El Huawei P20 Pro se somete a un test de resistencia ¿Cómo le irá?

Huawei P20 Pro test de resistencia

El Huawei P20 Pro se somete a un exhaustivo test de resistencia que pone a prueba al buque insignia de la compañía. Sí, dicho dispositivo por donde lo mires es demasiado premium y es un móvil que posee tres cámaras traseras. Además, de poseer una muesca frontal o como comúnmente se conoce como notch. En el interior de este terminal, tenemos un poderoso procesador Kirin 970, 6 GB de RAM y Android 8.0 Ore. Sin embargo, ¿toda esa potencia le bastará para pasar el test de resistencia?

En nuestra web estamos muy familiarizados con estos test de resistencia, ya que hemos visto el del Nokia 2, el del OnePlus 5T y otros más. En esta oportunidad, le toca aun buque insignia que acaba de aterrizar en el mercado para apoderarse de él con su excelente apartado fotográfico. Este Huawei P20 Pro, es muy potente, pero no es tan resistente como creíamos. ¿Quieres saber cómo va el test?

Huawei P20 Pro. ¿Es resistente o no?

El test de resistencia viene directamente desde Jerry Rig, y lo primero que hace al abrir el móvil es ver su increíble color azul brillante. Luego, pasa a revisar los accesorios que vienen con el móvil, ya que es completamente nuevo. ¿Qué tendrá esta test? Pues nada más y nada menos que rayones, raspaduras, presión, fuego y golpes.

Comienza el test y empieza por unas simples rayaduras en la pantalla que soporta muy bien, ya que las hace con diferentes instrumentos. Luego, pasa a observar detenidamente el notch y la cámara delantera para intentar rayarla con un cuter, increíblemente no se raya, pero la bocina delantera sufre algunos daños. Ahora baja hasta ubicar el botón físico y empieza a rayarlo pero este reacciona muy bien. Una vez terminada la faena, pasa al lector de huellas que está ubicado en la parte lateral del móvil y no corre con la misma suerte, ya que se raya con mucha facilidad y puede dificultar a la hora de usarlo.

En cuanto a su marco, se puede rayar fácilmente pese a que es de un material muy bueno. Pero por otra parte, la tapa trasera es muy resistente a rayaduras y las cámaras no se rayan con la fricción del cuter. Sin embargo, se le puede quitar la pintura de la tapa fácilmente con la hoja del cuter. Ahora pasamos al punto de fuego, en donde deja aproximadamente 10 segundos un encendedor en la pantalla. ¿Qué ocurre? Pues la pantalla sufre mucho, sigue funcionando pero deja un parche brillante que no es muy hermoso visiblemente.

Por último, tenemos el punto de presión o de ejercer fuerza en la pantalla para ver que tanto soporta el móvil. Lastimosamente se dobla muy poco y la pantalla se rompe con gran facilidad, un punto negativo que podemos decir de este test. Sin embargo, sigue funcionando la pantalla pese a estar rota. Cabe resaltar que, todas las pruebas que se le hicieron no nos pueden suceder diariamente y son extremadamente forzosas. Por ende, creemos que este terminal soportará muy bien tu día a día sin ningún tipo de problema.

Compartir