¿Estás cansado de Android? ¿Buscas nuevas experiencias y la manzana te está tentando? Si te pasas al lado oscuro, y buscas lo mejor de Apple, no te queda otra que optar por su tope de gama. El iPhone X es el mejor móvil de Apple que puedes comprar pero, ¿es el mejor móvil del mercado?

Después de probar a conciencia el iPhone X y de haber podido pasar incluso las conversaciones de WhatsApp, con su consiguiente odisea, hemos podido hacernos una buena opinión del tope de gama de Apple. Sorpresa mayúscula: a pesar de ser un acérrimo defensor de Android no me ha decepcionado, ni mucho menos. Aquí debajo tienes todo lo que necesitas saber del iPhone X.

Análisis a fondo del iPhone X

No podemos negarlo, nada más sacarlo de la caja lo que más nos llama la atención del iPhone es su diseño. Y es que no pasa precisamente desapercibido, sobre todo por su… sí, por su notch. Aún así, no salgas corriendo, que el notch no te espante, y es que el iPhone X tiene muchas virtudes para paliarlo.

De hecho, el iPhone X nos proporciona una experiencia de diez. Poco podemos reprochar al tope de gama de los de Cupertino, así que entremos en materia para ver si el iPhone X es todo lo que Apple nos promete.

Diseño, ¿el notch está ahí?

Hay que reconocerlo, el diseño del iPhone X es exquisito. Tanto por la calidad de los materiales utilizados, como por la reducción de marcos -notch aparte- sienta estupendamente en mano. Por fin tenemos lo que queríamos, un móvil todo pantalla que no sea demasiado grande, y es que los que preferimos los tamaños algo más contenidos podemos estar satisfechos con el iPhone X.

Si bien el notch es algo que llama poderosamente la atención los primeros minutos, rápidamente nos olvidamos de él. ¿Cómo no hacerlo con esa pantalla? Posiblemente estemos delante de uno de los mejores paneles del mercado. Todo ello a pesar de no contar con una resolución extremadamente alta. Una experiencia que no se ve para nada enturbiada por el notch, al contrario de lo que podríamos pensar.

Lo que sí tenemos que destacar es la fragilidad del dispositivo. No es de extrañar, y es que está enteramente construido en cristal, salvo por el marco metálico que lo rodea. No obstante, pese a su construcción tan buena, es un auténtico imán de huellas. Además, en su parte trasera encontraremos un desagradable bulto gracias a la doble cámara. Eso sí, no es nada que no podamos solucionar con una buena funda.

Rendimiento: un sobresaliente “con ayuda”

Está claro, no podemos poner pegas al rendimiento del iPhone X, y es que es sobresaliente. El software se mueve de forma extremadamente fluida. No es menos si tenemos en cuenta sus especificaciones, y es que cuenta con lo mejor del mercado:

  • Procesador Apple A11
  • 3 GB de RAM y 64 o 256 GB de almacenamiento, no ampliables
  • 2716 mAh
  • Pantalla de 5,8 pulgadas Full HD+
  • iOS 11
  • Cámara doble de 12 MP con f/1.8 + 12 MP con f/2.4
  • Cámara frontal de 7 MP

Como vemos, potencia bruta no nos va a faltar, pero no está ahí la clave del buen rendimiento del iPhone X. De hecho, esta se encuentra en iOS 11. Y es que el sistema sigue congelando las aplicaciones en segundo plano, lo que ahorra recursos y batería. No obstante, también tiene sus desventajas, como el hecho de que si tenemos una descarga en proceso dentro de una app – como, por ejemplo, Spotify – esta se detendrá hasta que entremos de nuevo.

En pocas palabras, el iPhone X consigue su rendimiento sobresaliente con ciertas trampas, aunque no es nada que no supiéramos de iOS.

Cámara: esto sí que es un buen modo retrato

Llegamos a uno de los apartados más críticos en un gama alta. Con un rendimiento más que excelente en los mejores móviles del mercado, las mayores diferencias se encuentran en la cámara. Y no es para menos, viendo la soberbia experiencia que nos ofrece.

Entrando en detalles, lo que más llama la atención, además de la calidad de las imágenes, es la cantidad de posibilidades que tenemos para explotar el modo retrato. Contamos con distintas iluminaciones que harán las delicias de todos aquellos a los que les entusiasme la fotografía en su corriente más artística. Además, contamos con estos mismos modos en la cámara delantera, todo un punto a favor que hará nuestros selfies más interesantes.

En cuanto al resto de fotografías, nos encontramos con una interpretación del color excelente. Atrás quedan los colores sobresaturados de Samsung, el iPhone X encuentra el equilibrio en cada fotografía. Además, como era de esperar, conseguimos un alto nivel de detalle, así como un sorprendentemente escaso ruido en las fotografías nocturnas o en interiores poco iluminados. Sin duda, es una de las mejores cámaras del momento.

El punto de vista de un Android-lover: ¿me compraría el iPhone X?

Esta vez no se trata de comprar un móvil por sus características, sino por su sistema operativo. Y es que la convivencia con el iPhone X es difícil si no te adaptas a iOS. Si este es tu caso, te recomendamos otras alternativas de este nivel en el mundo Android como el Samsung Galaxy S9+.

En caso contrario, el iPhone X es una de las mejores compras que puedes hacer. Ya sea por su buena experiencia de uso, por el diseño que nos hace olvidar rápidamente el notch o simplemente, por las opciones de su cámara. Si buscas el mejor móvil del ecosistema de Apple, no hay duda, el iPhone X se ha ganado ese puesto. Y no solo este, para nosotros, es uno de los mejores móviles del momento.