La mayoría de móviles que vemos en el mercado tienen entre 2500 y 4000 mAh de batería, esta cifra es bastante habitual pero cuando das el salto a los 6000 mAh el número de modelos disponible se reduce, y mucho. Parece que fué ayer cuando hablamos por primera vez del Oukitel K3 y este móvil ya se ha presentado en agosto.

Oukitel ha optado por lanzar un móvil diferente en vez de lanzar el clásico tocho con una batería enorme. El Oukitel K3, un bicho raro que disfruta de doble cámara frontal y trasera, goza de un gran diseño y acabados de calidad pero sin dejar atrás una batería para largas jornadas de trabajo. ¿Cumplirá con su objetivo? Quédate con nosotros, en las siguientes líneas te contamos cómo ha sido nuestra experiencia con este teléfono móvil de la marca china.

Diseno Oukitel K3

Oukitel K3: review completa en español

Empezamos aclarando que hablaremos de un teléfono que tiene un precio de 128 euros en TomTop (ahora que está de oferta) y por esta cantidad no vamos a encontrar nada con una autonomía similar, eso seguro. Es nuestra humilde opinión.

Antiguamente era fácil ver teléfonos chinos por estos precios muy malos pero hoy en día la mayoría de marcas se han puesto las pilas y el Oukitel K3 no parece defraudar en este aspecto. La pega principal y única, tal y como indicamos, es el peso que se eleva hasta los 204 gramos. No es muchísimo pero tampoco es que sea un punto fuerte del terminal. Vayamos con sus especificaciones.

Especificaciones del Oukitel K3

A pesar de tener un precio muy reducido, el Oukitel K3 juega en la liga de la gama media con un hardware bastante conocido que no defrauda en el día a día y que no se lleva muy bien con los juegos más exigentes pero sí con todo lo demás.

  • Pantalla de 5,5 pulgadas con resolución Full HD.
  • Procesador MediaTek MTK6750T de 8 núcleos a 1,5 GHz con gráfica Mali T860.
  • 4 GB de memoria RAM.
  • 64 GB de almacenamiento con posibilidad de expansión a través de microSD hasta 128 GB extra.
  • Cámara doble de 16 MP + 2 MP tanto en la parte frontal como en la parte trasera.
  • Batería de 6000 mAh, capaz de cargarse al completo en una hora y cincuenta minutos gracias a la carga rápida Pump Express de 9V / 2A.

Si nos alejamos del núcleo, toca hablar de todos los añadidos que el terminal trae como el GPS, Bluetooth 4.1, WiFi N, sensor de huellas frontal, USB OTG, radio FM, 4G (con todas las bandas del 4G que usamos en España, incluso la banda 20 de 800 MHz) y conector microUSB. No hay USB C en este terminal ni tampoco contamos con NFC, las únicas ausencias a destacar en el teléfono.

A todo esto solo nos falta sumar Android 7.0 Nougat y la promesa de actualización a 8.0 Oreo por parte de Oukitel (es una marca seria, seguramente cumpla). Hablemos ahora de su diseño, un punto fuerte del terminal.

Unboxing Oukitel K3

¿Cómo es el Oukitel K3 por fuera?

A pesar de que en un primer momento el terminal se hace algo pesado, es normal por su tamaño de 5,5 pulgadas y su gran batería de 6000 mAh, su diseño se sienten muy premium y no da la impresión de móvil barato como otros modelos de la misma gama. Los acabados son buenos.

Gozamos de unas dimensiones de 155,7 x 77,7 x 10,3 mm. Ya vemos que el terminal es un poco grueso ya que llega al centímetro de grosor y eso es algo que no estamos acostumbrados a ver. En los primeros momentos de uso se puede llegar a hacer algo incómodo pero uno rápido se adapta y al ver la autonomía que tiene todo ese pequeño pesa extra se ve compensado y se queda en el pasado.

Oukitel K3 Androidphoria

Tanto su parte frontal como la parte trasera gozan de un tacto de vidrio muy bueno, unos acabados de calidad con unos bordes redondeados que nos recuerdan mucho a los móviles de la marca Sony. El Oukitel K3 ha huído del clásico diseño iphone friendly para dar paso a un teléfono con más personalidad. En la parte inferior gozamos del altavoz, con un volumen bastante alto y del conector microUSB mientras que en la parte superior tenemos el conector para jack de 3,5 mm.

El móvil goza de un buen tacto (mejor con una funda para que no se resbale) y de los botones de encendido y volumen en el lado derecho del mismo junto a la bandeja dual-SIM híbrida (o dos SIM o bien una SIM y una microSD). En las imágenes podemos ver que pese a ser negro tiene todos los laterales de color dorado y un montón de biselados que le dan un aspecto diferente. A mí personalmente me gustan los móviles de color uniforme pero sí que es cierto que este se siente más original y eso es algo que se agradece en un mundo donde todos los móviles parecen iguales.

Diseno Oukitel K3

Otro de los detalles que nos ha gustado mucho es que este Oukitel K3 goza de botones capacitivos fuera de la pantalla, como hacía Samsung en el Galaxy S7, y un sensor de huellas frontal que va muy bien, no es el más rápido del mercado pero funciona bien y desbloquea a la primera. Este detalle, que parece una tontería, sirve para no tener que integrar las teclas de navegación en pantalla y aprovechar mejor el espacio de su gran panel Full HD de 5,5 pulgadas que se ve de forma espectacular. Y sí, es uno de sus puntos fuertes sin duda alguna, una pantalla de gran calidad en un móvil que no llega ni a los 130 euros.

