Descubre a tu smartwatch o smartband por dentro: 15 sensores que puede incluir

sensores smartwatch

Los relojes y las pulseras inteligentes se están convirtiendo en dispositivos indispensables en nuestro día a día, tal como los móviles. De hecho, la gente que practica algún deporte o que le gusta cuidar y vigilar su salud, seguramente considera que los smartwatches y las smartbands ya son más importantes que los auriculares, por dar un ejemplo. Y es que estos geniales gadgets pueden rastrear varios parámetros básicos de salud para que sepas qué tan activo y saludable estás.

De esa manera, estos relojes son capaces de advertirte de un problema de salud que debes atender pronto y hasta de mejorar tu condición física. ¿Cómo logran medir cuestiones tan esenciales? Pues mediante una gran variedad de sensores que alojan en su interior y que cumplen funciones muy específicas. Por supuesto, dependiendo de la calidad y el precio del producto, estos pueden traer más o menos sensores.

A continuación, te mostramos todos los sensores que puede incluir un smartwatch o smartband y qué hace cada uno de ellos.

Todos los sensores que puede traer tu smartwatch o smartband, y sus funciones

honor band 6

Se estima que el smartwatch promedio incluye unos 13 sensores. Evidentemente, las smartbands suelen incorporar menos al ser dispositivos más compactos y económicos. A continuación, te presentamos todos estos sensores para que la próxima vez que vayas a comprar un reloj o pulsera inteligente sepas qué puede hacer exactamente por sus componentes.

Sensor de luz ambiental

La función de este sensor es captar la luz del entorno y ajustar el brillo de la pantalla del reloj en consecuencia. Por ejemplo, si hay mucha luz, el sensor hará que el brillo suba para que puedas ver bien el smartwatch. Pero si hay poca luz, el brillo se reducirá para ahorrar batería. Eso sí, este sensor solo funciona si tienes activada la opción de “brillo automático” que también está presente en los móviles.

Acelérometro

El acelérometro que incluyen prácticamente todas las smartbands y smartwatches suele ser de tres ejes. ¿Qué hace? Pues, como su nombre indica, este sensor puede medir los cambios de velocidad que realices. Pero lo más importante es que es capaz de detectar los movimientos hacia adelante y hacia atrás, la gravedad e incluso la orientación y posición de tu cuerpo. Por ello, no hay reloj o pulsera inteligente en el mercado que no tenga este sensor.

Altímetro

Este sensor es el encargado de medir los cambios de altura. Si estás subiendo unas escaleras o una montaña, o incluso bajando por una pendiente, el sensor de tu reloj lo sabrá por el altímetro.

Giroscopio

El giroscopio es el sensor que mide la velocidad angular, la cual permite rastrear y detectar el reloj mientras está en movimiento. Mediante este sensor, junto con el acelerómetro, tu reloj puede saber si estás caminando o corriendo y en qué sentido lo haces. Incluso, el giroscopio es capaz de detectar si estás haciendo ejercicio de verdad o si solo estás agitando la muñeca.

Sensor óptico de frecuencia cardíaca

Todos los relojes y pulseras que te permiten ver tu ritmo cardíaco traen un sensor óptico de frecuencia cardíaca. Su función es muy obvia: medir los latidos de tu corazón por minuto. ¿Cómo lo hace? Usa una luz para comprobar la velocidad del flujo sanguíneo en la muñeca. Cuando el corazón late, la sangre se mueve rápidamente dentro de la arteria, por lo que se refleja menos luz en el sensor y se detecta como un latido.

Sensor SpO2 (medidor de oxígeno en sangre)

Este es el sensor que mide los niveles de oxígeno en sangre, una función que está muy de moda actualmente, pero que no todos los relojes y pulseras traen. Lo que hace este sensor es analizar el color de tu sangre para ver qué tan oxigenada está. Y es que la sangre desoxigenada es de un color rojo ligeramente más oscuro que la sangre completamente oxigenada.

Siendo un poco más técnicos, los sensores SpO2 miden el reflejo relativo de la luz roja e infrarroja de tu sangre a través de tu muñeca, y viendo cómo varía a medida que tu corazón late, el dispositivo estima el nivel de oxígeno en sangre.

Sensor de bioimpedancia

En esencia, la función de un sensor de biompedancia es medir la resistencia de tu piel a una pequeña carga eléctrica (proporcionada por la batería del reloj). El resultado obtenido de esta medición se usa para calcular varios parámetros de forma más exacta: ritmo cardíaco, frecuencia respiratoria, niveles de sueño, niveles de agua, etc.

Sensor de proximidad

Es el sensor que detecta cuando alguien está cerca del reloj para encender la pantalla. En cambio, cuando no estás usando el reloj y no hay nadie cerca, el sensor ordena apagar la pantalla para ahorrar batería.

Brújula

Permite que tu smartwatch o smartband sepa a qué dirección te diriges. Gracias a la brújula, puedes usar aplicaciones como Google Maps con una buena precisión.

Sensor ECG (electrocardiograma)

El sensor ECG es una nueva adición al mundo de los wereables, pues recientemente se ha comenzado a implementar. El trabajo de este sensor es detectar el pequeño impulso eléctrico que tu corazón envía con cada latido. ¿Con qué objetivo? Llevar un seguimiento de tu salud cardíaca e identificar la fibrilación auricular. Por supuesto, gracias a este sensor, los relojes pueden suministrar la información necesaria a su app de móviles para hacer un electrocardiograma.

GPS

El GPS es muy popular gracias a los móviles, así que ya deberías saber qué hace. De todas formas, no está de más recordar que este sensor es el que detecta la ubicación del dispositivo en el mundo. Además, se utiliza para saber qué distancia has recorrido llevando el reloj y para otras funciones de navegación. Es el que te dice a qué velocidad vas, por dónde has ido, etc.

Sensor UV (radiación ultravioleta)

Este sensor es uno de los menos comunes que podemos encontrar en los smartwatches. Su función es la de analizar los rayos del sol para decirte si son dañinos o no para tu piel, según la radiación ultravioleta detectada. Evidentemente, este sensor solo se activa al salir al exterior y cuando es de día.

Magnetómetro

El magnetómetro es un sensor que trabaja con la brújula y el GPS para determinar las coordenadas exactas de tu ubicación. Su función exacta es la de medir el campo magnético de la Tierra para ayudarte a saber dónde estás parado y a qué dirección estás mirando.

Sensor EDA (actividad electrodérmica)

Este sensor se ocupa de medir los cambios eléctricos que se producen en tu piel por la actividad del sistema nervioso simpático. En palabras más simples, el sensor EDA puede saber si estás estresado según los cambios eléctricos que detecta en tu piel. Eso sí, no trabaja solo; para detectar el estrés necesita información del sensor ECG, de la frecuencia cardíaca y de la temperatura corporal. Dicho sea de paso, el uso de sensores EDA en relojes no está muy extendido.

Sensor de temperatura corporal

Como indica su nombre, este sensor mide la temperatura de tu cuerpo durante todo el día. Sin embargo, su objetivo realmente no es decirte a qué temperatura está tu cuerpo. Su principal propósito en los smartwatches y smartbands es detectar los cambios de temperatura de tu cuerpo para saber si estás enfermo, si estás a punto de empezar tu ciclo menstrual, etc.

¡Y eso es todo! Hasta ahora, esos son todos los sensores que podemos encontrar en los relojes y pulseras inteligentes. Esperamos que en los próximos años más sensores se añadan a la lista.