Xiaomi tiene un montón de móviles en el mercado pero cuando me dispuse a probar su gama de productos no solo me animé a hacer la review del Xiaomi Mi6 sino que me dispuse a probar toda la gama, de la A a la Z, en la que está el Xiaomi Redmi 4A.

El Xiaomi Redmi 4A es el dispositivo más barato de la firma china y lo cierto es que cambia un poco el planteamiento de lo que es un móvil barato ya que para nada da la sensación de haber pagado tan poco por él. Para el que no lo sepa, el Xiaomi Redmi 4A se puede comprar por solo 88 euros en su versión global (con cargador europeo y todas las bandas 4G LTE con 32 GB de almacenamiento), una verdadera ganga si tenemos en cuenta sus puntos fuertes y débiles (los cuales, por este precio, poca recriminación pueden sufrir).

Redmi 4A caja

Xiaomi Redmi 4A: El análisis completo en español

Cuando vemos las especificaciones del terminal, acostumbrados a ver los móviles de Xiaomi, ya vemos que hay un pequeño downgrade de características con respecto al Redmi 4 pero es que su precio es tan ridículo que aún así, siguen siendo impresionantes.

  • Pantalla de 5 pulgadas con resolución HD. La pantalla tiene 294 PPI, un contraste de 1000:1 y un 72% NTSC de color gamut.
  • Procesador Qualcomm Snapdragon 425 de 4 núcleos a 1,4 GHz.
  • 2 GB de memoria RAM.
  • 32 GB de almacenamiento con posibilidad de usar microSD.
  • Cámara trasera de 13 MP con f/2.2.
  • Cámara frontal de 5 MP.
  • Batería de 3030 mAh sin carga rápida.

En cuanto a conectividad no se han olvidado de nada, tiene GPS, A-GPS, Glonass, Beidou, Dual-SIM, puerto de infrarrojos, Bluetooth 4.1 y Bluetooth HID, WiFi, todas las bandas del 4G que necesitamos, y algunas cosas más. Es impresionante todo lo que ofrece por tan poco dinero y el detalle de los 32 GB de almacenamiento es brutal.

El terminal muestra unas dimensiones de 13,99 x 7,04 x 0,85 cm, muy manejables con un peso de solo 131 gramos. En cuanto al software viene con MIUI 8 basado en Android 6.0 Marshmallow y tiene la ROM Global oficial con Google Play y todo lo necesario, sin fallo alguno. Está disponible en color negro, dorado y rosa, es precioso.

Diseño del Xiaomi Redmi 4A

Redmi 4A cargador

A diferencia de la mayoría de terminales Xiaomi de la actual generación, este Xiaomi Redmi 4A es un smartphone de plástico y no de metal tal y como estamos acostumbrados pero eso no es un gran problema porque ayuda a reducir el peso y aumenta la resistencia del terminal. Su pantalla se ve espectacularmente bien para su gama, desde luego no hay grandes diferencias con la pantalla del Xiaomi Redmi 4 que no lleva resolución FullHD y la resolución es más que acertada para conseguir una gran autonomía.

En cuanto a los cambios también se puede apreciar que aquí no hay lector de huellas y el altavoz se sitúa en la parte trasera. Si lo vemos en la parte frontal tenemos los clásicos botones capacitivos que no se iluminan cuando tocamos el terminal y un altavoz situado en la parte superior para llamadas al lado de una cámara para selfies que funciona mucho mejor de lo esperado.

Redmi 4A trasera

Por los laterales nos encontramos con todo lo necesario en cuanto a botonería y ranuras. En la parte derecha tenemos el botón de volumen y apagado y en la parte izquierda nos topamos con la ranura para la SIM híbrida que permite o bien dos SIM o bien una SIM y una tarjeta microSD.

En la parte inferior nos encontramos con el micrófono y la entrada para el cargador que es micro USB y en la parte superior encontramos otro micrófono, seguramente para la cancelación de ruidos, los infrarrojos y la entrada para jack de 3,5 mm que dispone de una salida bastante decente. Por último solo nos queda mencionar la parte trasera en la cual encontramos la cámara con un flash LED bastante potente y un altavoz en la parte inferior que, para el móvil que es, suena muy alto.

Redmi 4A Xiaomi jack audio

¿Cómo es la cámara del Xiaomi más barato?

En un primer momento pensé que la cámara me iba a defraudar mucho, acostumbrado a probar cámaras de móviles baratos lo que menos me esperaba era una cámara demasiado válida pero viniendo de Xiaomi sí que tuve la curiosidad de probarlo. He visto cámaras de móviles de 50 euros en las que apenas se ve la foto pero en este caso no es así, tenemos una cámara de 13 MP bastante buena y las muestras hablan por sí solas.

Obviamente no es la cámara del Mi5 ni la cámara del Mi6 pero sí que es una cámara que cumple y que hace bien su trabajo, tanto en la parte frontal como en la parte trasera donde tenemos 13 MP con f/2.2 que nos ayudan a hacer muy buenas fotos en todas las condiciones. En cuanto al entorno oscuro la cámara se ve que tiene que forzar el ISO porque no está pensada para eso pero sigue mostrando un buen funcionamiento pese a sacar fotos con sombra.

