Aprende cómo evitar los virus de Android en los anuncios

Actualmente, la gran mayoría de nosotros utilizamos nuestros dispositivos móviles para todo, de manera que estos guardan muchísima información sobre nosotros: conversaciones con amigos, fotografías, ubicación, historial de búsquedas en el navegador web… Por lo tanto, nuestros teléfonos y tabletas almacenan información muy sensible sobre nosotros.

Por desgracia, actualmente, los ciberataques son cada vez más habituales; ataques virtuales que llegan desde cualquier parte del mundo y cuyo principal objetivo no es otro que hacerse con la información que almacenamos en nuestros dispositivos. Hace unos días os hablamos de Kskas.apk: Nuevo virus que amenaza a usuarios Android. Pues bien, hoy venimos a hablaros de Ks Clean, un nuevo virus en forma de limpiador que trata de controlar los dispositivos Android a través de los anuncios.

Ks Clean, el “limpiador” que infecta tu Android

Todo esto tiene su origen en un foro estadounidense dedicado a los rumores y a todo tipo de teorías conspiratorias. Este foro, al igual que otros miles que hay en Internet, busca ganar dinero a través de la publicidad online. Así, alguien ha diseñado un anuncio que ataca a los dispositivos Android, obligándoles a instalar una app.

La aplicación en cuestión, tal y como hemos comentado más arriba, se llama Ks Clean. Lo más preocupante es que se descarga de manera automática nada más ver el anuncio en un teléfono tableta Android. Una vez instalada, aparece un mensaje señalando que existe un fallo de seguridad en el dispositivo. De esta manera, una vez los usuarios pulsan “Ok”, se les solicita permiso para instalar una actualización en inglés. Todo es un gran engaño; simplemente se trata de un malware.

Lee también:  Estas aplicaciones podrían estar robando los datos en tu móvil, ¡elimínalas ya!

Una vez finalizado el proceso, el virus se hace con el control del dispositivo. Además, si los usuarios le dan permiso de administrador del dispositivo, la app se vuelve imposible de borrar.

Por ahora hay algo más de 300 usuarios afectados por esta amenaza, todos ellos en Reino Unido y Estados Unidos. Detectar la amenaza es muy sencillo; basta con que nos fijemos si aparecen anuncios por encima de todas las aplicaciones en cualquier momento.

Aunque parezca muy complicado, este virus es muy fácil de evitar; somos nosotros los que tenemos que confirmar la instalación, así que basta con evitar la instalación de aplicaciones que no sabemos de dónde han salido.