Formas en las que pueden hackear tu Android

Desde el pasado viernes medios de todo el mundo están cubriendo el ataque masivo sufrido por compañías y gobiernos de todo el mundo. Lo que en un principio pensamos que era un ataque a algunas empresas españolas como Telefónica y Vodafone, ha resultado ser un ataque ransomware a escala global. Pese a que se ha tratado de un ataque que afecta únicamente a ordenadores, a muchos les ha hecho reflexionar sobre la seguridad de los dispositivos de todo tipo.

Hemos mencionado en más de una ocasión que Android no es el sistema operativo más seguro. De hecho, la cifra de usuarios Android en peligro es bastante preocupante en la actualidad. Para muchos usuarios es una cuestión de desconocimiento. ¿Cómo puede alguien hackear mi smartphone? Aunque parezca algo complejo, hay formas de lo más simples en las que pueden lograrlo. Por eso, os presentamos las formas en las que pueden hackear tu Android.

Descargas

Esta es una forma algo amplia que podemos diferenciar en dos categorías. Por un lado están las descargas de archivos como tal en general. Ya sean imágenes, vídeos o música. El problema surge cuando estos archivos están infectados. El riesgo de que nuestro teléfono se vea afectado es muy alto. Especialmente si descargas archivos de páginas cargadas de publicidad o que no son del todo fiables. Es una forma muy fácil de ser infectado. Para evitarlo es mejor apostar por descargar música o vídeos de sitios de confianza.

Otra forma de infectarte a través de una descarga es descargar aplicaciones maliciosas. Ya os hablamos sobre el malware presente en la Play Store. Ese tipo de aplicaciones que buscan acceder a nuestra información personal, para hacer uso de la misma. En este tipo de casos, lo recomendable es siempre descargar aplicaciones de sitios de confianza. También evitar la compra de aplicaciones de pago que de repente han sido reducidas de precio. En muchos casos se encuentra un malware detrás.

No actualizar el sistema

Es otra forma en la que podemos sufrir un ataque en nuestros teléfonos Android. Al no actualizar el sistema no contamos con las últimas actualizaciones en términos de seguridad. Por tanto, si se ha lanzado un parche para evitar un determinado problema, es posible que no lo tengamos. Eso nos hace vulnerables a ataques de todo tipo.

¿Qué hacer para evitar estos problemas? Tener vuestro teléfono siempre actualizado es recomendable. Especialmente si se han lanzado parches de seguridad. Es mejor ser prevenidos que luego sufrir algún problema. Y a la hora de descargar, apostad por lugares de confianza, principalmente tiendas oficiales.

Compartir