La cámara, en la cual las muestras hablan por si mismas, funciona bastante bien. Eso sí, la exposición si está un día muy soleado le cuesta controlarla bastante y a veces podemos mejorar las fotos cambiando rápidamente el punto de enfoque en la pantalla. Esta enfoca sola pero sí que es cierto que con un poco de habilidad podemos mejorar bastante los resultados.

Da igual que haya sombras, que no haya demasiada luz o que la vayamos a usar para un primer plano, cumple bastante bien. En vídeo también se defiende realmente bien y no se aprecia que estemos ante una cámara barata que graba sonido muy bien. En cuanto a la cámara para selfies hemos echado de menos el autoenfoque pero es algo que la mayoría de las cámaras delanteras no tienen, quizás viniendo de una de las mejores cámaras del mercado mis opiniones son mucho más críticas que la mayoría pero aún así me ha dejado impresionado por los buenos resultados que ofrece.

Rendimiento y autonomía del Xiaomi Redmi 4A

Su hardware es potente, para la gama de entrada, monta un procesador Qualcomm de 4 núcleos a 1,3 GHz, 2 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento que nos van a impedir que nos quedemos sin espacio fácilmente, algo que ayuda enormemente a su capacidad de reacción a largo plazo.

Ahora bien, después de pasarme a los 3 GB de RAM sí que es cierto que noto un poco la bajada a los 2 GB de RAM, sobre todo cuando instalamos en el móvil todas las aplicaciones pesadas como Facebook, Instagram, Twitter, juegos, etc. Todo a la vez. Al igual que en la Mi Pad 2, con 2 GB de RAM, noto pequeños parones (no graves) que en móviles de gama mucho más alta no suceden. Ahora bien, es algo personal y muy notable cuando tienes uno de los móviles más potentes del mercado.

Interfaz Redmi 4A

El móvil, limpio, corría a las mil maravillas y la mayoría de gente no usa tantas aplicaciones como yo uso por lo que estoy seguro de que no van a sufrir ningún tipo de problema. El móvil rinde perfecto con juegos simples como Clash Royale y otros juegos, mostraba una cobertura muy buena (pese a ser usado con la red tan mala de Freedompop) y no me dejó tirado en ningún momento.

Ya solo queda hablar de la autonomía, la cual es bastante buena. El móvil puede ofrecernos sin problemas 6 o 7 horas de pantalla en una jornada intensa que para su pequeño hardware y para usar todo lo que uso a la vez en el móvil está bastante bien. La batería dura 2 días o 3 si el usuario no es demasiado intenso al usar el terminal, es una pasada. Tampoco se han olvidado de un LED de notificaciones que está en la parte baja del terminal pero al cual te acostumbras. Lo que sí echo de menos es el lector de huellas pero es normal que este móvil no lo pueda tener todo ya que en caso contrario no venderían ni un solo Xiaomi Redmi 4 porque a nivel de rendimiento y de cámara no está tan lejos.

El sonido, algo de lo que muchas veces nos olvidamos, tampoco es malo, desde luego que cumple y con creces ya que integra un DAC audio de bastante calidad y el altavoz, pese a ofrecer un sonido plano, lo ofrece muy bien equilibrado sin llegar a ser excesivo ni demasiado fino. El GPS va bien, es preciso y además cuenta con radio FM, algo que se agradece. El móvil saca 34768 puntos en AnTuTu, no está nada mal.

Conclusión sobre el Xiaomi Redmi 4A

Review Xiaomi Redmi 4A

El móvil más barato de Xiaomi cumple con creces, esa es mi conclusión final. Si nos fijamos en su precio de 88 euros tenemos un verdadero plug & play con un cargador europeo, actualizaciones vía OTA y todo lo necesario para olvidar que nos hemos comprado un smartphone chino, además de tener toda la cobertura de la red 4G LTE. No entendemos por qué Xiaomi fabrica smartphones como este para España y no los vende oficialmente aunque en la tienda que os recomendamos no tiene problema alguno.

De los pros del móvil podemos sacar muchas cosas que no conviene olvidar:

  • Gran batería, con 7 horas de pantalla sin problema.
  • Buen rendimiento para todo tipo de aplicaciones y juegos, sin problemas para mover nada de lo que vamos a instalar a menos que nos vayamos a juegos muy exigentes como FIFA.
  • Una cámara muy válida y muy buena para la gama de entrada, la cual ofrece un buen funcionamiento para foto y vídeo y un excelente modo HDR el cual se recomienda probar.
  • Buen sonido, para un móvil de gama baja se agradece.
  • MIUI 8 funciona de lujo y saca pecho frente el Android nativo con la gran cantidad de opciones que ofrece.

En cuanto a los puntos a mejorar o destacar por ser negativos hay varios que son de esperar para este precio pero que no afectan realmente a la valoración, al menos por mi parte:

  • No tiene lector de huellas ni NFC, algo normal en un móvil tan barato.
  • Los botones capacitivos no se iluminan, no necesario pero que estaría bien.

Y nada más, si os gusta recordar que se puede comprar a través de la tienda GearBest, con envío gratis en 10 días en España y con la versión Global por solo 88 euros que es la que nosotros te recomendamos, sin duda un móvil que vale la pena si no queremos gastar más de 100 euros y que nos ofrece la calidad y garantía de Xiaomi. Nunca he visto un Xiaomi estropeado y mira que tengo amigos con uno de estos.

 

Compartir