Las 3 principales mejoras del 5G son sus grandes problemas

Mejoras reales 5G

Estamos seguros de que alguna vez has oído hablar de las redes 5G. Estas redes, que no son en realidad una evolución del 4G, están pensadas para el Internet de las Cosas y el avance real de las conexiones 5G poco o nada tiene que ver con el paso del 3G al 4G que mejoró la tecnología, y mucho.

Entonces… ¿qué es exactamente el 5G? El famoso 5G es algo que ya ha sido probado en pruebas de campo pero… ¿por qué es mejor? ¿qué tiene de nuevo?

5 cambios 5G

Las redes 5G permiten más conexiones y más velocidad, pero no con mejoras de la tecnología

Explicado para dummies, o gente que no lo entienda, las redes 5G son una estandarización de diferentes tecnologías y una mejora de la tecnología actual pero no un cambio brutal como tal.

Las ondas serán más pequeñas, y permitirán más conexiones

Una de las principales mejoras de las redes 5G serán las nuevas ondas milimétricas que pretenden aprovechar mejor el espectro de frecuencias para funcionar en un ancho de banda más grande, lo que permitirá más conexiones.

Lee también:  Carga rápida del móvil: todo lo que debes saber

Ahora bien, más conexiones y un ancho de banda más grande significa pasar de las redes de 6 GHz a las redes de 300 GHz y, para el que sepa algo de ondas, en esta longitud las ondas tienen menos alcance y una mayor resistencia a los objetos.

Se necesitarán más antenas, y seguramente mayor radiación

En resumen, cuanto más alta sea la frecuencia, más difícil será atravesar los edificios y eso significa que las redes 5G necesitarán de muchos repetidores a lo largo de la ciudad (en parques, edificios, estaciones de metro, etc.). Sí, permitirá conectar a más gente pero con muchas más antenas.

A mucha gente quizás la gran cantidad de radiación a la que está expuesta no le preocupa pero si tenemos que aumentar las estaciones y repetidores la radiación será brutal, de eso no cabe duda.

Es posible que esta radiación, al ser más cercana y menos potente, no sea tan perjudicial pero para eso tendríamos que tener un estudio que especifique cómo nos afectan estas ondas y a día de hoy no hay nada fiable para saber si realmente son buenas o malas. Es decir, sabemos que no son buenas pero no sabemos cómo de malas son.

La ciudad necesitará de células inteligentes que te aseguren la mejor cobertura donde estés pero eso necesita de tecnologías que estén calculando constantemente cómo es la señal y cuál es mejor de las que se recibe.

Lee también:  Al final, OnlyFans no prohibirá el contenido para adultos en octubre

A su vez, las centrales que emiten señales tendrán que multiplicar, por mucho, sus transmisoras. Esto quiere decir que pasarán de usar 10 antenas para emitir (es un ejemplo) a 100. La cantidad de antenas que se usan podrán procesar y acaparar más señales.

Quieren ofrecer un canal de emitir y recibir a la vez, algo muy complicado

Velocidad de redes 5G

Dentro de una misma frecuencia no se puede emitir y recibir. Normalmente se usan bandas diferentes para emitir y recibir señales y el 5G pretende usar un mismo canal para enviar y recibir las señales.

Para esto se necesitarán conmutadores de alta velocidad que puedan cambiar entre recepción y emisión ya que, en realidad, será imposible que haya un canal que emita y reciba a la vez (de forma real). Los canales del 5G podrán enviar y recibir en un futuro pero lo que en realidad estarán haciendo es alternar entre una función y otra tan rápido que no nos daremos cuenta de que lo hacen.

Por lo tanto, el 5G será una gran mejora pero requiere una gran inversión para que todo esté conectado. Quizás haya algo diferente que deje al 5G obsoleto por completo antes de que su despliegue termine porque en muchos lugares del mundo implantar este tipo de tecnología parece inviable.