España une fuerzas para luchar contra la ilegalidad de Airbnb

airbnb

Hay algo que en el mundo que vivimos no se tiene demasiado en cuenta, la ley. Sí, las grandes empresas tecnológicas que empiezan como una simple idea salen adelante a base de saltarse, a diestro y siniestro, la ley.

El ejemplo, Uber, un servicio que ha sido prohibido en España y que se ha visto obligado a reinventarse, sin demasiado éxito, para volver a nuestro país. Ahora, la próxima caza, va a por Airbnb y es que esta gran empresa tampoco ha tenido demasiado en cuenta las leyes de nuestro país para organizar un negocio sólido.

No empiezan con buen pie, pero nunca molestan

Cuando uno de estos servicios llega a nuestro país nadie dice nada, Airbnb llegó como algo que solo conocían unos pocos, más que nada los millennials que usaban el servicio como alternativa “low cost” a los alojamientos convencionales y poco a poco se ha ido expandiendo.

Airbnb llegó a un país donde más del 10% de su PIB se basa en el turismo y eso supone entrar en un terreno en el que, a la larga, siempre vas a tener problemas. La lucha legal que están llevando grandes ciudades de España como Madrid o Barcelona contra Airbnb están haciendo que el servicio se tenga que replantear su modelo de negocio.

Airbnb hace que haya, al menos, 1 de cada 3 alojamientos en situación ilegal. Las investigaciones apuntan a que un 40% de las viviendas están ilegales y eso supone una evasión de impuestos brutal. Que las leyes y los impuestos en España se paguen como se paguen es otra cosa pero estos servicios están cometiendo delitos, al igual que muchos otros (como no), contra las leyes de España.

Las startups crecen y gestionar un gran negocio ya no es lo mismo

En Barcelona está suponiendo un problema enorme y de hecho la ciudad ya ha iniciado acciones legales frente a sus dueños, llegando incluso a imponer grandes multas a alguno de sus directivos por realquilar su piso de forma ilegal a través de la plataforma.

Lee también:  Estas smartbands tienen la mejor relación calidad/precio del 2021

En Madrid, sin embargo, todavía empiezan a tener problemas con el servicio y lo que sugiere Cifuentes es que cada comunidad de vecinos decida si alguno de sus pisos puede o no entrar en el servicio, una medida cautelar que podría ayudar a mejorar la situación. Eso sí, además de eso las viviendas deben estar adaptadas al turismo.

¿A vosotros qué os parecen los problemas que está teniendo Airbnb en España?