Ventajas y desventajas de tener un móvil con USB C

USB C necesario

Mucha gente ve que en el mercado hay muchos dispositivos que todavía no tienen un conector de carga con USB C sino que siguen usando el clásico microUSB. La razón de esto puede deberse a varias cosas: o bien son más baratos, porque usan tecnología antigua, o son móviles que se han diseñado hace tiempo y salen ahora al mercado.

De todas formas, la mayoría de móviles de gama alta y marcas punteras están montando el nuevo USB C y este tiene algunas ventajas pero… ¿es necesario?

Diferencia USB C y microUSB

¿Qué ventajas te aporta el USB?

Para saber si es necesario o no deberías saber qué ventajas te aporta el USB C aunque en algunos casos, aunque monte USB C, no quiere decir que te vaya a aportar todas estas ventajas.

Con el USB C se siguen usando estándares antiguos como el USB 2.1 y para que el conector USB tenga, sí o sí, todas las ventajas necesitarás que siga el estándar USB 3.1 que muchos móviles no siguen.

Las ventajas del USB

En el caso de que tengas la última versión el USB C te puede dar más de una ventaja que te gustará saber:

  • Se puede conectar de ambos lados, evitando el dolor de cabeza que nos trae el microUSB.
  • Puede ser usado para cargar otros móviles, al ser un conector que permite enviar energía de un móvil a otro (aunque esto dependerá del móvil). Además, admite mucha más potencia por eso se usa para cargar portátiles.
  • Puede proporcionar una salida HDMI (a través de un adaptador). Si quieres saber más descubre cómo poner una salida HDMI a tu Galaxy S8.
  • Mayores tasas de transferencia, siempre y cuando se use un estándar más moderno.
Lee también:  Las mejores alternativas a Photocall.tv para que veas la TV gratis

Una vez dicho esto, ¿es necesario? Pues la verdad es que está bien. Si muchos pudieramos elegir seguramente nos iríamos al nuevo estándar USB C pero también es cierto que mucha gente no usa este tipo de cosas.

¿Qué tiene de malo usar el USB C?

Lo malo de usar el USB es que todos tus cables, cargadores de coche, etc. se van a quedar obsoletos. En muchos casos solucionarás comprando un nuevo cable pero en otras ocasiones lo mejor es que te compres un adaptador a USB C y listo. Podrás hacer que cualquier cable microUSB se conecte en un dispositivo con USB C.