado cerrado para todos

  • No hay smartwatch baratos – Sí, Android Wear es compatible con el iPhone pero con tantas limitaciones que si quieres algo usual necesitas un Apple Watch que cuesta un montón de dinero. Es más, iOS es tan cerrado que no permite a Android Wear ser mejor con ellos y eso les daría bastante salida aunque no interesa.
  • No tiene NFC – Sí, tiene NFC pero no sirve para nada. Apple solo permite usar el NFC con Apple Pay, nada más. De nada te servirán otras aplicaciones que usen NFC porque Apple no da permisos para ello. Eso hace que no sea posible pagar con un iPhone en España.
  • Es caro – A pesar de que tengo un Galaxy S6 porque me gusta tener la tecnología más avanzadas debo admitir que para tener una tecnología buena a día de hoy no hace falta gastarse lo que cuesta un iPhone, es más, llega con gastarse justo la mitad para obtener lo mismo o más. No hay que olvidar que el Meizu Pro 5 es un móvil impresionante por un precio que ronda los 400 euros y tanto potente como el Galaxy S6.

Ahora bien, sigue siendo un buen móvil, el iPhone 6S (tanto en su versión Plus como en su versión base) están bastante bien pero jamás he pensado en pasarme de Android a Apple y no por este proyecto sino porque me resulta inútil hacerlo, no quiero tener menos de lo que ya tengo, Android ha mejorado muchísimo y cada vez me gusta más. Y no, el de la foto de la arriba no es un iPhone, es un BlackView Plus Ultra.

    COMENTARIOS