8 razones para no confiarle tu rutina a las apps de ejercicio

¿Qué tan fiables son las apps de ejercicio? 8 razones para no fiarse

Con la pandemia del 2020, muchas cosas que hacíamos fuera, las trajimos a casa y una de esas fue el ejercicio para quienes se preocupan por su salud y su figura. Las aplicaciones respondieron a esta necesidad, trayendo múltiples opciones para ejercitarse en donde fuera o incluso inventando para los poco adeptos al compromiso utilizando juegos. Sin embargo, ¿fue tan buena idea?

Tal vez, las rutinas desde casa no han podido desbancar a los gimnasios en cuanto a la calidad de tu tiempo de ejercicio y el compromiso forjado. Para que te lo pienses, aquí te van ocho razones de por qué las apps de ejercicio no son tan confiables como lo sería un entrenador en vivo y directo mientras te ejercitas.

Las rutinas de las apps de ejercicio te pueden llegar a aburrir

¿Qué tan fiables son las apps de ejercicio? 8 razones para no fiarse

La mayoría de las apps de ejercicio tienen una lista plana de rutinas para ti, que no tan a la larga pueden aburrirte. Suelen ser demasiado básicas y fáciles de cumplir, lo cual no reporta ningún desafío ni te ayuda a ir escalando en tus niveles de fuerza y resistencia.

La repetición de estas rutinas, aunque puede variar según tus días, solo te darán una lista de opciones limitadas. Cosa contraria en los gimnasios, donde es posible tener mayor creatividad utilizando no solo tu cuerpo, sino diferentes instrumentos.

Lee también:  "Tía Paola": ¿qué significa y cuál es el origen del meme viral en TikTok?

Son muy fáciles de olvidar y dejar atrás

Cuando entras a un gimnasio y pagas membresía, es natural sentirte parte de un grupo y tener más motivaciones para asistir regularmente que en el caso de solo mantenerte con una app de ejercicio. Estas suelen tener sus notificaciones para alertarte si te has saltado alguna rutina, pero por lo general, no es suficiente. Son fáciles de olvidar o de quitar de la pantalla y luego dejarlas de lado hasta que acumulan polvo y terminas desinstalándolas.

Las recompensas que algunas apps de ejercicio dan no fortalecen tu compromiso

¿Qué tan fiables son las apps de ejercicio? 8 razones para no fiarse

Algunas apps de ejercicio se las ingenian para darte una recompensa que te mantenga motivado en la rutina diaria. Monedas u otros tokens que puedes ir acumulando. Sin embargo, tampoco son razones de fuerza para ayudarte a seguir en la rutina y fomentarte disciplina.

Tal como las notificaciones, las puedes ir dejando en el olvido, pues no representan nada tangible que te dé una recompensa inmediata. La forma más sencilla de darle significado a las apps de ejercicio con premios, es compitiendo o dirigiéndolas a un público infantil que sí que se emociona por premios de ese tipo.

No son personalizables, y por ende, pueden brindarte muy poca ayuda para tu rutina de ejercicio ideal

¿Qué tan fiables son las apps de ejercicio? 8 razones para no fiarse

No estamos cortados por la misma tijera, y en nuestra diversidad, las apps de ejercicio pueden encontrar su talón de Aquiles. Confiar en un programa que no valora tus circunstancias personales, que con seguridad son muy diferentes a las de los demás, es contraproducente y te puede llevar por un camino que quizá no sea el más apropiado para ti y tu condición física.

Es cierto que existen apps más atentas, que te piden datos biométricos y que establezcas metas personales; en función a esto te sueltan una serie de rutinas ajustadas. Sin embargo, nunca serán tan sabias y meticulosas como lo sería entrenar junto a un profesional en la materia.

Lee también:  Probamos la Ugee S640W: una tableta digitalizadora, inalámbrica y barata

Recuerda que para mantener una vida saludable, en el mundo del ejercicio, la actividad física no lo es todo. Debes considerar muchos otros factores como alimentación, el estado actual de tu cuerpo, tus objetivos y qué sería mejor para ti, antes de decidirte a tomar una rutina. Esto con las aplicaciones no lo conseguirás.

Las apps de ejercicio no son las mejores maestras a la hora de aprender la técnica de cada ejercicio

¿Qué tan fiables son las apps de ejercicio? 8 razones para no fiarse

Si bien las apps de ejercicio en su mayoría suelen incluir vídeos demostrativos para que sepas cómo realizar cada maniobra, carecen del beneficio de tener a alguien al lado que sepa corregirte en tiempo real si estás haciendo algo de manera indebida.

Esto es muy importante y básico. De hecho, el realizar bien o no un ejercicio será la diferencia en tu progreso e incluso en tu salud. Ten en cuenta que puedes lastimarte si ejecutas algo como no se debe sin darte cuenta, aun si tienes en mente el procedimiento gracias a los vídeos.

Muchas personas (el público general) van aprendiendo sobre la marcha a controlar mejor su cuerpo y moverlo de formas diferentes cuando apenas entran en el mundo fitness. Por eso siempre será mejor tener una supervisión constante de lo que haces desde la perspectiva de un experto.

Si haces trampa en el ejercicio, nadie lo sabrá

¿Qué tan fiables son las apps de ejercicio? 8 razones para no fiarse

Las aplicaciones de ejercicio pueden ser muy fáciles de engañar aun si rastrean tu progreso con algún wearable. Es decir, te dan pie a hacer trampa sin que estas se enteren realmente. Un ejemplo es algo tan simple como mover la muñeca constantemente mientras estás sentado o acostado, haciendo la pereza, viendo TV o conectado al ordenador. Si tienes un smartwatch que monitoriza tu movimiento, puede que lo tome como actividad física y pase por alto tus faltas.

Lee también:  Google G1: así podría haber sido el primer móvil Android con pantalla táctil de la historia

No pasa lo mismo en un gimnasio, por supuesto, y el hecho de estar presente allí con otras personas supervisándote, te motivará a hacer las cosas bien. Al final, te beneficiarás con más seguridad, a diferencia de si tomas la ruta sencilla con una app que no te puede regañar cuando de verdad lo necesitas.

Tu información personal podría verse comprometida

¿Qué tan fiables son las apps de ejercicio? 8 razones para no fiarse

Siempre que te bajas una app de ejercicio, es usual que esta te solicite ingresar algunos datos personales como tu nombre, apellido, fecha de nacimiento e incluso lugar donde vives. Otras simplemente te piden iniciar sesión desde alguna red social y de esta forma se conecta con el resto que están vinculadas.

Sabiendo que hoy en día la filtración de datos personales por apps es muy común, quizá no sea tan buena idea darles una oportunidad a los hackers de hacerse con tu información eligiendo un medio de ejercicio tan poco confiable.

Puede que te sientas solo al entrenar por tu cuenta

¿Qué tan fiables son las apps de ejercicio? 8 razones para no fiarse

El hecho de ejercitarte es para beneficiar no solo tu salud física, sino también tu salud mental. Esto puede ser afectado por el hecho de entrenar por tu cuenta estando solo en casa. Hacerlo de esta manera te resta muchos beneficios que un área social abierta o el gimnasio te brindan por defecto: contacto con otras personas, mayores motivaciones para seguir, sugerencias o consejos de veteranos, etc.

Como ves, apoyarte por completo en una app de ejercicio no es la mejor forma de mantener tu salud física. Tampoco son una mala herramienta para hacer actividad física de vez en cuando o en los casos donde te es imposible salir, pero como base principal, deja mucho qué desear.

¿Ya habías usado alguna app de ejercicio antes?