Los errores que cometemos al estrenar móvil

Ha llegado el gran día. Te compras un nuevo smartphone. Es un día de mucha felicidad. Sujetas el teléfono y lo miras con admiración. Te cuesta creer que por fin tu deseado smartphone esté ya en tus manos. Al ser nuevo vas a ser tremendamente cuidadoso. No le puede pasar absolutamente nada al móvil. Vas a tomar todas las precauciones necesarias para evitar que le pase algo. Es una reacción normal. ¿El problema? Vas a cometer los típicos errores que cometemos al estrenar móvil.

Son cosas que realizamos de forma inconsciente. Todo por una única razón. Mantener nuestro smartphone como nuevo y tratar de evitar al máximo que sufra algún rasguño. No son cosas que hagas con mala intención, pero en algunos casos no ayudan. Puede que incluso hagas más probable que algo ocurra. ¿Listos para descubrir estos errores?

No quitar el plástico de la pantalla hasta que se caiga

Uno de los mayores miedos que existen es que se raye la pantalla de nuestro móvil. Nos da absoluto pánico. Algo normal. Por eso, con la esperanza de que la pantalla no se raye le dejamos puesto el plástico que viene con el móvil cuando lo compramos. Poco a poco el plástico se va despegando por las esquinas, se va arrugando cada día más. Pero lo dejamos puesto. Así evitamos que la pantalla se raye. Aunque este no es el caso.

Lee también:  Black Shark 4S y 4S Pro: ¿dónde está el fallo?

¿Por qué? El polvo empieza a colarse por las esquinas. Al usar la pantalla estás desplazando el polvo a lo largo de la misma. En el polvo hay granitos que pueden rayar la pantalla. Para evitar que esto pase lo mejor es comprar un cristal templado.

No cargarlo hasta que se apague y cargarlo al 100%

Una de las muchas leyendas que circulan por internet hace referencia a la batería. Es bueno dejarla vaciarse del todo. De esta forma evitas que se rompa y va a durar más. Esto no tiene sentido alguno, además de no haber sido demostrado.

Otro error con la batería es cargarla siempre al 100%. Los expertos recomiendan que se encuentre entre el 20 y el 80% de carga total. Ese 20% restante es el margen de seguridad. De esta forma evitamos desgastar la batería del teléfono. Al desgastar la batería de nuestro smartphone hay una gran probabilidad de que se rompa de forma definitiva.

Instalar un antivirus y un optimizador

Como os hemos comentado, hay cosas que no tiene sentido instalar en nuestros smartphones. Un optimizador es algo totalmente inútil para tu smartphone. No hace nada para mejorar su rendimiento. Simplemente cierra aplicaciones abiertas, algo que tú mismo puedes hacer de forma sencilla. Realmente hay algo para lo que los optimizadores sirven: Gastar batería y consumir memoria RAM.

Lee también:  El Oukitel WP15 es oficial: una bestia 5G con batería de 15600 mAh

El caso de los antivirus es algo comprensible. Quieres evitar problemas en el teléfono. Pero siendo realistas no es necesario. Toda app que descargas de Google Play es segura. Están libres de virus y malware. Y generalmente las páginas que visitas son seguras, por lo que no habría nada que temer. Ten sentido común y no vas a necesitar de un antivirus. Además, hay formas de reconocer si tu teléfono tiene un virus.

¿Qué os parecen estos errores? ¿Lo habéis cometido alguna vez?