Las 4 cámaras del Oukitel K3: ¿puro marketing?

Una vez zanjado el tema del diseño, bastante bueno por cierto, hay que hablar de la curiosa configuración de cámara de este teléfono. El Oukitel K3 disfruta de una doble cámara tanto en la parte frontal como en la parte trasera y lo mejor de todo es que se trata de una configuración similar en ambos casos, 16 MP + 2 MP aunque, en la parte trasera disfrutamos de un sensor mucho mejor que en la parte frontal.

Estas dobles cámaras nos sirven para medir la profundidad pero, con una segunda lente de esta cantidad de MP, no nos van a valer de mucho. Aclaramos que las cámaras, tanto la frontal como la trasera, se comportan muy bien pero solo usando su sensor principal, la lente supletoria nos sirve para disfrutar de un efecto bokeh bastante mediocre y que poco o nada tiene que ver con las cámaras de gamas más altas como la del OnePlus 5T o similares.

En conclusión, el Oukitel K3 disfruta de una buena cámara tanto en la parte frontal como en la parte trasera (para esta gama), pero no así de la cámara extra que es más bien un reclamo de marketing. Nosotros hubiésemos preferido una cámara sola pero en las muestras podéis ver que las fotos son bastante buenas. El vídeo tampoco lo graba nada mal, en nuestra pruebas incluso parecía que el estabilizador electrónico estaba activo.

Podéis ver que en la última toma sobreexpone bastante la imagen pero con el modo HDR se puede arreglar sin problema solo que hemos preferido mostraros qué tal funciona el sensor de serie. Saca buenas fotos pero sí que es cierto que se requiere un tiempo para dominar la cámara ya que, a diferencia de los móviles de gama alta, en estos siempre hay que tener un poco más de cuidado con las tomas pero se pueden hacer fotos impresionantes.

Rendimiento y autonomía, el punto fuerte del Oukitel K3

Hemos visto que tenemos un buen diseño, una gran pantalla y una cámara decente pero… ¿cuál es el punto fuerte del terminal? Pues sí, efectivamente, es tanto su rendimiento como su autonomía y vamos a hablar primero de su potencia.

El rendimiento del Oukitel K3 es de unos 40000 puntos en AnTuTu pero eso no le impide, gracias a un Android 7.0 Nougat nativo con pequeñas pinceladas de Oukitel, disfrutar de un rendimiento bueno en cualquier aplicación que vayamos a utilizar. Al igual que muchos móviles más económicos, quizás le queden grandes juegos como FIFA o F1 pero algunos como Modern Combat 5 se pueden jugar sin mayores problemas.

Interfaz Oukitel K3

El Oukitel K3 ha demostrado una solidez buena en el uso del WiFi, rendimiento bueno al usar el sistema, gran cobertura y un buen rendimiento al usar el GPS. No hay pegas en este aspecto. Su interfaz nos ha gustado y más cuando tenemos un Android nativo que funciona muy bien.

¿Cuánto dura la batería del Oukitel K3?

Viendo los números y comparando con otros teléfonos nos podemos hacer una idea pero no podemos saberlo hasta que hacemos la prueba. Hemos hecho diferentes pruebas y hemos extraído diferentes autonomías, ninguna de ellas ha sido inferior al día de uso, es prácticamente imposible agotar la batería del móvil en una sola jornada aunque si usamos unas 9 horas y media su pantalla sí seremos capaces.

  • Hasta 9 horas y media de pantalla, usando el teléfono a tope durante una jornada.
  • Entre 7 u 8 horas de pantalla, usando el teléfono de 2 a 3 días un par de horas o más cada día.
  • Un gasto de entre un 8% y un 10% cada día, en standby, es decir, si no usamos mucho el móvil su batería aguantará la semana sin mayores problemas aunque esté conectado al WiFi y a los datos 4G en todo momento.

A pesar de que la autonomía es muy buena todavía no llega a ofrecer lo que nos esperábamos. Con un pantalla de 5,5 pulgadas Full HD y los 6000 mAh debería sobrepasar, sin problemas, las 11 horas de pantalla aunque no hay muchos teléfonos que puedan ofrecernos algo así (si es que hay alguno). Lo que sí hace es una muy buena gestión de la misma en el modo espera. Si llevase una pantalla AMOLED quizás estaríamos hablando de una autonomía de unas 11 o 12 horas de pantalla pero también de un precio mucho mayor.

Pantalla Oukitel K3

Conclusión: ¿Vale la pena el Oukitel K3?

Vamos a sacar unas conclusiones muy simples para no aburrirte con el tema. El teléfono tiene un gran diseño, una gran pantalla y una buena autonomía pero es algo grueso y no tiene NFC. ¿Crees que se pueden perdonar esas das últimas pegas si su precio son 128 euros en la oferta que te dejamos a continuación? Nosotros pensamos que sí.

Si estás buscando un teléfono con una buena pantalla, buena batería y un precio contenido no hay muchas más opciones en el mercado, este Oukitel K3 es perfecto para los que necesitan la máxima autonomía y además, la marca china, siempre ha destacado por la gran resistencia de sus terminales. Si te quieres hacer con uno te dejamos con una oferta de TomTop, puedes usar el envío gratis para evitar las aduanas y lo tendrás en pocos días en casa.

 

Compartir