¿Por qué debes cambiar tu móvil viejo por uno nuevo?

Por qué cambiar tu móvil viejo

Los móviles actuales cada vez caducan antes, en especial los de gama media y baja. Con el pasar del tiempo se vuelven lentos, se descargan rápido, y lo más importante: se quedan sin almacenamiento muy fácil (aunque esto está dejando de pasar).

Esto se agrava si tienes un móvil que salió al mercado hace 4 años o más. Si de plano sigues usando un móvil con ese tiempo, deberías empezar a considerar cambiarlo por uno más nuevo, y lo cierto es qué hay opciones muy atractivas por menos de 200€.

Quizás tengas algunas dudas sobre cambiar tu móvil. Te mostramos los 5 motivos “justificados” por los que sí deberías cambiar de móvil.

La batería de los móviles tiene fecha de caducidad

Batería de móvil con bajo rendimiento

El punto flaco de los móviles es la batería, e incluso los nuevos tienen problemas: ya sea porque la carga rápida no funciona, o porque se descargan muy rápido.

Si eso le sucede a los nuevos ¿qué quedará para los viejos? A tu móvil que tiene más de 4 años, seguramente la batería no le dura ni siquiera medio día. Ahora, si lo usas para consumir contenido multimedia seguro no te alcance la batería ni para ver 2 películas en Netflix, y eso es realmente lamentable.

Eso se debe a que con el tiempo la batería del móvil va perdiendo capacidad, y a veces necesita cambiarse por una nueva. Cambiar la batería por una de repuesto no está mal, pero si ya has tenido que hacer eso un par de veces, lo mejor es que busques un nuevo móvil con una batería de mejor calidad.

El almacenamiento ya no es suficiente para instalar nuevas apps

Almacenamiento insuficiente móviles viejos

Los móviles de hace 4 años o más como mucho tenían un almacenamiento de 32 GB, y esto mayormente para los de gama alta. Lo común en los móviles de gama media o inferior de esos años era tener 8 o 16 GB, que hoy no es suficiente.

Si tu móvil tiene entre 8 GB o 16 GB, podemos asegurarte que las aplicaciones que tienes instaladas serán las típicas redes sociales (WhatsApp, Instagram, Facebook, YouTube, Netflix), pero ya está. Ese almacenamiento no te permite instalar prácticamente nada, ni siquiera juegos.

Ante esa situación, lo más probable es que ya te haya saltado el molesto anuncio de “Queda poco espacio de almacenamiento”. No sufras más esa frustrante situación y compra un móvil con un buen almacenamiento, al menos 64 GB o 128 GB, que te funcionará mucho mejor.

Se te traba el móvil: la RAM tampoco es suficiente

Como sabes, cuanta más RAM tenga un móvil, más rápido ejecutará las tareas que le pongas. Los móviles de ahora tienen 4 GB de RAM como mínimo. Esa cantidad está bien para la mayoría de tareas, aunque para algunos juegos muy exigentes puede quedarse corta.

Si 4 GB de RAM pueden quedarse cortos ¿qué pasará con 1 GB? Nada bueno. Si tu móvil tiene 1 GB o incluso 2 GB, ¿qué haces aún con él? Podrás abrir redes sociales y páginas sencillas en Chrome, pero en ese móvil seguramente ya no puedes abrir la multitarea sin que se quede trabado.

Si este es tu caso, es hora de comprar un móvil con más RAM, y la verdad es que hay opciones muy atractivas por un precio increíble.

Ya no recibes actualizaciones de Android

Android 5 para móviles viejos

Un mal muy grave que tienen los móviles viejos es el de no recibir actualizaciones en sus sistemas operativos. Los fabricantes de móviles acostumbran a actualizar las versiones de Android de sus dispositivos hasta 2 años después de su lanzamiento, a veces hasta 1 año solamente.

Si tienes un móvil que salió al mercado hace 4 años, quizás tengas como mucho Android 6, pero ni pienses en recibir Android 11. Eso hace que te pierdas las últimas novedades del sistema operativo, que no es lo más grave. El problema más grave es que seguramente tengas miles de agujeros de seguridad por los que un hacker podría atacarte, robarte información, etc.

Se ha roto la pantalla de tu móvil

Móvil con pantalla rota

La pantalla rota es algo que pueden sufrir tanto los móviles nuevos como los viejos. La diferencia es que un móvil viejo tiene más probabilidades de tener rota su pantalla por ciertos motivos:

  • Lleva más tiempo en el mercado, lo que aumenta su posibilidad de que se haya caído y su pantalla se haya roto.
  • No cuentan con Gorilla Glass 5 o no cuentan con ningún mecanismo para que proteja la pantalla de caídas y arañazos.

Si tu móvil tiene la pantalla rota, lo mejor es que lo cambies. Sin lugar a dudas, este es uno de los males más molestos, y un motivo definitivo para salir de ese teléfono.

¿Y tú estás listo para actualizar tu móvil?, ¿qué opción te gustaría comprar?