Samsung detiene la actualización a Android 5.0 Lollipop para los Galaxy S4 y Galaxy S5, a pesar de haber realizado un arduo trabajo para hacer llegar lo antes posible el nuevo sistema operativo a los terminales de sus clientes, pero parece que Lollipop da problemas a los usuarios de los Galaxy S4 y la siguiente versión, Galaxy S5.

Por lo que sabemos y queda respaldado por los problemas que dio hasta ahora, Lollipop es la versión más complicada de Android que ha salido hasta ahora para las compañías y muchos usuarios experimentan errores.

Los Galaxy S4 y S5 no se libran de los problemas con Lollipop

La actualización todavía no llegó a la mayoría de estos dispositivos, pero muchos usuarios que recibieron la actualización se encontraron con errores graves hasta el punto de que Samsung decidió detener la expansión de Lollipop para estos terminales de su serie estrella.

¿Cuales son los problemas?

Muchos usuarios han reportado errores referidos a bloqueos del sistema operativo, problemas con la administración de memoria RAM, reinicios inesperados, cierre inesperado de la aplicación “Contactos”, errores en la alarma y problemas que afectan al rendimiento del terminal.

Estos no simples bugs, pues suponen errores graves que impiden poder disfrutar de tu terminal haciéndolo incómodo de utilizar. Samsung es consciente de estos errores y por eso ha tomado la decisión de detener la actualización y ha publicado que están trabajando al máximo para solucionar estos errores y se compromete a informar a sus usuarios del estado de la actualización a través de su página de Facebook.

Aprovecha este mensaje para añadir que además de trabajar en la solución de estos problemas, aprovechará para buscar solución a los problemas con el modo silencio en Android 5.0 Lollipop.

¿Que pasa con los que ya actualizaron?

Samsung aun no ha comunicado nada acerca de lo que pasará con los usuarios que ya han actualizado, pero quizás puedan aprovechar para lanzar lo antes posible la actualización a Android 5.1 Lollipop, ya que sus terminales muestran los mismos fallos que experimentaban los Nexus y que se solucionaron tras la instalación de Android 5.1 Lollipop, la versión más reciente de este sistema operativo, que además de corregir estos errores, mejora notablemente el rendimiento, cosa que también podría pasar en estos terminales de Samsung.

    COMENTARIOS