Cuando salió al mercado, el OnePlus 6 tuvo que encajar una infinidad de críticas, en especial por su precio. Y es que ya no parecía ser el flagship killer que eran los OnePlus en un principio. Sin embargo, hemos podido probarlo durante varios meses y nuestra opinión ha dado un giro de 180 grados.

¿Es el OnePlus 6 el gama alta que todos nos merecemos? ¿Realmente es una alternativa real a los móviles de 1000 euros? En las líneas que siguen en este artículo descubrirás todos sus detalles que nos han llamado la atención para decir rotundamente que sí.

Análisis del OnePlus 6 tras dos meses de uso intensivo

Antes de entrar en detalles, echemos un ojo a las especificaciones del OnePlus 6. Y es que no hay muchos mejores que él sobre el papel:

  • Diseño: 155,7 x 75,4 x 7,75 mm y un peso de 180 gramos. Fabricación en cristal con las partes superiores en metal.
  • Pantalla: Cuenta con un panel OLED de 6,28 pulgadas con formato 19:9 y resolución Full HD+ .
  • Procesador: Snapdragon 820 en 10 nm a 2,8 GHz, acompañado de la Adreno 506.
  • Memoria: Esta unidad cuenta con 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento interno.
  • Cámara trasera: Monta dos sensores de 16 MP f/1.7 y 20 MP f/1.7 con flash LED dual.
  • Cámara frontal: Sensor de 16 MP f/2.0.
  • Batería: 3.300 mAh, más que suficiente para todo el día.
  • Conectividad: USB-C, NFC, Bluetooth 5, jack de 3.5 mm.
  • Software: Android 9.0 Pie, ya se puede actualizar de forma oficial

Sobre el papel, puede con todo lo que le echemos y más pero, ¿cómo es en el día a día? Bien, estaba claro que no íbamos a experimentar ningún tipo de lag, y así ha sido. La fluidez ya no solo con Android Pie sino con OxygenOS es excelente. Ni en la multitarea, ni con juegos pesados como Fornite… absolutamente ningún punto débil.

Si acaso podríamos pensar que sería la batería el punto más flojo de este OnePlus 6. Sin embargo, nos ha sorprendido gratamente. Y es que llegamos al final del día tras un uso intensivo con algo más de un 20% de batería, lo que es muy de agradecer. Además, la Dash Charge de OnePlus hace de las suyas y recarga la batería en un abrir y cerrar de ojos.

Un diseño que mejora en un Silk White que hace honor a su nombre

A la hora de comprarme el OnePlus 6 me llamó la atención uno de sus colores. Blanco seda. ¿Sería una tonalidad de blanco? Por lo visto, este nombre va más allá del color. Y es que pese a ser de cristal, nos deja un tacto en mano que poco nos recuerda a él.

Y es que su parte trasera es suave hasta decir basta. Se adapta perfectamente a la mano y no se resbala en absoluto, algo más que raro teniendo en cuenta que está fabricada en cristal. Hace honor a su nombre: es como la seda

Sin duda, OnePlus ha hecho un trabajo sublime, al igual que con los colores. esta unidad, en un blanco más cálido con detalles en un color cobrizo, es absolutamente preciosa, no tiene despercicio. Lo mismo ocurre con el OnePlus 6 enteramente rojo, al que también hemos podido tener acceso. Una muy buena apuesta en cuanto a los colores, sí señor.

Multimedia: unas cámaras y una pantalla que están a la altura, flaquea el audio

Sin embargo, no es el diseño o el rendimiento lo que hace a un auténtico gama alta. Y es que son los apartados multimedia los que marcan la diferencia. Esta vez, podemos decir sin lugar a dudas que el OnePlus 6 cumple con creces. Empezando por su pantalla, donde ha habido una gran mejora.

oneplus 6, diseño

Y es que el panel OLED que monta el OnePlus 6 es una auténtica delicia. Con unos negros perfectos y una intensidad y saturación de color que, aunque podemos configurar, son de lo mejorcito, no nos deja mal sabor de boca en absoluto.

Lo mismo ocurre con la cámara. Sin duda, la mejor de su rango de precio, con diferencia. Y es que los sensores que monta con la buena experiencia del software de OnePlus hace auténticas maravillas. Se desenvuelve con soltura en todas las situaciones a las que le hemos sometido.

camara del oneplus 6

Si entras en la galería de fotos que hemos hecho con el OnePlus 6 encontrarás una que demuestra su potencial de noche, prácticamente perfecta y sin requerir demasiado esfuerzo. Porque incluso no hemos necesitado de el modo Pro en exceso para obtener unos resultados magníficos. No hay situación que se le resista, aquí lo puedes comprobar.

 

Sin embargo, en el apartado del audio vemos un pequeño paso atrás. No queremos decir con esto que sea malo, ni mucho menos. Cuenta con una potencia más que suficiente y un sonido claro, pero le falta el toque de excelencia que sí vemos en otros dispositivos.

Conclusión, ¿qué nos ha parecido el OnePlus 6?

A lo largo de estos dos últimos años he probado casi toda la gama alta, y más de media gama media premium. Sin embargo, ningún móvil me ha hecho querer quedármelo como dispositivo personal, al contrario que con el OnePlus 6.

 

Cuál ha sido mi sorpresa al llevar dos meses con el OnePlus 6. Y es que es, junto con el Pixel 2, uno de los mejores y más equilibrados móviles del 2018. Por menos de 500 euros, no vas a encontrar nada mejor, te lo garantizo.

Compartir