Ayer ha sido presentado el Galaxy S6 Edge Plus, la versión más grande del tope de gama de Samsung con la pantalla curva presentado en marzo de este mismo año durante el MWC. A simple vista, la única diferencia entre estos dos fabulosos terminales es el tamaño, pero, ¿hay alguna diferencia más? Para contestar a esta pregunta haremos una comparativa entre ambos terminales, por si tienes ganas de hacerte con un Samsung con la pantalla curva pero no sabes cuál es mejor.

Diseño

Hay que decir que el Galaxy S6 Edge supuso un cambio drástico en el diseño al que nos tenía costumbrados Samsung, convirtiéndose en el smartphone más bonito hasta la fecha del fabricante coreano. En esta generación de terminales, la compañía decidió abandonar por fin el plástico y utilizar una combinación de aluminio y cristal que logra un aspecto y un tacto a otro nivel, todo ello sumado a unas líneas de diseño realmente buenas.

En el Galaxy S6 Edge Plus nos encontramos con los mismos materiales de construcción y unas líneas de diseño idénticas, aunque es bastante más grande, pues en este caso la pantalla crece hasta las 5,7 pulgadas, lo que provoca que tenga un tamaño de 154,4 x 75,8 x 6,9mm, frente a los 142,1 x 70,1 x 7mm que vemos en la primera versión del Galaxy S6 Edge.galaxy s6 edge plus vs galaxy s6 edge comparativa2

Pantalla

Como bien decía anteriormente, el mayor cambio que vemos entre los dos terminales es el tamaño de pantalla y por consiguiente el tamaño del terminal. El el caso del Galaxy S6 Edge nos encontramos con una pantalla formada por un panel Super AMOLED de 5,1 pulgadas con resolución QHD (2.560 x 1.440 píxeles), mientras que en el Galaxy S6 Edge Plus nos encontramos con un panel de 5,7 pulgadas con la misma resolución QHD, no obstante al compartir resolución y al ser la pantalla de este último más grande, la densidad es mayor en el Galaxy S6 Edge, pues tiene 576ppp frente a los 518ppp con los que cuenta el Galaxy S6 Edge Plus.galaxy s6 edge plus vs galaxy s6 edge comparativa1

Redimiento

En este apartado ambos terminales están muy igualados, pues en su interior montan el mismo procesador, el Exynos 7420 de fabricación propia formado por 8 núcleos a 2,1GHz, no obstante el Galaxy S6 Edge Plus cuenta con 4GB de memoria RAM frente a los 3GB del Edge normal, por lo que podría lograr mejores resultados a la hora de mover aplicaciones.

Memoria

En este caso sí hay diferencia entre ambos teléfonos, pues mientras que podemos hacernos con el Galaxy S6 Edge en tres versiones de memoria distintas: 32GB, 64GB o 128GB, el Galaxy S6 Edge Plus tan solo lo tenemos disponible en versión de 32GB o 64GB, al menos son las dos versiones que se han mostrado en la presentación, aunque podría haber también una versión de 128GB.

Sea como fuere, en ninguno de los dos teléfonos tenemos la posibilidad de aumentar esta memoria mediante una tarjeta MicroSD, lo que es una gran desventaja.

Cámaras

En este aspecto los terminales, pues ambos montan el sensor Sony IMX240 de 16MP en la cámara principal y uno de 5MP en la frontal, que logran unas fotos estupendas, pues la cámara trasera cuenta con estabilizador óptico entre otras cosas que logra unos resultados asombrosos.

Batería

Como es obvio, la batería del Galaxy S6 Edge Plus cuenta con mayor capacidad que la del Galaxy S6 Edge normal, puesto que la pantalla que tiene que alimentar es de un tamaño superior, por consiguiente cabe una batería de mayor tamaño, puesto que el terminal más grande. En el caso del Galaxy S6 Edge Plus nos encontramos con una batería de 3.000mAh de capacidad, mientras el Galaxy S6 Edge cuenta con una de 2.600mAh que le da una autonomía realmente buena, por no hablar de lo rápido que se carga.

Precio

En el precio es quizás donde más se nota el cambio entre ambos terminales, pues la versión básica del Galaxy S6 Edge (32GB) lo podemos obtener por un precio de 699 euros, mientras que este Galaxy S6 Edge Plus lo podremos conseguir a partir de los 799 euros.

Conclusión

Como puedes ver, estamos ante dos terminales prácticamente iguales en especificaciones, pues lo único que cambia es el tamaño de pantalla, así que si dudas entre hacerte con uno o con otro, deberás valorar si pagarías 100 euros más por una pantalla 0,6 pulgadas superior, puesto que es la diferencia que existe entre ambos.

    COMENTARIOS