¡Cuidado! Te pueden sextorsionar por Telegram: cómo evitarlo

sextorsion telegram

Así como hay un montón de cosas buenas en Internet, también hay cosas malas, repudiables y denunciables como lo es la sextorsión. Este término, de hecho, nació prácticamente con el auge del Internet y hace referencia a la extorsión sexual. Es decir, al chantaje realizado a una persona con una imagen o vídeo sexual de ella. Dado a que en la actualidad casi todo el mundo tiene acceso a Internet y a un móvil con cámara, la sextorsión se ha vuelto un problema cada vez más grave en la actualidad.

Lo peor de todo es que los extorsionadores que realizan este tipo de chantajes están más cerca de ti de lo que crees. Hace poco, el portal Mashable publicó un nuevo caso de sextorsión en el cual se revela que los sextorsionadores usan Telegram como guarida de sus delitos. Como ya sabemos, la app de mensajería rusa suele ser la cuna de muchas actividades ilegales, por lo que esta noticia no debería extrañaros.

El punto es que Telegram actualmente es una app de mensajería usada por millones de usuarios en el mundo, incluyendo niñas y niños. Por tanto, no es exagerado comenzar a preocuparse y tomar serias medidas con respecto al tema de la sextorsión en Telegram. Para ayudarte, enseguida te explicaremos cómo funciona la extorsión sexual en Telegram, los peligros que supone y cómo puedes evitarla.

Así funciona la extorsión sexual en Telegram, ¡cuidado con quien hablas!

sextorsion con videos intimos

Una extorsión sexual en Telegram comienza cuando conoces al extorsionador, el cual inmediatamente comienza enamorarte. Ahora bien, estas personas tienen distintas maneras de elegir a sus víctimas: puede ser que el extorsionador llegue a ti a través de un amigo, que lo encuentres en un bar o simplemente que te contacte por medio de Tinder u otra app para ligar. Y es que, al final, cualquier persona puede estar participando en un grupo de sextorsión de Telegram: es imposible saber quién sí y quién no.

Cómo los extorsionadores sexuales cazan a sus víctimas

Según lo que cuentan las víctimas en el caso reportado por Mashable, los sextorsionadores primero te hacen sentir respetada, en confianza y segura. De hecho, interactúan contigo como lo haría cualquier pareja interesada en ti: te preguntan por tu día y por tu familia, se interesan en tus emociones y pensamientos, etc. Sin embargo, el sextorsionador prioriza mucho el contacto íntimo virtual en vez del físico (aunque esto hoy en día es normal en todo el mundo con la situación del COVID-19).

En otras palabras, los sextorsionadores dan mucha importancia a la relación a través de las videollamadas y mensajes directos. Por supuesto, esto lo hacen para que compartas tu contenido sexual y así ellos puedan grabarlo/guardarlo sin tu consentimiento. Una vez que obtienen suficiente material, la relación paulatinamente decaerá y dejarán de hablarte.

En Telegram es más común la pornovenganza que la sextorsión

extorsion sexual peligros

¿Qué hacen con tus fotos y vídeos íntimos? Los comparten en grupos de Telegram junto con tus redes sociales e información de contacto. Por tanto, es muy probable que luego de que seas víctima de una de estas personas, te empiecen a llegar mensajes de pervertidos haciendo referencia a tu contenido sexual. “Paradise” y “The Secret Place” fueron dos grupos de Telegram que se usaban para estos viles propósitos, de acuerdo a lo que reporta Mashable.

En los grupos de Telegram la cosa suele quedar allí, por lo que técnicamente no cometen una sextorsión, sino una “pornovenganza”. No obstante, por lo general, los que hacen esto no tienen motivos para vengarse de sus víctimas, así que no lo hacen por venganza, sino por “diversión” o por querer demostrar su “valía” en estos grupos. Aunque también es cierto que algunos lo hacen para vender las fotos o vídeos íntimos, pero al ser Telegram una plataforma donde reina la piratería, estos suelen ser la minoría de los casos.

¿Qué se debería hacer ante una situación de sextorsión o pornovenganza?

Ahora bien, si la persona que compartió tu intimidad en grupos de Telegram realmente es un extorsionador, el próximo paso que dará será comunicarse contigo para pedirte más fotos, vídeos o dinero. ¿Y si no lo haces? Pues te amenazará con difundir el contenido sexual tuyo que ya tiene para difamarte ante tu familia, amigos y conocidos. Esto es muy grave, pues puedes incluso perder tu trabajo. Lo mejor en este caso es no hacer caso al extorsionador y actuar apegado a leyes lo más rápido posible para que la policía lo detenga.

Si no te extorsiona, pero igual compartió tus fotos privadas en Telegram o en cualquier otra plataforma, también puedes denunciar a la persona que hizo esto. Eso sí, en estos casos la justicia actúa de forma más lenta.

Cómo evitar caer en una extorsión sexual en redes sociales

como evitar sextorsion redes sociales

Lastimosamente, la extorsión sexual, la pornovenganza y todo lo relacionado con que tu intimidad se haga pública puede ocurrir en cualquier red social o app de mensajería. Para evitar que caigas en una desagradable situación como esta, te aconsejamos lo siguiente:

  • No compartas contenido sexual (al menos no durante los primeros meses de relación): lo básico; si quieres evitar que tus desnudos se hagan públicos, primeramente no los compartas con nadie que acabas de conocer. No te confíes por más que te demuestre que es una buena persona y te respeta.
  • Si compartes fotos sexuales, procura que no aparezca tu rostro o algún rasgo que te identifique: así, si las imágenes llegan a hacerse públicas, podrán ser de cualquier persona en el mundo y no exactamente de ti.
  • Revisa bien el número o dirección de contacto de los mensajes que recibes: a veces alguien te puede pedir fotos íntimas diciendo que es tu doctor, mamá o tu novio o novia de toda la vida cuando en realidad es una cuenta falsa que quiere chantajearte haciéndose pasar por una persona en la que confías.
  • Ni se te ocurra publicar tú mism@ tus fotos sexuales: recuerda que, aunque lo elimines rápido, lo que se publica en Internet queda allí para siempre. Así que ni se te ocurra subir públicamente tus fotos íntimas a Internet. Dicho sea de paso, siempre revisa dos veces las fotos y vídeos que vas a publicar no vaya a ser que se cuele algo íntimo.
  • Elimina de tus dispositivos el contenido íntimo y utiliza contraseñas más seguras: también es posible que por un hackeo o un descuido alguien robe fotos íntimas de tu móvil. Eso lo puedes evitar borrando las imágenes después de enviarlas y usando contraseñas más seguras en tu móvil que sean difíciles de adivinar y de hackear.

Ahora bien, si has caído en una sextorsión o pornovenganza, lo único que puedes hacer es denunciar a la persona. No cedas ante sus chantajes y amenazas. Acude directamente al ente correspondiente para denunciarlo y hacerlo pagar por sus delitos.