¿Por qué nunca deberías usar una WiFi pública abierta?

Peligro WiFi publica

En la actualidad, los usuarios tienen cada vez una mayor necesidad de estar conectados en todo momento. Puede que haya usuarios que necesiten estar conectados con mayor frecuencia por diversos motivos, pero no es recomendable un uso constante de internet. La cifra de redes WiFi públicas sigue aumentando. Se presentan como una alternativa muy útil que nos permite usar de internet en un espacio público. Su importancia cobra mayor relevancia cuando estás de viaje en el extranjero.

Si bien una red WiFi pública puede ser útil, no está libre de peligros. Por ello, su uso debe ser reducido al mínimo. Puede haber momentos en los que necesites conectarte, y no hay problema con ello, pero hay que evitar su uso frecuente. ¿Qué peligros se esconden en una red de WiFi pública? Os los contamos a continuación.

Peligros de usar una red WiFi pública

Las redes WiFi públicas no suelen tener contraseña. Por tanto, todos los usuarios pueden conectarse. Si bien esa es la idea, también está dando vía libre a que usuarios avanzados puedan hacerse con la clave PSK. Gracias a ella podrían acceder a los datos y la información que un dispositivo conectado a dicha red ha usado. Generalmente se recomienda usar un WiFi público de un sitio de confianza. También es preferible que su seguridad sea WPA en lugar de WEP. Si os encontráis ante algún WiFi del estilo «WiFi Gratis», desconfiad. Es probable que sea un usuario que busca robar vuestra información. De esta forma también podéis evitar caer en algunos bulos.

Lee también:  El correo con una copia de seguridad de WhatsApp es falso: intentan colarte un troyano

Un aspecto esencial es que nunca compartáis archivos. Por tanto, si vuestro teléfono cuenta con una opción de transmitir archivos, es mejor desconectarla. De esta forma, nos evitamos cualquier peligro innecesario. Nunca se sabe hasta qué punto es segura la red. No compartáis archivos, y tampoco descargar. Es una forma de poder introducir un malware en tu dispositivo. También es importante, que si os habéis conectado a la red WiFi en cuestión, naveguéis siempre en modo páginas seguras. Estad atentos y mirad que todas las webs que visitáis son https://. Se trata de páginas con conexión cifrada. Y jamás, de ninguna manera, se os ocurra introducir datos bancarios de cualquier tipo mientras usáis redes WiFi públicas.

Algo que a muchos usuarios les ocurre es que su dispositivo se conecta automáticamente a una red WiFi. Puede resultar problemático, ya que al final estás dando vía a potenciales ataques. Por ello, lo mejor es desactivar esta opción. Basta con acudir a los ajustes, redes inalámbricas y en la configuración del WiFi, desactivad la opción. Os vais a ahorrar muchos problemas.

¿No hay que usar nunca redes WiFi públicas?

Un WiFi público no es por definición algo perjudicial. Nos puede ser de enorme utilidad. Yo también me he conectado a un WiFi público en un aeropuerto o en de viaje para buscar una dirección o consultar un mapa. Hay ocasiones en las que no te queda más remedio que usar un WiFi público. Pero lo ideal es que se trate de algo puntual, y para consultas que no sean privadas. Solo para cosas sencillas.

Lee también:  ¿Vas a comprar un Android usado? Verifica estas 10 cosas antes

Hay que evitar usar información personal sensible. Por tanto, nunca introduzcáis contraseñas o datos bancarios. También es importante no compartir ni descargar archivos, ya que es una forma muy simple de infectarte por un malware. En resumen, si tenéis que usar una red WiFi pública, hacedlo con cabeza. Que sea para consultas breves y que no requieran de información personal. Si las usas de forma correcta, no habrá ningún problema para tu seguridad. ¿Qué pensáis de las redes WiFi públicas?