¿Por qué el bloqueo de EE.UU. a Huawei no llegará a Xiaomi, Oppo ni OnePlus?

Xiaomi Mi Mix 3 5G

El bloqueo por parte de los Estados Unidos a la marca Huawei es muy grave para la firma china. De hecho, si quieres saber cómo afectará a Huawei en este artículo te lo explicamos. Aún así, mucha gente quiere saber de dónde viene el conflicto y si afectará también a otras marcas chinas.

Las tensiones entre el gobierno de los Estados Unidos y China han disparado las alertas para los demás fabricantes pero, al menos de momento, solo Huawei será el que sufra las consecuencias. Te explicamos el motivo.

¿Por qué Huawei ha sido bloqueada por Estados Unidos?

Seguro que muchos se acuerdan de los problemas de la marca ZTE con el gobierno de los Estados Unidos por comerciar con Irán. Esto hizo que ZTE se incluyera en una lista de empresas peligrosas para la seguridad los Estados Unidos, la misma en la que ahora ha entrado Huawei.

La situación se solucionó, los directivos de ZTE en Estados Unidos se reorganizaron y ZTE pudo seguir operando en los Estados Unidos. Ya por aquel momento Huawei se mencionó y se empezó a sospechar de ella.

Las nuevas redes 5G podrían el detonante (todavía no hay pruebas) y escándalos como el que tuvo la Directora Financiera de Huawei hace unos meses han hecho que Trump no se fie y bloquee todas las actividades del país con la empresa. Esto quiere decir que las empresas de Estados Unidos como Google, Qualcomm o Intel no pueden colaborar con ellos.

Lee también:  Estos son todos los móviles Xiaomi que actualizarán a Android 12

¿Qué pasará con marcas como Oppo, OnePlus o Xiaomi?

Marcas recibirán 5G

De momento estas 3 empresas no están afectadas por este bloqueo. De hecho, serían mucho más damnificadas que una marca como Huawei que tiene sus propios procesadores y módems. Tanto Xiaomi como Oppo y OnePlus usan procesadores Qualcomm y si Estados Unidos los bloquea tendrían que comprarle procesadores a Samsung o Huawei e incluso los módems para redes 5G. Con estas empresas Estados Unidos no ha tenido problemas, ni sospechas, al menos de momento.

Además, el gobierno chino también podría tomar fuertes represalias contra los Estados Unidos si las cosas se ponen muy feas. Prácticamente todo el hardware se fabrica en China, pese a ser desarrollado en Estados Unidos, y con una simple llamada se podría paralizar la producción de móviles como los iPhone.