No será la primera vez que escuches hablar de Teclast, la firma ha lanzado un montón de portátiles y lleva años en el sector. El Teclast F5 es un portátil que lleva un tiempo en el mercado pero lo hemos probado a fondo y creemos que te podría interesar. Si estás buscando un portátil compacto, convertible en tablet, con pantalla Full HD, SSD y potencia suficiente para trabajar en cualquier parte, este podría ser perfecto para ti.

El Teclast F5 es ese portátil que por menos de 300€ te lo da absolutamente todo y bien hecho. Es imposible conseguir un portátil como este en el mercado local por una cifra similar. Y esa es, precisamente, la razón que ha hecho que lo analizásemos a fondo.

Teclast F5: un portátil convertible en tablet con muy buen rendimiento

La mayoría de usuarios no necesitan un portátil super potente, pues muchos no trabajan con programas complejos de altos requisitos ni tampoco juegan en ellos. De hecho, este es el portátil perfecto para aquellos que aman la movilidad y quieren tener un PC para llevar a todas partes sin miedo. Y repetimos esto de miedo porque, por el dinero que cuesta, es una ganga.

Tiene una pantalla de gran calidad, rendimiento sobresaliente para su precio y una construcción sólida. Eso es lo que más nos ha gustado, pero analicemos a fondo el Teclast F5 para que puedas tener tu propio veredicto.

Teclast F5 convertible

Especificaciones del Teclast F5

Empecemos por la ficha técnica.

  • Medidas: 27.80 x 18.80 x 1.20 cm.
  • Peso: 1,08 kg.
  • Pantalla táctil de 11,6 pulgadas IPS con resolución Full HD (1920 x 1080 píxeles) y rotación de 360º. Con capacidad táctil de 10 puntos y 1024 niveles de presión.
  • Procesador Intel Gemini Lake N4100 de 4 núcleos a 2,2 GHz.
  • Gráfica Intel HD Graphics 600.
  • Memoria RAM de 8 GB DDR4 de doble canal.
  • Almacenamiento de 256 GB SSD con una ranura M.2 que permite cambiar el SSD, fácilmente, por uno de tamaño superior si lo necesitas.
  • Batería de 26,6 Wh con autonomía para 5 horas y carga rápida de 24W.
  • Altavoces estéreo.
  • Webcam de 1 MP, suficiente para vídeollamadas aunque con poca calidad.

En cuanto a conectividad viene equipado con WiFi AC y Bluetooth 4.2. En la parte derecha tenemos el conector de carga (USB Tipo C), un puerto microUSB y un puerto microHDMI junto a la ranura para la microSD. Si le damos la vuelta encontramos el jack para auriculares con soporte para micrófono y los botones de encendido y volumen. Un conjunto bueno para correr Windows 10.

Muy ligero y con una pantalla que se ve realmente bien

Su diseño es uno de sus puntos más fuertes. Da mucha sensación de solidez al estar fabricado en aluminio. Pesa solo 1 kg y es muy fino, 13 mm. Sorprende lo compacto que es y eso hará que te lo puedas llevar a cualquier parte en tu carpeta o en tu mochila, sin que a penas ocupe espacio. Es como llevar una libreta más. También hay que recordar que viene con refrigeración pasiva, por lo que no hará nada de ruido.

En cuanto a la pantalla de 11,6 pulgadas debemos decir que no es “enorme”, sobre todo si estás acostumbrado a portátiles de 15 pulgadas, pero se ve realmente bien y sirve para trabajar cómodamente. El panel, IPS y laminado, tiene unos ángulos de visión muy buenos, buen brillo y buena calidad. Nos ha sorprendido en este sentido, para bien.

El teclado es cómodo para unas manos normales, aunque no es el mejor que hemos probado. Es agradable al tacto y las teclas tienen buen recorrido. En cuanto al touchpad, este funciona realmente bien y eso nos ha gustado. La pantalla táctil funciona muy bien, lo cual hace que el modo tablet de Windows 10 sea especialmente útil cuando lo plegamos al completo, para usarlo en cualquier parte como una tablet.

Una de las pocas pegas, como muchos portátiles no nacionales, es que viene con un teclado ANSI sin Ñ y algunos símbolos cambiados. Sin embargo, con un pack de pegatinas como este queda todo corregido y no lo notaremos en el día a día, pues configurado como español funcionará exactamente igual que uno con ñ.

Rendimiento y autonomía: lo primero bien, lo segundo más o menos…

Su procesador es un Intel Gemini Lake N4100, muy usado en portátiles de este rango de precios. En algunas ocasiones este procesador está limitado por el uso de almacenamiento lento pero no es el caso. En esta ocasión va acompañado de un SSD M.2 de buena calidad y 8 GB de memoria RAM DDR4 en doble canal.

Su hardware hace que la experiencia al navegar por Internet, trabajar con ofimática y ver películas sea muy buena. Al trabajar no hemos notado falta de rendimiento. En este aspecto nos ha sorprendido porque no hay ralentizaciones que si hemos notado con otros equipos con un hardware similar. En cuanto a juegos, no está pensado para estos, pero correrá sin problemas títulos sin muchos requisitos como Counter Strike o League of Legends con calidad baja. Sobra decir que Windows 10 va realmente bien, y además si activamos el modo tablet podremos sacarle mucho partido.

Teclast F5 plegado

La batería tiene una capacidad de 26,6 W y da unas 4 horas y media de uso. Está lejos de aguantar una jornada de trabajo entera pero hay que tener en cuenta su tamaño y peso. Además, se puede cargar con una powerbank que admita Power Delivery como esta. El cargador de 24W USB C nos da la sensación de gran calidad y el cable tiene más de 2 metros, eso también es un plus, ya que muchas veces es demasiado corto.

Sus altavoces son estéreo, pero no nos convencen

Tiene un doble altavoz estéreo bien ubicado, pero no nos convence demasiado. Para el día a día es suficiente pero si queremos disfrutar de un sonido mejor estaría bien añadir un buen altavoz Bluetooth de los que te recomendamos aquí, nunca estará demás si quieres mejorar la experiencia. También puedes optar por unos cascos inalámbricos.

¿Vale la pena comprar el Teclast F5?

Análisis del Teclast F5

No hemos encontrado ninguna razón para no comprar este portátil. Eso sí, tienes que tener claro para quien va enfocado: un usuario que no necesita potencia bruta pero busca movilidad y ligereza. La pantalla táctil y el touchpad funcionan realmente bien, y eso es un gran plus ya que puede convertirse en tablet.

Por el precio que tiene es una opción a tener muy en cuenta si tu intención es trabajar en cualquier parte o llevártelo a clase. Tiene buena construcción, pesa poco, funciona bien y es muy versátil. De hecho, es posible que te lo compres pensando en usarlo en el sofá o en tu dormitorio y termines por convertirlo en tu PC para viajes, cumple bien y en caso de pérdida (esperemos que no) no te dolerá demasiado al ser tan económico.

Puedes encontrarlo a la venta en Banggood, por un precio de 286€ de oferta, con un maletín de regalo. Se puede pagar con PayPal y el envío es gratis.

 

También lo encontrarás en la tienda oficial de la marca en AliExpress por 285€ usando los cupones de vendedor.