iPhone 8 vs iPhone 7: ¿qué ha cambiado y qué sigue igual?

iPhone 8 vs iPhone 7

Después de un año de espera, los iPhone 8 ya han sido presentados al mundo. Según la propia Apple, incorporan mejoras para que el rendimiento sea muy superior. Sin embargo, no parece que hayan cambiado mucho respecto a los iPhone 7. Al menos, a primera vista, porque el aspecto es prácticamente igual.

Aunque sí es cierto que los nuevos smartphones de la manzana tienen un diseño integral de vidrio con bordes de aluminio. Repiten la misma resistencia al agua y al polvo con la certificación IP67, porque es algo que se ha vuelto casi imprescindible para proteger el teléfono. Pero también hay novedades, no todo iba a ser idéntico, sobre todo porque el precio tampoco lo es.

iPhone 8 pantalla colores

iPhone 8 vs iPhone 7: comparativa

iPhone 8
iPhone 7
Dimensiones y peso138,4 x 67,3 x 7,3 mm
148 gr
138,3 x 67,1 x 7,1 mm
138 gr
PantallaRetina HD
LCD IPS
4,7 pulgadas
1.334 x 750 px
326 ppp
True Tone
3D Touch
Compatible con Dolby Vision y HDR10
Retina HD
LCD IPS
4,7 pulgadas
1.334 x 750 px
326 ppp
ProcesadorChip A11 Bionic
6 núcleos
64 bits
Motor neuronal
Coprocesador de movimiento M11
Chip A10 Fusion
4 núcleos
64 bits
Coprocesador de movimiento M10
Sistema operativoiOS 11iOS 10 (actualizará)
Capacidad64 GB / 256 GB32 GB / 128 GB
RAM3 GB2 GB
BateríaDuración parecida al iPhone 7
Hasta 14 horas en conversación (modo inalámbrico)
Carga rápida
Carga inalámbrica
2 horas más que el iPhone 6s
Hasta 14 horas en conversación (con 3G)
CámarasPrincipal: de 12 MP
f/1.8
Zoom digital hasta x5
OIS
Flash True Tone de 4 LED con sincronización lenta
Live Photos con estabilización
Frontal: FaceTime HD de 7 MP
f/2.2
Grabación de vídeo en 1080p HD
Estabilización automática
Retina flash
HDR automático
Sensor de iluminación posterior
Modo ráfaga
Amplia gama cromática
Principal: de 12 MP
f/1.8
Zoom digital hasta x5
OIS
Flash True Tone de 4 LED
Live Photos con estabilización
Frontal: FaceTime HD de 7 MP
f/2.2
Grabación de vídeo en 1080p HD
Estabilización automática
Retina flash
HDR automático
Sensor de iluminación posterior
Modo ráfaga
Amplia gama cromática
Grabación de vídeo4K a 24/30/60 fps
1080p HD a 30/60 fps
720p HD a 30 fps
Estabilización óptica
Zoom óptico
Flash True Tone con 4 LED
Time-lapse con estabilización
Cámara lenta en 1080p a 120/240 fps
Enfoque automático continuo
Estabilización con calidad de cine (1080p y 720p)
Sacar fotos de 8 MP mientras se graba vídeo en 4K
4K a 30 fps
1080p HD a 30/60 fps
720p HD a 30 fps
Estabilización óptica
Zoom óptico
Flash True Tone con 4 LED
Time-lapse con estabilización
Cámara lenta en 1080p a 120 fps y en 720p a 240 fps
Enfoque automático continuo
Estabilización con calidad de cine (1080p y 720p)
Sacar fotos de 8 MP mientras se graba vídeo en 4K
OtrosTouch ID (sensor de huellas en el botón Home)
Apple Pay con Touch ID
Resistencia al agua y al polvo (IP67)
Barómetro
Giroscopio de 3 ejes
Acelerómetro
Sensor de proximidad
Sensor de luz ambiental
Touch ID (sensor de huellas en el botón Home)
Apple Pay con Touch ID
Resistencia al agua y al polvo (IP67)
Barómetro
Giroscopio de 3 ejes
Acelerómetro
Sensor de proximidad
Sensor de luz ambiental
ColoresOro
Plata
Gris espacial
Oro rosa
Oro
Plata
Negro mate
Negro brillante
Precios64 GB: 809 euros
256 GB: 979 euros
32 GB: 639 euros
128 GB: 749 euros

Lo que ha cambiado

Aparte de los cambios en los materiales del cuerpo, el iPhone 8 trae algunos cambios. Empecemos por la pantalla. Aunque sigue siendo de 4,7 pulgadas, ha sido mejorada con True Tone, 3D Touch. Además, es compatible con contenidos HDR10 y Dolby Vision. Pero donde más ha trabajado Apple para cambiar es en el interior.

El procesador A11 Bionic promete un rendimiento y una potencia superiores a lo que ofrece el A10 Fusion del iPhone 7. El nuevo chip de Apple cuenta con motor neuronal, con el que es capaz de realizar hasta 600.000 millones de operaciones por segundo. Por supuesto, según afirma la compañía.

Chip A11 Bionic AppleAhora son 6 núcleos en lugar de 4, con los que este chip consigue ser un 70% más rápido que el anterior. También es interesante que sea más eficiente en términos de consumo energético, porque uno de los puntos débiles de los iPhone es la autonomía que brindan.

Un dato a destacar es que, por primera vez, la GPU ha sido desarrollada por Apple. Es un 30% más veloz e integra un controlador de rendimiento de segunda generación. Su misión es ofrecer un extra de potencia si es preciso, pero sin que esto afecte a la autonomía. Eso sí, el nuevo iPhone soporta la carga rápida e inalámbrica, algo que muchos esperaban y constituye un salto importante.

Por último, los cambios en las memorias. El iPhone 7 cuenta con 2 GB de RAM y dos versiones de almacenamiento: 32 GB y 128 GB. Pero este año la firma de Cupertino ha optado por aumentarlo todo. El iPhone 8 tiene 3 GB de RAM y su capacidad de almacenamiento crece en las dos variantes: 64 GB y 256 GB.

Lo que sigue igual (o casi)

Salvo los aspectos relacionados con las mejoras en pantalla, procesador, memorias y la carga rápida, podríamos decir que el iPhone 8 no cambia tanto respecto al iPhone 7. Unas dimensiones casi idénticas, unas cámaras que apenas se diferencian, unos diseños prácticamente iguales, los mismos sensores y unas baterías que ofrecen autonomías muy similares.

iPhone 8 trasera 3 colores

El iPhone X sí supone una revolución en el catálogo de Apple. De hecho, muchos lo elegirán antes que el iPhone 8 Plus por estos motivos. Pero, regresando al iPhone 8, es cierto que el rendimiento y la potencia son muy importantes. Es por eso que puede que se salve de la hoguera (de momento). ¿Te parece que ha cambiado lo suficiente?

Compartir