3 trucos para subir fotos a Instagram sin que pierdan calidad

El boom de las redes sociales y el entretenimiento digital de los últimos años ha sido Instagram, pues ha resultado una idea innovadora y cada cierto tiempo se actualiza para integrar mejores funciones para todos los usuarios. En ella, encontramos fotos de todo tipo, imágenes que asemejan una calidad envidiable, y otras que se encuentran en el perfil de algunos usuarios que no han hecho el máximo esfuerzo por sacar una fotografía digna de estar en la app. En muchas oportunidades, la culpa no la tiene la persona, sino la misma herramienta, y a continuación, en cada ítem podrás saber las razones de ello.

De seguro te ha pasado que tienes una grandiosa foto para montarla en tu perfil de Instagram, pero desgraciadamente, cuando la subes, la calidad de la misma se ha perdido por razones que nadie sabe, pero qué crees, la misma aplicación le quita calidad a las fotografías. Si no quieres que esto vuelva a suceder de forma exuberante, no te puedes perder este pequeño tutorial con 3 trucos sencillos para su implementación en todas las imágenes que serán publicadas en la app.

Trucos para subir las fotos a Instagram sin perder calidad

Siguiendo estos pasos, ya no tendrás que preocuparte por ver una foto con mala calidad en tu perfil de Instagram.

Lee también:  Cómo hacer que no salga visto en Instagram

Busca una herramienta para que recorte tu foto, no dejes que el mismo Instagram lo haga

Cuando subes una foto a Instagram, suele pasar que la misma aplicación recorte buena parte de la imagen, y esto pasa debido a que la herramienta ha sido diseñada para subir fotografías a 600 x 600 px para fotos horizontales y 600 x 749 px para las verticales, lo que se traduce a que si te pasas de estas dimensiones, tu foto será recortada automáticamente. Para evitar este problema que trae como conclusión la pérdida de calidad, es recomendable utilizar un editor que posea buenas herramientas, entre ellas, la opción para recortar fotos. Aquí verás muy buenas opciones para realizar estos ajustes de acuerdo a lo que estás buscando.

No realices fotos desde el mismo Instagram

Al igual que ocurre con la cámara de WhatsApp, si subimos fotos desde la cámara del Instagram, el resultado será muy malo a decir verdad, ya que la calidad pierde su buena resolución. Ante esta problemática, siempre es mejor tomar las fotos con la cámara nativa de nuestro smartphone, para luego de esta acción, subirla al perfil de nuestro Instagram. Cosa contraria sucede con las historias, ya que aquí se puede omitir este paso, pero cuando hablamos de la página principal, en todas las oportunidades hay que mantener buenas imágenes como carta de presentación personal.

Lee también:  ¿La cámara de tu Xiaomi no enfoca bien? Así puedes solucionarlo

Subir las imágenes a través de un móvil iOS también ayuda

Aunque no lo creas, Instagram se encarga de comprimir las imágenes, pero en el caso de iOS, esta acción se presenta en menos proporciones. Ya sea desde un iPhone o un iPad, puedes subir las fotos a tu perfil de la aplicación y notarás la diferencia instantáneamente. Si quedan dudas, compara y sube la imagen con un smartphone iOS y también con un teléfono Android.

Con estos simples pasos verás el cambio notorio al subir todas tus imágenes a una de las redes sociales más utilizadas de la actualidad a nivel mundial. ¿Ya implementabas algunos de estos pasos? Esperamos tus inquietudes en la sección de comentarios.