Usar a YouTube como canal informativo puede ser peligroso

usar youtube como medio informativo es peligroso

YouTube tiene un problema que puede afectar a millones de personas en el mundo. Y no estamos hablando de un fallo técnico o de algún bug, no, este problema es un fenómeno social que se apunta como uno de los peores cánceres de la sociedad moderna: los bulos.

Anteriormente, si querías estar al día con las noticias encendías la TV, ibas a comprar el diario o encendías la radio. Eso todavía pasa, pero ahora es más común que tu fuente de información principal sean las redes sociales como Twitter, Instagram, Twitch, Reddit y, por supuesto, YouTube. Si alguna noticia importante es tendencia en el mundo, en YouTube encontrarás contenido de sobre donde te explican qué está pasando.

YouTube no funciona igual que la TV o la radio

YouTube es actualmente uno de los medios de comunicación más populares, el problema es que este no es un medio de comunicación, o al menos no es visto de este modo a nivel legal. La TV, Radio y los Diarios están regulados por el estado, de este modo, nos guste o no podemos tener la certeza de que la información que comparten es veraz, en la mayoría de los casos.

Lee también:  Google trabaja en el próximo gran salto de las tablets Android

Por otro lado, las redes sociales como YouTube son plataformas donde los usuarios pueden compartir su contenido libremente y por ello no están sujetas a las mismas regulaciones. Aun así, internamente YouTube tiene sus propias normas con las que esperan mantener cierta uniformidad y veracidad en la información.

Regular YouTube y otras redes sociales es una tarea titánica

Pero, con millones de vídeos cargados y compartidos dentro y fuera de la plataforma todos los días, regular lo que se comparte en YouTube es casi imposible. Google ha desarrollado un algoritmo capaz de filtrar el contenido pero este no es infalible y en última instancia, cuando se presentan problemas, hay un equipo técnico encargado de revisar y resolver estos problemas.

Por supuesto, este equipo no se da abasto para los millones de usuarios y así, casi sin nada que podemos hacer, los bulos se esparcen por la web como si se tratase de otra pandemia. Este es el mundo moderno, tan interconectado que en muchos casos da la sensación de ser un mar de información, donde lo más importante no parece ser lo que es cierto sino lo que genere más visitas, más interacciones, ¡más ganancias!  Pero, por desgracia, ese no es el único problema del que deberíamos preocuparnos.

Los sesgos de información también son otro cáncer social

Hay un mal incluso peor que la desinformación y los bulos, son los sesgos de información. ¡De esos sobran! Y en este caso es incluso peor porque muchas personas ni siquiera están conscientes de ello. Insistimos, las redes sociales son un mar de información, de opiniones e ideas que muchas veces son contradictorias entre sí. ¿Quién tiene la razón? En la mayoría de los casos eres tú quien lo decide. Y es ahí donde empieza el problema.

Lee también:  5 canales de YouTube que te inspirarán para cumplir todas tus metas en 2022

Pero no nos malinterpretes, está bien que tú mismo seas quien decida en qué creer, el problema está cuando llevas esto al extremo y comienzas a radicalizarte. Muchas personas, conscientes o inconscientemente, usan la web para reforzar su sistema de valores, creencias y prejuicios.

Si crees que la tierra es plana, seguro encontrarás información que te lo confirme

Puesto en palabras más sencillas, si crees en algo puedes encontrar información que te ayude a reforzar esa idea, sin que esta sea realmente cierta. ¿La energía nuclear es mala? Si crees que sí, seguro encontrarás información en la web que te lo confirme. Sin ahondar en el avance y matices de esta tecnología, es probable que tu visión se mantenga e incluso se radicalice. ¿Pero cómo no? ¡Hay información que te lo confirma!

Lo cierto es que para llegar a la verdad muchas veces es necesario debatir, opinar, contrastar ideas, ser capaz de ceder y reaprender. Y esto es más difícil de lo que parece, por eso puedes encontrar en redes sociales como Twitter «guetos digitales» de personas que han ido cercando su flujo informativo a solo aquellos que refuercen sus prejuicios. ¿Qué se puede hacer en estos casos? La respuesta no está clara y ciertamente es una tarea muy complicada.

Nos gustaría conocer tu opinión ¿cuál crees que puede ser la solución para evitar tantos bulos en la web?